Saltar al contenido

5 Pucheros Veganos Para Chuparse Los Dedos

Inicio / Recetas / Platos

Comer bien

Mercedes Blasco

27 de febrero de 2020 · 13:40

Solo su aroma ahora nos conforta. Son especiales para el tiempo frío, suficientes para una comida y muy terminados nutricionalmente: proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales… ¡para comer con cuchara!

1 / 5

Cómo guardar el tono de las verduras al cocinarlas

Los elementos precisos en todo puchero vegano y sano

Con el invierno, los días cortos y las bajas temperaturas, es conveniente adaptar los menús diarios para templarnos con una cálida sensación de confort. Triunfan fundamentalmente los pucheros, que son sopas compactas que tienen dentro distintos elementos combinados y que nos reconfortan con su aroma hogareño.

Desde la visión dietética, los pucheros son buenísima opción, ahora que la diversidad de sus elementos los hace muy terminados nutricionalmente.

Cómo cocinar las verduras crucíferas

Aportan las proteínas de las legumbres, los hidratos de carbono de los cereales y de las hortalizas, las vitaminas y los minerales de las verduras, y las grasas saludables del aceite y de los frutos secos. Todo ello queda diluido en los caldos de modo armonioso y satisfactorio.

Es un plato clásico en todas y cada una de las cocinas regionales y, por supuesto, además en la tradición vegana. Son recetas de enorme volumen, mas fáciles, desarrolladas desde agua de calidad y lo destacado de la huerta y la despensa. Entre sus primordiales elementos están los próximos:

  • Verduras de invierno. Son escenciales para ofrecer gusto. Debe existir una sección sustancial de raíces, como puerro, cebolla, ajo, zanahoria, nabo o bien chirivía; de tallo y hoja, como apio, perejil, acelga, espinaca, cardo o bien toda la gama de coles y repollos; y de fruto, como la calabaza.

Calendario de temporada: qué frutas y verduras comer cada mes

  • Legumbres. Como garbanzos o bien cualquier género de lenteja o bien judía, como la azuki. Son fundamentales, porque aportan gusto adjuntado con una enorme riqueza de proteínas y minerales. Transforman algún sopa en un plato nutricionalmente terminado y equilibrado. El alga kombu las reblandece y capacidad los sabores.
  • Cereales y féculas. Arroz, mijo, patatas, copos de avena o bien fideos gruesos aportan al puchero una rigidez densa y una enorme riqueza energética por sus hidratos de carbono complejos. Simultáneamente, estos comestibles son el complemento proteico perfecto para las leguminosas.
  • Elementos grasos. Es básico el aceite de oliva virgen plus como medio de transporte de vitaminas liposolubles y de toda clase de aromas y sabores. Comunmente se usa para llevar a cabo un sofrito inicial de cebolla o bien puerro. Aunque además las picadas de frutos secos y semillas son una atrayente fuente de ácidos grasos fundamentales.

Añade tu toque personal

El origen clásico de estos platos nos hace ser tímidos con , aunque por su versatilidad aceptan apps y sabores distintas a los frecuentes. Únicamente debes atreverte.

Alén de los potajes de legumbres, podemos encontrar estofados, sopas, cremas o bien braseados. Elementos como el alga kombu, el tofu, o bien cereales sin gluten como el mijo o bien la quinoa, son bienvenidos y fácilmente combinables.

Sopas vivas sin pasar por los fogones: infinitas opciones

Otros elementos que personalizan y enriquecen los pucheros son condimentos como la cúrcuma, el azafrán, el laurel, el comino, el tomillo y algún yerba y condimenta que aporte gusto, se haga más fácil la digestión y sea de tu gusto.

¿Con cubito de caldo o bien sin ?

Es conveniente no usar cubitos comerciales de caldo, salvo que se tenga la seguridad de que están elaborados con elementos ecológicos y de que no tienen dentro glutamato o bien una excesiva proporción de sal.

Ten presente que una vez están en la mesa, los pucheros además se tienen la posibilidad de aliñar con aceite de oliva virgen plus, salsa de soja o bien inclusive levadura de cerveza.

La elaboración de un óptimo puchero

Los pucheros son platos simples de realizar, sabrosos y que complacen a todos. Se habla esencialmente de echar los elementos en la cazuela y dejarlos hervir en una cocción extendida.

El resultado final va a depender mayormente de la calidad de los elementos que uses. Jura que sean ecológicos, y las verduras, de cercanía, a fin de que estén en su mejor instante. El agua, filtrada o bien refinada para evadir el indicio de gusto y toxinas que deja el agua clorada. Y el aceite de oliva, de primera presión en frío.

Los pucheros no necesitan una atención continua y aceptan llevar a cabo otras ocupaciones hasta entonces. Los puedes elaborar un par de veces a la semana en una cazuela grande. De esta forma obtendrás un óptimo plato para ese día y vas a poder usar el resto de caldo para sopas, sencillamente agregando copos, pan o bien pasta.

Cómo guardar el caldo

Tienes que aguardar a que se enfríe para guardarlo. Después lo filtras y lo pones en un envase de vidrio hermético, a fin de que no coja gusto. En la neverá soportará tres o bien 4 días. Si lo deseas congelar, es preferible llevarlo a cabo en bolsas de congelación particulares, con la fecha de elaboración redactada.

Caldo base de verduras de invierno

Te va a durar hasta tres meses. En el momento en que lo precises, únicamente debes sacarlo, pasar las bolsas por agua fría a fin de que se descongele y ahora vas a poder usarlo en tus sopas y cremas.

Los pucheros resultan un recurso de cocina económico en relación a coste y desempeño, y siendo un plato único muy frecuentemente, ahorras trabajo posterior de limpieza. Mas su primordial virtud es que son muy saludables y gusta comerlos con el frío.

Además te resulta interesante

Mejor estado anímico

5 recetas coloridas para alimentar tu alegría

Comer en el campo o bien la playa

5 recetas distintas para un pícnic vegetal

Mercedes Blasco

Aliños creativos

2 ensaladas muy aromatizadas para evaluar sabores nuevos

Santi Ávalos

Ricas en vitamina C

3 recetas autenticos con pimientos

Luciano Villar

Lo más visto