Saltar al contenido

Sueño detox: dormir para rejuvenecer

A lo largo del sueño, el cerebro no descansa, sino más bien todo lo opuesto. Pone en marcha todos y cada uno de los mecanismos de autorrecuperación y facilita que tus células se regeneren. Tu cerebro está en una actividad recurrente para dejarte que por la mañana consigas regresar a tus ocupaciones, completamente renovada.

La melatonina, la clave del sueño reparador

Esta hormona trabaja por ti mientras que duermes. Su secreción está relacionada con la regulación de nuestro reloj biológico de adentro, y se le frecuenta llamar “la hormona del sueño”.

Las indagaciones más recientes detallan que no se queda solo ahí, sino apoya numerosas maneras de salud y tiene un papel fundamental en distintas funcionalidades metabólicas:

  • Te asegura de los inconvenientes cardiovasculares
  • Evita la diabetes
  • Protege de nuestros huesos
  • Evita la obesidad
  • Asegura nuestros genes
  • Ralentiza el envejecimiento
  • Tiene funcionalidades antioxidantes
  • Activa la neuroprotección
  • Tiene función antiinflamatoria
  • Apoya al sistema inmune

Mas entre los inconvenientes es que la secreción de la melatonina se ve bajar con la edad.

Precisas llegar más ocasiones a la etapa REM

A lo largo de la noche, todas de las las fases del sueño se marcha repitiendo entre 4 o bien 5 ciclos si dormimos bien. Mas si no lo hacemos, llegamos menos ocasiones a la etapa más esencial que es la REM.

Las 4 fases del sueño

  • Somnolencia. Es la primera etapa donde cerramos los ojos y estamos con sueño.
  • Sueño rápido. Los músculos se relajan (y algunas veces se contraen) mientras que entramos en un sueño más profundo. Es el comienzo del período del sueño, y acostumbra permanecer cerca del 50% del tiempo.
  • Sueño profundo o bien Delta. Es un sueño corto mas muy profundo.
  • Sueño REM. Es en el momento en que soñamos. Es la etapa más que se requiere para el anti-envejecimiento.

Si no dormimos bien, se dismuyen los escenarios de leptina y los de grelina incrementan, con lo que vamos a sentir más ganas de comer.

Sostener la estabilidad hormonal

A lo largo de la etapa REM se segrega la hormona del desarrollo, que tiene un papel primordial en la reparación celular y tiene un relevante papel anti-edad.

La testosterona se segrega engañes duermes, si no descansamos bien, se dismuyen sus escenarios en el torrente sanguíneo. Esta hormona nos asistencia, por ejemplo funcionalidades, a:

  • Desarrollar de manera correcta nuestra masa muscular.
  • Achicar la grasa en el cuerpo.
  • Sostener la consistencia de los huesos en todas y cada una de las edades.

La piel además se repara durante la noche

La piel ejecuta un enorme trabajo de reparación y renovación mientras que estás descansando.

El estrógeno

Es una hormona fundamental, que participa en múltiples procesos y asiste para sostener la piel en buen estado de salud. En las mujeres tiene sus escenarios más altos en sangre precisamente a lo largo de la etapa del sueño REM.

  • Es responsable del desarrollo del pelo. Se asocia a escenarios bajos, tanto la caída capilar como las uñas frágiles.
  • Sostiene la piel despacio y contribuye a guardar su solidez.
  • Evita la aparición temprana de las arrugas y las máculas de la edad, oséa, el rápido declive de la edad.

El colágeno

El sueño además induce la producción de colágeno, que es un ingrediente clave para sostener la piel estable y joven.

  • Forma una barrera frente substancias tóxicas medioambientales y células cancerosas.
  • Es además el encargado de la solidez y la flexibilidad de la piel.
  • Perjudica de igual modo a la aptitud de la piel de sostener agua, de este modo que es sustancial para sostener la piel hidratada.

