Saltar al contenido

Romper con amor y mantener una buena relación con tus ex

¿Por qué razón prosigo deseando a mis ex-? Porque son gente magnífica. Lo eran antes de conocerlos, lo fueron mientras que estuvimos juntos, y hoy en día prosiguen siéndolo. Cómo no quererlos, tanto como los deseé.

Prácticamente todas mis separaciones fueron cariñosas, y en la mayoría de las situaciones, fueron los que eligieron finalizar la relación. No hubo riñas, no hubo patrañas, no hubo guerras: cuando consigues la aceptación (ahora no me quiere, no quiere continuar conmigo), entonces viene el desafío.

Y sí, me rompieron el corazón, mas me cuidaron y les cuidé y pudimos separarnos con amor.

Para mí fue una genuina liberación el día en el que me percaté de que al separarme, no tenía por qué razón intentar “matar” el cariño que sentía, solo había que convertirlo. Podía continuar queriéndolos aunque no tuviéramos privacidad sexual ni disfrutásemos ahora de la cotidianeidad juntos.

Pienso que a mí me asistió bastante en mis duelos el sentirme querida, reconocida, tratada con cariño y inocencia. Solo me tocó plañir el inmenso mal de la pérdida, trabajar la aceptación, poner los pies en el suelo, y lidiar con la melancolia.

No sentí íra, ni odio, ni furia, solo sentí que había que decirse adiós, y que podíamos continuar queriéndonos sin vernos solamente, sencillamente a sabiendas de que el otro se encontraba ahí, como acompañando en la lejanía.

En otras un par de ocasiones rompí la relación. Y aunque me esmeré por llevarlo a cabo bien, por ser cautelosa, por ser franca, he de admitir que cerré muy rápidamente, con brusquedad y lastimé a mis ex-. No desearon regresar a charlar conmigo, mas aún los deseo todavía, y siento que no los dejaré de estimar jamás.

Con todas y cada una la gente con las que he vivido una historia amorosa, sostengo un hilo invisible que nos conecta en la lejanía. En este momento nos divide un océano, mas pienso que mis ex- saben cuánto les deseo, cuánto gocé con , cuánto aprendí, y cuanto medré a su lado. Porque he amado toda vez que lo sepan: que me tienen ahí por si acaso requieren algo, que estoy aquí feliz de verles contentos.

Hay que trabajarse bastante el egoísmo para llegar a querer a tus ex- que sean contentos, sacar a la luz tu enorme generosidad con la que quieres que todos estén bien. Hay que ser verdadera para lograr gozar el cariño el tiempo que dure, y entender decir adiós en el momento en que se acaba. Hay que ser humilde, además, para aceptar que tras un tiempo distribuyendo la vida contigo, dejen de estimar llevarlo a cabo, y prefieran continuar el sendero de su historia solos, o bien en compañía de otra gente.

me lo he trabajado bastante, y prosigo trabajándomelo: para mí es primordial querer y respetar la independencia del resto para quedarse conmigo, o bien para irse. Y además primordial querer la independencia de una misma para querer o bien para caminar en solitario.

Dejar a tu pareja se considera una traición

Es un desarrollo que transporta su tiempo y que necesita bastante trabajo, porque en nuestra cultura cariñosa los que se marchan son “los pésimos” y “los responsables”. Dejar de querer o bien que te dejen de querer se siente como una traición. Es romper un juramento sagrado, es ser desleal con tu compañero o bien compañera, es dejar un emprendimiento en común que empezasteis muy ilusionados, pensando que iba a ser eterno.

Y bueno, como el cariño no es eterno sino más bien en nuestros sueños y en las películas, ya que nos duele bastante la verdad. Estamos un tanto engañadas por el cariño romántico: nos habían prometido que sería espectacular y duradero. Y algunas veces el cariño, ni es espectacular, ni es duradero.

Cuando asumes que el cariño dura lo que dura (una noche, cien noches, diez mil noches), entonces es más fácil gozar del presente a lo largo del romance y a lo largo del tiempo que seamos contentos juntos, juntas. Es más fácil, además, aceptar el desenlace, y despedirnos con amor, pasar el desafío, llevar a cabo la desconexión total, y es más fácil además regresar a conectar para crear una relación bonita, que tenemos la posibilidad de llamar amistad, amor compañero, o bien lo que nos apetezca.

Romper con amor es más fácil

En el momento en que ese hilo de conexión no se rompe, entonces la separación es más fácil. En mi caso a mi siempre me ha ayudado ver que todos poseemos varios hilos de conexión con gente a la que deseamos, a la que apreciamos, a la que queremos, y que el hilo con la pareja es uno más en nuestra red de cariños. En el momento en que mis parejas se distanciaban para romper el vínculo, mi red proseguía siendo exactamente la misma, mi vida proseguía igual: solo me hacía falta , la persona a la que más amaba, y a la que podía decir adiós a sabiendas de que siempre están en mi corazón, y que no desaparecen de mi vida.

No es moco de pavo aceptar que ahora no te adoran, mas asistencia bastante en el momento en que continúa la inocencia, la solidaridad, la admiración, el cariño, la cooperación con tu ex-. En mi caso, siento que aunque ahora no nos observemos solamente, esos hilos están ahí y son lindos.

Me alegro de haber podido sostener el cariño convirtiendo nuestra relación sin la necesidad de destruirla. Esto eso asistencia bastante a trabajar el mal de la pérdida: reflexionar que el cariño no muere, solo muta y evoluciona, se reinventa todo el tiempo.

¿Y vosotras, todavía deseáis a nuestros ex-?, ¿tenéis una relación bonita?, ¿les quedó un óptimo recuerdo de la relación?, ¿cómo es vuestra relación en este momento?, ¿pensáis que es viable separarse con amor?