Saltar al contenido

Qué Hacer Si Nuestra Pareja Sufre Una Adicción

Inicio / Weblogs / Amor en construcción

Primero eres

28 de noviembre de 2019 · 09:47

En el momento en que nos encontramos en pareja, acostumbramos a asumir que los inconvenientes de nuestro amado son nuestros y nos lanzamos a buscar resoluciones para asistirla. ¿Qué tenemos la posibilidad de llevar a cabo si su inconveniente es una adicción?

Amor en construcción

BLOG

Amor en construcciónCoral Herrera

En el momento en que nuestra pareja padece algún género de adicción nos obsesiona buscar maneras de asistirle, aunque muchas veces no tenemos la posibilidad de llevar a cabo nada.

¿Por qué razón siempre pensamos que les tendremos la posibilidad de socorrer?

Alcoholismo, drogas ilegales o bien legales, apuestas y juegos… Si tiene inconvenientes de adicción solo puede salir de ahí (pidiendo asistencia técnica o bien intentando encontrar las utilidades para trabajarlo). Por otro lado, lo que sí tenemos la posibilidad de y debemos llevar a cabo es llevar a cabo en frente de la forma en que nos perjudica su inconveniente.

Primero , después tu pareja

No debemos poner toda la energía en ver cómo sacamos del pozo profundo en el que se metió nuestra pareja: debemos considerar si nos compensa la relación, si hay condiciones para quererse y ver exactamente en qué medida nos perjudica.

  • No facilites que prosiga con su modo de vida. Comunmente las adicciones traen consigo otro inconveniente: las deudas. No sirve de bastante que prestemos dinero todo el tiempo a quien tiene inconvenientes con sus finanzas porque con ese acompañamiento económico puede continuar con su modo de vida sin precisar mudar.
  • No pienses que vas a salvarle solo con amor. Hay que estar muy atentas para no creernos el cuento de la mujer que con amor consigue sacar a su pareja del agujero negro en el que se metió.
  • No pienses que tienes aptitud de mudarle. No vamos a mudar a nuestra pareja aunque empleemos toneladas de paciencia y de amor. Tampoco vamos a sanar las lesiones de la niñez de nuestra pareja, ni poseemos por qué razón padecer gracias a sus traumas, sus bloqueos o bien sus temores.
  • Sabe que el primer responsable de su confort es mismo. Todos debemos trabajar nuestras cosas: es injusto solicitarle a tu pareja que se responsabilice de tu confort, tu desarrollo personal de desarrollo o bien tu felicidad. Y además es injusto que asumas la compromiso sobre el confort de tu pareja.
  • Para proteger, primero tienes que cuidarte . A las mujeres la culpa nos hace asumir la compromiso de proteger porque fuimos educadas para eso, mas la verdad es que no tenemos la posibilidad de cuidar de nadie si no tenemos la posibilidad de cuidarnos a nosotras mismas. Y tampoco si la otra persona no sabe cuidarse a sí: lo más posible es que tampoco sepa cuidarte a ti.
  • Párate a reflexionar si te compensa. Si tu pareja tiene hábitos destructores, lo considerable siempre es que valores exactamente en qué medida te perjudica a ti, si te vale la pena o bien no, si te hará la vida realmente difícil, si va a perjudicar a tus conocidos cercanos, si te va a suprimir la paz interior, si te puede llevar a cabo daño querer a alguien que no se desea a sí mismo.
  • No justifiques jamás la crueldad. Si tu pareja tiene inconvenientes con la crueldad y la administración de las conmuevas, entonces no caigas en la tentación de asistirlo y toma medidas para resguardarte de sus estallidos sentimentales y de sus instantes de agresividad: no vas a sanarlo de un inconveniente que necesita bastante trabajo de adentro y no puedes asegurar, en esas condiciones, tu salud psicológica, sensible y física. En el momento en que un hombre tiene inconvenientes para conducir su furia, su pena, su íra, su temor, sus fracasos o bien su complejo de inferioridad, es realmente difícil gozar del amor y crear una relación libre de crueldad y fundamentada en los buenos tratos.
  • El límite es tu confort. Tenemos la posibilidad de oír y acompañar a nuestra pareja mas en ningún caso padecer las secuelas de su adicción. Si nos perjudica bastante, hay que ponerle límites a la persona con inconvenientes. Y si nos prosigue afectando, distanciarnos de .
  • No aguardes una recompensa. Si deseas asistirle, hazlo por . No creas que después vas a recibir una recompensa por soportar y respaldar. No te van a querer para toda la vida a raíz del colosal agradecimiento que la otra persona siente por ser salvada por ti. No vamos a hallar el premio por nuestra distribución, abnegación y generosidad extrema.

Sus inconvenientes no son los tuyos

Debemos estudiar a distinguir cuáles son nuestros inconvenientes (para trabajar en ) y cuáles son los de nuestra pareja, a fin de que nos afecten lo menos viable. Porque una cosa es acompañar a alguien que pasa un mal instante y otra cosa es que sus inconvenientes nos hagan daño y nos lleven a financiar o bien mantener a nuestro amado a costa de nuestro bolsillo, nuestra salud o bien nuestro emprendimiento de vida.

Por qué razón le deseas, aunque te trate mal

Lo que deseamos nosotras es un compañero, no requerimos para nada un hombre inmaduro con inconvenientes. De este modo que en vez de compadecernos de , lo que debemos llevar a cabo es tener empatía hacia nosotras, trabajar en nuestros inconvenientes y cuidarnos a nosotras mismas.

Más artículos del weblog

Coral Herrera

Autora

Un espacio para soñar novedosas maneras de querer y de quererse.

Sexo “oral”

Por qué razón deseamos charlar antes de gozar del sexo

Menos poemas, más respeto

Virtudes del amor sin romanticismo

Abre los ojos

Cómo liberarse de los mutilados sentimentales

Lo más visto

Sugerimos

Detox en tus relaciones

11 ideas para desterrar las luchas de poder en la pareja

Coral Herrera

No es amor

Crueldad en la pareja: cómo advertirla y salir de la relación

Coral Herrera

Romper sin mal

Desconexión total: la utilidad para desengancharte del amor

Coral Herrera

En tu centro

4 claves para quererte (y que te deseen) como mereces

Coral Herrera