Sin reposar engordas más

Aunque parezca asombroso, reposar además contribuye a que perdamos peso. Las hormonas leptina y grelina son las que administran los sentimientos de apetito y ansiedad. Y son las causantes del efecto yoyó que se genera tras muchas dietas de adelgazamiento, que además padecen desajustes en el momento en que no dormimos lo primordial.

La grelina es la responsable de alentar el apetito y la leptina manda la señal al cerebro en el momento en que estamos saciados. Si no dormimos bien, los escenarios de leptina se dismuyen –no se manda la señal de saciedad– y los escenarios de grelina incrementan, con lo que vamos a sentir más ganas de comer.

En la etapa REM del sueño es en el momento en que el cuerpo quema más calorías que en ninguna otra etapa de las horas de reposo.

De esta forma que si no dormimos lo bastante, y no logramos llegar y mantenerse en la etapa REM, engordaremos más.

El sueño deficiente además interfiere con la aptitud para metabolizar los hidratos de carbono bien y hace escenarios altos de glucosa en sangre, que incrementan la insulina y el alojamiento de grasa en el cuerpo.

Prácticas para tu sueño “detox”

Requerimos estudiar a hacer prácticas que lo favorezcan:

  • Trata de no comer tras las ocho de la noche y de este modo vas a dar tiempo a tu organismo a volver como estaba de los excesos del día. Cuantas más horas pases de ayuno entre la cena y el desayuno, mejor.
  • Impide las pantallas a última hora de la noche, fundamentalmente las de móvil y de iPads. Su luz azul, según los profesionales, le afirma a nuestro entendimiento que aún no es hora de reposar y tras su empleo nos cuesta más tiempo conciliar el sueño. Si escoges ver la tele, solo haz eso (y no la mires en cama), impide la interacción múltiple por su parte con el móvil inteligente, impide el correo y las comunidades antes de acostarte.
  • Procura tener las propiedades del ambiente perfectas: una habitación apropiadamente ventilada y limpia de substancias invisibles y tóxicas para tu organismo, suspendidas en el ámbito.
  • Puedes seleccionar o bien unir el automasaje con ejercicios suaves. Masajea tus pies con una crema humectante de fragancia dulce y textura gruesa antes de acomodarte y apagar la luz.

Impide las radiaciones artificiales

Coloca el móvil en modo avión si lo empleas como alarma. Así, no va a estar emitiendo radiaciones a la vera de tu cabeza. Mas mejor si lo dejas en otra habitación. Procura tener el mínimo de aparatos eléctricos en la habitación.

Puedes medir los escenarios de radiaciones procedentes del cableado eléctrico y de los aparatos que están tanto en la habitación como del otro lado de la pared.

Procura no mantenerse, fundamentalmente durante la noche, a la vera de transformadores, enrutadores, ni aparatos eléctricos como el frigorífico. Desarrollan radiaciones que tienen la posibilidad de ser un estresor más para tu salud.

Mejor reposar del lado izquierdo

Reposar sobre un lado, en vez de sobre la espalda o bien el estómago, no solo estimula un sueño mejor, sino evita trastornos graves como el alzhéimer y otras anomalías de la salud neurológicas.

La razón es que esta posición facilita la apertura del canal linfático que descarta restos probablemente tóxicos para el cerebro, según estudiosos de la Facultad Stony Brook (USA). En verdad, esta sería la explicación de por qué razón la mayor parte de la gente y de los mamíferos escogen reposar de lado.

A lo largo del sueño el cerebro se baña en el fluido cerebroespinal y el líquido intersicial. De este modo se limpia de los restos metabólicos producidos a lo largo del día en situación parado. La investigación se ha realizado en animales de laboratorio mas se estima la rápida confirmación en personas.

Los profesionales en posturología sugieren reposar sobre el lado izquierdo porque:

  • De esta forma tu corazón bombea con menos esfuerzo.
  • Además ayudas a tu cuerpo a drenar el sistema linfático.
  • Por su parte facilitas la digestión y evitas el reflujo.
  • Tu páncreas trabaja mejor y sostiene bien tu metabolismo.
  • Se oxigena mejor tu cerebro y te despiertas más despejado.