Saltar al contenido

¿Qué hay de cierto en los cortes de digestión?

Seguramente escuchaste frecuentemente en el momento en que eras pequeña o bien pequeño eso de que, tras comer, debías aguardar un tiempo antes de bañarte en agua fría para llevar a cabo la digestión. Mas, ¿cuánto enserio había en esa observación? ¿Hay que aguardar a bañarse o bien a ducharse tras comer? ¿Cómo se genera el corte de digestión? ¿Qué síntomas tiene? ¿Qué hay que llevar a cabo? ¿Qué se sugiere en el momento de bañarse tras comer?

Digerir piensa un esfuerzo para el organismo. A lo largo de la digestión la sangre asiste al electrónico digestivo para dar el oxígeno primordial. Cuanto más abundante es la comida, menos sangre recibe el resto del organismo, lo que enseña la somnolencia después de las comidas abundantes.

Si se recibe alguna impresión sensible a lo largo de la digestión (como un enfado, un disgusto o bien un susto…) o bien se ejecuta alguna actividad física que desvíe la sangre a otras zonas del cuerpo (a los músculos, entre otras cosas, al llevar a cabo ejercicio), el desarrollo digestivo puede interrumpirse y se puede ocasionar un “corte” de digestión.

Este corte de digestión tiene síntomas como pesadez de estómago y también vómitos. En breve ese se solventa y se restituye el desempeño digestivo sin que se ponga en riesgo la vida de la persona.

Estrés y digestión: un coctel explosivo

Bañarse tras comer: cuándo es arriesgado y el peligro de hidrocución

En el momento en que alguien muere al hundirse en el agua tras comer no es verdaderamente por un corte de digestión,sino más bien por un fenómeno que se llama “hidrocución”. Mas ¿qué es la hidrocución y cuándo se genera?

La hidrocución se define como la desaparición por inmersión en un líquido antes que este pase a los pulmones, oséa, no existe ahogamiento. La desaparición hay que a un shock termodiferencial, el contraste brusco de temperatura al ingresar el agua fría en contacto con la piel y las vías respiratorias, que acentúa el reflejo de inmersión.

El shock termodiferencial inhibe la circulación y la respiración (por activación aguda del sistema inquieto simpático) y termina con una parada cardiorrespiratoria. Es un mecanismo similar a la electrocución, de ahí su nombre.

En el momento en que alguien hace la digestión hay menos irrigación cerebral,lo que estimula que se genere la hidrocución.

Aunque el fallecimiento no es por ahogo ni por corte de digestión, sino más bien por la parada cardiaca y respiratoria, el hecho de estar realizando la digestión al ingresar de cuajo en el agua fría posibilita el déficit de sangre en el cerebro y el bloqueo de corazón y pulmones.

Prudencias en el momento de bañarse tras comer

La hidrocución es un fenómeno por recurrente, mas resulta conveniente conocerlo y, por consiguiente, tomar las prudencias primordiales.

Para impedir la desaparición por hidrocución al bañarse, lo más esencial es:

  • Evadir ingresar bruscamente en el agua fría, especialmente si se tiene calor.
  • Procurar no estar realizando una digestión pesada.

Cuanto menor sea el contraste de temperatura, menor es el reflejo de inmersión, y cuanta menos sangre se acumule en el electrónico digestivo (o bien en los músculos por exceso de ejercicio), más grande es el riego sanguíneo cerebral, con lo que las opciones de muerte súbita son inferiores.