Saltar al contenido

Todo Sobre Los Mejores Probióticos

Inicio / Nutrición

Salud intestinal

Ana de Azcárate

21 de marzo de 2018 · 17:14

Los probióticos más saludables son los comestibles fermentados, ricos en bacterias que alimentan tu microbiota y de esa manera fortalecen tu salud.

Fermentar es editar, es cambio saecula saeculorum. Mi pasión por la fermentación empezó hace tres años, en el momento en que comencé a llevar a cabo cambios en mi dieta y a leer sobre la consideración de los probióticos para la flora bacteriana y, por lo tanto, para nuestro bienestar por norma general.

Lo que comenzó siendo una investigación más apuntada a temas de salud y nutrición pasó, además, a ser una pasión culinaria. Se debe tener alguna predisposición y también interés para ingresar en el planeta de los fermentos, hay que cultivar un paladar para eso, mas una vez adentro ahora no puedes salir, y ahora no concibes tu cocina sin algo burbujeando en .

6 provecho de tomar comestibles probióticos

Fermentación y probióticos, buenos para el intestino

La fermentación es un desarrollo simple y natural usado por muchas etnias viejas, no solo para guardar los comestibles, sino más bien además para fomentar una buena digestión y hacer mejor la salud.

Los probióticos – en heleno significa “para la vida”– son microorganismos vivos que están presentes en la fermentación de comestibles y que enriquecen y equilibran la flora intestinal.

Hoy en día se charla bastante de la consideración que tiene el tracto gastrointestinal en nuestro confort, y sucede que este “segundo cerebro”, lleno de neurotransmisores básicos como la serotonina, hace considerablemente más que sencillamente conducir la digestión.

Además establece en parte nuestra salud psicológica y juega un papel fundamental en el régimen de ciertas anomalías de la salud.

¿Tomas probióticos con el antibiótico? Es conveniente siempre

Hemos crecido en una sociedad ofuscada con la asepsia, que vió y prosigue observando a las bacterias como contrincantes. Un caso de muestra de esto es el empleo abusivo de antibióticos, la cloración y la utilización de jabones antibacterianos, entre otras cosas.

Esta iniciativa mal establecida –está demostrado que somos una red social de microorganismos, “buenos y pésimos”– ha incidido en nuestra salud y, desde luego, nos inhibe en el momento de consumir y elaborar comestibles fermentados.

Por otro lado, fermentar es una técnica simple, segura y fácil de realizar, que necesita tiempo, temperatura, olfato y también intuición.

“La conexión intestino-cerebro es vigorosa”

Un procedimiento 3 en 1

La fermentación se produjo como una necesidad. En la antigüedad, a falta de frigorífico, era el procedimiento que dejaba guardar a lo largo de tiempo, años inclusive, los comestibles.

Fermentar es hacer las condiciones a fin de que medren microorganismos “sanos” en los comestibles. En verdad, la fermentación láctica es, técnicamente, un desarrollo de descomposición anaeróbica (sin oxígeno) de la materia orgánica a través de diastasas.

Editar el gusto es la tercera aplicación de la fermentación: agrandar el gusto de los comestibles.

3 recetas para fermentar en el hogar

Fermentar es cocinar, mas sin fuego

La fermentación es una manera de cocinar sin fuego que llevamos llevando a la práctica desde el Neolítico. Entonces, su empleo primordial era crear bebidas alcohólicas y pan.

Como apunta Michael Pollan en el reportaje Cooked: la razón de asentarnos y cultivar cereales indudablemente respondió más al deseo de fermentar y generar alcohol que a la necesidad de nutrirnos.

Rejuvelac de quinoa: prepáralo en 3 pasos

En nuestra cultura de hoy existen muchos productos elaborados con fermentación: pan, café, chocolate, té, cerveza, vino, miso, salsa de soja, youghourt, queso, chucrut, kéfir. Por otro lado, la industrialización y las entidades sanitarias regulan estos procesos y fomentan métodos que aniquilan los organismos vivos propios de , tan ventajosos para la salud.

Sin embargo, asistimos a un cambio popular y a un resurgir, retardado, de la cultura de la fermentación. Hoy volvemos a hallar fermentados vivos, como el chucrut o bien el pan de masa madre.

