Saltar al contenido

Regaliz: Propiedades Y Usos Medicinales Y Contraindicaciones

La raíz de esta planta se utiliza como endulzante, tranquilidad la tos y calma la acidez de estómago, mas puede subir la tensión y generar retención de líquidos.

Regaliz: una raíz muy dulce

La denominación genérica del regaliz, Glycyrrhiza, define precisamente sus peculiaridades al fusionar los términos helenos glyks o bien glukus (por dulce) y rhiza (por raíz).

La raíz de regaliz (Glycyrrhiza glabra) se comienza en otoño y en varias zonas a lo largo del invierno. Se consigue de plantas de tres o bien más años y se frecuenta dejar a secar en el suelo.

El regaliz tiene dentro ácido glicirricínico, una substancia considerada cincuenta ocasiones más dulce que nuestro azúcar, lo que enseña que se haya usado desde la antigüedad como un factor insustituible para azucarar comidas.

Mas el regaliz es por sí mismo una destacable medicina alternativa, con múltiples apps terapéuticas, y ahora en la vieja Grecia se usaba para tratar toda clase de dolencias respiratorias.

Caracteristicas medicinales del regaliz

En la composición del regaliz podemos encontrar el ahora mencionado ácido glicirricínico, saponinas como la glicirricina, flavonoides y también isoflavonas como la glabrona, cumarinas, fitosteroles y glucosa, etc principios activos.

Es la glicirricina la que adjudica a la regaliz su acción endulzante, expectorante y antiinflamatoria.

  • Asegura las mucosas: La raíz de regaliz tiene la aptitud de asegurar las mucosas del electrónico respiratorio y digestivo, paliando la viable inflamación, contribuye a cicatrizar las úlceras en el estómago y también inhibe las secreciones gástricas.
  • Un enorme antiácido: Se reveló como un antídoto increíble para calmar la acidez de estómago y los espasmos gastrointestinales.
  • Calma la tos: No menos considerable es como antídoto contra la tos y las dolencias respiratorias, como gripe, laringitis, bronquitis y asma.
  • Actúa como un antibiótico natural, que evita al organismo contra la acción de virus y bacterias.
  • Efecto antiinflamatorio: Por sus virtudes antiinflamatorias, el regaliz se usa además para liquidar el mal reumático y artrítico, y en empleo de afuera para tratar lesiones, llagas, aftas bucales y también inflamaciones oculares.
  • Efecto hormonal: El regaliz se considera además un incitante de las glándulas suprarrenales. Distintos estudios demostraron que la glicirricina muestra una composición química semejante a las hormonas corticoides, lo que estimula su capacitación y podría ser útil como opción a ciertos tratamientos hormonales.

Cómo utilizar la raíz de regaliz

Una opción simple es ensalivar la raíz seca de regaliz hasta el momento en que se deshaga en la boca. De esta manera se logra normalizar la acidez estomacal. Con regaliz tenemos la posibilidad de tomar distintas infusiones:

Tisana con regaliz para aliviar la tos

Se puede elaborar una fórmula que combina regaliz con tusílago, liquen de Islandia y amapola, tomando dosis iguales de las tres primeras y la mitad de amapola, en una equivalencia de una cucharada sopera por taza de agua.

Cómo se prepara: Se hierve a lo largo de 2 minutos, se infunde 10 y se bebe una taza ardiente cada 4 horas.

Infusión contra la acidez

Para calmar los espasmos gastrointestinales y la acidez de estómago se puede elaborar una decocción mezclando por igual regaliz, poleo, cola de caballo y bolsa de pastor, en la proporción de una cucharada sopera rasa por taza de agua.

Cómo hacerla: Se hierve en el transcurso de un par de minutos, sigue 10 minutos en infusión y se toma una taza tras cada comida.

Prudencias de empleo y contraindicaciones del regaliz

  • Se desaconseja un consumo prolongado, como el que requerirían gastritis y úlceras, por cuanto se han visto algunos resultados consecutivos, como retención de líquidos y un incremento de la presión arterial.
  • Por esto tienen que evitarlo los pacientes con hipertensión de origen renal, propensión a modificaciones del ritmo cardiaco, en combinación con curas para adelgazar y en el caso de insuficiencia hepática o bien renal aguda y prostatitis.