Saltar al contenido

receta de chips de calabacín al curry

Inicio / Recetas / Platos

Bienestares raw

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

03 de febrero de 2020 · 12:38

Puedes llevar a cabo snacks tan crocantes y exquisitos como te agradan, mas sin los aditivos ni las grasas poco sanas de los productos comerciales.

1 / 3

Guía de snacks veganos de bolsillo

Conservación

Para preservarlas, guárdalas en un envase con tapa hermética tan rápido las saques del deshidratador.

Una cápsula de sílice en el envase absorbe la humedad ambiental y posibilita la buena conservación.

Mas si se mojan, llévalas otra vez al deshidratador y recobrarán la textura crocante.

Sí, los snacks sanos hay

Los snack son comestibles propios de la civilización moderna que se consumen fuera de las primordiales comidas del día y que sirven como tentempiés para saciar por un tiempo el apetito, dar algo de energía instantánea al organismo o bien sencillamente darnos unos momentos de exitación.

Comunmente ingerimos snacks yendo por la calle, en el momento en que nos encontramos desanimados en el hogar, en instantes en nos encontramos tristes o bien deseoso, en el momento en que vamos al cine… Las oportunidades son varias y comunmente no nos paramos a ver la calidad del producto.

5 snacks saludables para picar fuera de casa

Hay snacks de todas las clases: dulces, salobres, de distintas formas, texturas crocantes, mantecosos, esponjosos, para pequeños y para superiores… mas la mayor parte tiene dentro edulcorantes, conservantes, saborizantes artificiales y otros elementos poco naturales y que además desarrollan adicción.

No asisten las inmensas proporciones de dinero que las compañías invierten en propaganda, comunmente manipuladora, que induce a consumir productos de poca calidad que no requerimos.

Por otro lado, se tienen la posibilidad de elaborar comestibles que brinden exactamente las mismas experiencias agradables y que formen un primer plato o bien un piscolabis muy nutritivo.

Los 7 utensilios estrella de la cocina sana

Deshidratar en vez de freír

Nada superior que unir una bebida natural refrescante con un exquisito y sano snack crocante cuando entiendes que no posee contraindicaciones.

Con el apoyo de la deshidratación, te recomendamos hacer tus snacks saludables. Es una técnica increíble que radica en someter los comestibles a aire ardiente para obtener el agua que tienen dentro y hallar la rigidez crocante que exitación brinda.

Al remover el agua de los comestibles sometiéndolos a una temperatura que no esté sobre los 42-45 °C se sostienen una gran parte de sus nutrientes y enzimas. Además no se sobresaturan de grasas –como sucede con las frituras– y los comestibles se preservan a lo largo de un largo tiempo.

Snack crocante de col

Puedes elaborar unos chips más complejos, rebozando las láminas de hortaliza –puede ser remolacha o bien trozos de hojas de kale– con una crema de frutos secos y deshidratándolas después.

La crema se realiza mezclando, entre otras cosas, anacardos (100 g) y pipas de girasol (25 g) hidratadas con jugo de limón (45 ml) y ralladura, cebolla seca (30 g), aceite de oliva (3 cdas.), zanahoria rallada (50 g), levadura sobre nutrición (6 cdas.) y agua (160 ml).

9 configuraciones veganas y saludables para una celebración

La deshidratación da muchas opciones

Recomendamos unas configuraciones tan sencillos como recortar en láminas finas un calabacín, condimentarlas y llevarlas a deshidratar. De una forma tan simple conseguiremos unos chips crocantes deliciosos que ¡encantarán inclusive a los más adeptos a las patatas fritas!

Si abrimos el abanico, las opciones con esta técnica son infinitas: remolacha, boniato, zanahoria, calabaza, coliflor, brócoli, col, kale, etc.

Tenemos la posibilidad de ponerle condimientos todos estos comestibles con lo que deseamos, deshidratarlos y hallar desenlaces que sorprenden.

Por otro lado, si nos gusta trasladarnos al costado dulce, tenemos la posibilidad de deshidratar rodajas de algún fruta, solas o bien con algún condimento. Hay mil configuraciones para satisfacernos, solo es cuestión de utilizar la imaginación y de jugar.

Antes de finalizar, jamás está de sobra acordarse la consideración de pensar sobre las motivaciones que nos llevan a comer: si lo hacemos verdaderamente porque poseemos apetito, o bien nos encontramos tapando conmuevas, reaccionando a estímulos externos, comiendo por aburrimiento…

Frente a la duda, ¡el snack más aconsejable es el agua! Tomar un óptimo vaso satisface nuestro impulso de picotear, nos tranquilidad y nos hidrata. Además tenemos la posibilidad de decantarse por comer una fruta de estación en su estado natural. Nos vamos a estar alimentando y nos vamos a sentir mejor.

Además te resulta interesante

Asombroso

4 recetas vegetales para conocer la magia india

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

Ligeras y ricas

4 recetas thai que te enamorarán

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

Tentempié sano

Sin huevo ni atún: 8 recetas de sándwich vegetal enserio

Virginia García

Con energía

Raviolis raw de remolacha y champiñones

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

Lo más visto