Sandor Katz es un pionero que nos anima a fermentar en el hogar

Si estamos hablando de fermentación no tenemos la posibilidad de olvidar al propulsor de este movimiento culinario. Sandor Katz vive ya hace más de 20 años en una región rural de Tennessee y toma fermentados por fundamentos de salud para remarcar sus defensas.

Se inició en la fermentación por su interés en la nutrición, y además por una necesidad práctica, para lograr guardar las verduras que generaba en su huerto. Después salió adentrando de a poco en el planeta de los microorganismos y en las formas en las que distintas tradiciones de cocina habían aprovechado la fermentación.

8 probióticos y prebióticos para tu flora intestinal

Ha viajado por el planeta dando talleres sobre fermentación y fomentando la reintroducción de esta técnica milenaria en las cocinas.

Su libro Pura fermentación (Ed. Gaia) marcó el comienzo del boom de los fermentados. Más adelante publicó El arte de la fermentación (además con Gaia), un compendio completo sobre la fermentación en distintas etnias.

Katz ofrece un procedimiento más directo, activando los microorganismos propios del vegetal y de la atmósfera que le circunda, sin añadir otros fermentos.

De ahí que es tan apreciado llevarlo a cabo en el hogar, porque el fermento contendrá la red social de bacterias más próximas a ti, aquellas que te cubren y que, por lo tanto, te favorecen.

Las ensaladas verticales que te cuidan por la parte interior

Lo qué ocurre a lo largo de la lacto-fermentación

La lacto-fermentación es producida por lactobacilos, una bacteria común que convierte el azúcar de los comestibles en ácido láctico.

Estas bacterias, presentes en las verduras, se desarrollan en una salmuera y sin oxígeno. Se multiplican rápidamente, más que nada con calor, y dejan libre ácido láctico en considerable suma.

El ácido láctico asegura en oposición al desarrollo de muchas otras bacterias patógenas. En esto se fundamentaba exactamente la utilización de la fermentación como procedimiento para guardar los comestibles. Además, el ácido láctico brinda al alimento un gusto especial.

Los probióticos mejoran el estado mental en la fibromialgia

Fermentar en el hogar, gozar probando

La fermentación es un desarrollo de experimentación. La cocina se transforma en un laboratorio de microbios en recurrente evolución. No solo generas nutrientes fundamentales sino haces las verduras más asimilables. Inclusive eliminas antinutrientes y tóxicos.

Todo por medio de los microbios presentes en la tierra y a los azúcares de las verduras.

Fermentar verduras en el hogar es subjetivamente simple y por su parte complejo. Es un desarrollo enigmático, en el que son otros los que se ocupan de . Es primordial opinar en lo que haces, en la seguridad está además el resultado de la magia de fermentar.

Somos una red social de billones de bacterias, y también nuestro planeta bacteriano es diez ocasiones más grande que el de nuestras células humanas. Cuanto más temprano nos expongamos a más eficiente será nuestro sistema inmunitario.

Fermentados vegetales caseros

Pienso que la clave de nuestra salud está en la relación que poseemos con las bacterias que nos habitan.

Entender ver los fermentados puede conducir tiempo; determinados conectamos inmediatamente con el fragancia y gusto que desarrollan estas bacterias en los comestibles, mas la mayor parte lo halla desagradable. Habitamos la civilización de la complacencia, seducidos por el exitación y la energía que nos contribuye una dieta rica en azúcares, y mudar transporta tiempo, inclusive conocimiento.

Debemos ir de a poco adentrándonos en el planeta de la gastronomía bacteriana y mudar las pautas de nutrición, debemos regresar a las raíces. o bien bacterias. Consumir estos comestibles incrementa las bacterias buenas del organismo, lo que apoya la digestión y fortalece las defensas.

Además te resulta interesante

Fórmulas eficientes

Simbióticos para tu salud: combina prebióticos y probióticos

Dra. Mª Luisa Morales y Dra. Francisca Agustín

Microbiótica

Alíate con las bacterias: por tu salud y por el planeta

Luis Antonio Lázaro

Entrevista a Sandor Katz

Sandor Katz: “Con los fermentados puede mudar tu vida”

Ana de Azcárate

Probióticos y considerablemente más

5 provecho de los fermentados para tu salud

Ana de Azcárate

Lo más visto