Saltar al contenido

Hormona Atriopeptina , Qué Es Y Cómo Conseguirla

El corazón es con la capacidad de “tomar elecciones” con independencia de los “ordenes” del cerebro. Y no solo eso: hay más comunicación del corazón hacia el cerebro que al contrario, y el corazón puede cortar o bien remarcar los ordenes del cerebro según las situaciones.

Son cosas espectaculares probadas por la ciencia, como que el corazón genera la hormona atriopeptina que, aparte de ayudar en la estabilidad de líquidos y sales en el organismo, inhibe la producción de hormonas del estrés y libera oxitocina, la “hormona del amor”.

Concordar los campos electromagneticos del corazón y el cerebro

Hoy entendemos, además, que el corazón crea la onda que genera la presión sanguínea, que inyecta hormonas al torrente sanguíneo y que emite comunicación electromagnética con numerosos metros de alcance.

El corazón es el órgano que genera más grande proporción de electricidad. El campo imantado del corazón es un fuerte imán corporal, el generador electromagnético más fuerte de todo el organismo. Las ondas que genera tienen una capacidad cinco mil ocasiones mayor a las del cerebro. Envuelven el cuerpo en un ámbito de 360 grados y de entre 2 y 3 metros de alcance y son muy bien medibles por medio de magneto cardiogramas.

Tu cabeza es tu mejor farmacia: ¡utilízala a tu favor!

¿Qué es el estado de congruencia cardiaca?

En el momento en que sentimos frustración o bien íra, las señales eléctricas del corazón son embrolladas. Con amor, compasión o bien gratitud, son equilibrados y ordenadas. Es el “estado de congruencia cardiaca”. Por consiguiente, de su buen o bien mal desempeño dependen, no solo nuestro confort o bien malestar, sino más bien además los de la gente que nos cubren.

La iniciativa de que la pura presencia benevolente de varias personas contribuye paz espiritual cobra un sentido más grande con estos entendimientos.

El corazón es el director de la orquesta corporal

El corazón es el oscilador profesor, el portador de la batuta que marca el ritmo de todos y cada uno de los órganos del cuerpo a fin de que funcionen de manera coordinada. Si el director de la orquesta maneja de manera anárquica la batuta, la sinfonía no puede escucharse armónica.

Biofeedback: la tecnología al servicio de la salud

En el momento en que los primordiales sistemas del organismo están en un estado congruencia, armonizados y acompasados unos con otros, estamos hablando de “congruencia psico-fisiológica”. Ensayos clínicos demostraron que la congruencia cardiaca ayuda a remover o bien achicar la hipertensión, la diabetes del tipo 2, las arritmias y el síndrome de déficit de atención en pequeños.

Vivir con equilibrio y tranquilidad

Los neurobiólogos estudian hasta qué punto tenemos la posibilidad de accionar sobre la conexión entre el intelecto del cerebro y la sabiduría del corazón. Según el doctor Howard Martin, del Centro HeartMath, si reducimos el estrés y favorecemos la congruencia entre cerebro y corazón, vamos a vivir con más grande salud y equilibrio y expandiremos tranquilidad y tranquilidad a la gente con las que interactuamos.

La armonía cardiológica es un ingrediente fundamental de el intelecto sensible. Si aprendemos a tener “buen corazón”, a apartar las malas intenciones, nos vamos a abrir a el resto, vamos a pensar de manera altruista y mejoraremos nuestra situación. Seguramente nuestra salud nos lo agradecerá.

No es el colesterol: 9 claves reales para un corazón saludable

Cómo ingresar en estado de congruencia

  • Controla tus latidos. El ritmo del corazón influye en los procesos cerebrales que administran el sistema inquieto autónomo, la función cognitiva y las conmuevas: si controlas ese ritmo, evitarás “en origen” que el cerebro produzca malas intenciones.
  • Concéntrate en tu corazón. Los científicos de HeartMath ofrecen una técnica para sobrepasar las ocasiones de estrés: centra la atención en la región del corazón y suspende los pensamientos y pensamientos malos.
  • Siente tu respiración. Siente que inhalas con el corazón y exhalas a través del plexo del sol (situado solamente sobre el ombligo). Ahora, haz un esfuerzo por evocar un sentimiento positivo: el cariño por un individuo, un espacio preferido, una vivencia o bien recuerdo que te sea interesante…
  • Mantén la sensación. ¿Qué acción te asistiría a normalizar el sistema inquieto? Jura sentir algún cambio positivo en tus experiencias y trata de mantenerlo tanto tiempo como te resulte posible.