Saltar al contenido

¿por qué puede fallar la relación?

Inicio / Weblogs / Amor en construcción

Pareja y familia

04 de noviembre de 2019 · 21:36

no te llevas bien con la familia de tu pareja. O bien tu familia y tu pareja no terminan de cuadrar. Las relaciones con la familia política comunmente tienen la posibilidad de ser bien difíciles. ¿Qué tenemos la posibilidad de llevar a cabo en estas ocasiones?

Amor en construcción

BLOG

Amor en construcciónCoral Herrera

Entre los inconvenientes más bien difíciles de llevar para las parejas tiende a ser la relación con la familia política, por lo general por celos o bien luchas de poder: suegras que rivalizan por el cariño de su hijo con la novia, suegros que rivalizan por el cariño de su hija con el novio, hijastros y también hijastras que no aguantan a los padrastros o bien las madrastras, etc.

En ocasiones, no obstante, no tiene que ver con luchas por la atención o bien el cariño de tu pareja, sino más bien que pasa que en el momento en que nos observamos obligadas a relacionarnos con personas con las que poseemos una visión de planeta muy distinta a la nuestra, no es sencillo crear una relación.

¿No te llevas bien con su familia?

Queremos ser admitidos por la familia de nuestra pareja porque entendemos que la relación será más fácil y más bonita si sus conocidos cercanos nos desean a además.

Si ahora es difícil relacionarnos con integrantes de nuestra familia, lo es aún más con familias con las que no compartimos un pasado en común y a las que no nos une el cariño ni los recuerdos de la niñez.

Enfrentamiento: ¿cómo te llevas con tus suegros?

Oséa, con nuestro cuñado es más fácil ser transigente que con el cuñado de nuestra pareja. Con nuestra madre es más fácil ser tolerante que con la madre de nuestra pareja. Debemos investigar de dónde procede el inconveniente y intentar lidiar con la situación:

  • No fuerces la relación. Si no disfrutas tu suegra, si no te llevas bien con los cuñados o bien con tus hijastros, si no te sientes cómoda con la familia de tu pareja, es preferible no observarlos.
  • No accedas a llevar a cabo lo que no te apatece. Ten claro que tu pareja no puede obligarte a comunicar espacios con . Y desde luego, tampoco puedes obligar a tu pareja a escoger entre o bien . Y esto quiere decir que es posible que haya cumpleaños que hay que festejar separadamente, o bien navidades en las que debas cenar solo, o bien sola.
  • No le hagas elegir. Es posible que haya instantes en que precises a tu pareja y sus conocidos cercanos lo precisen además. No es justo apretar a tu pareja a fin de que pase más tiempo contigo, ni a fin de que rompa o bien reduzca sus relaciones cariñosas con su familia. Una relación de pareja solo es sana si se edifica desde la independencia y desde el respeto de los tiempos y espacios de cada quien.

¿Son tus familiares quienes no admiten a tu pareja?

En el momento en que nos emparejamos, mostramos a nuestro amado o bien querida a nuestra gente para llevar a cabo la relación oficial, exhibir nuestro deber afectivo y consolidar la pareja.

Nos importa porque si nuestra familia permite a nuestra novedosa pareja, entendemos que poseemos más opciones de que nuestra relación ande. Y porque entendemos que de este modo vamos a poder comunicar con nuestra gente querida celebraciones o bien días particulares del calendario (cumpleaños, bodas, navidades…), acontecimientos familiares (nacimientos, graduaciones) o bien inclusive ocasiones bien difíciles (patologías, muertes…).

Guía para arreglar los enfrentamientos (en la pareja)

Queremos con toda el alma que nuestra gente admita la relación que poseemos así como es, con sus virtudes y además con sus defectos. Mas algunas veces eso no sucede:

  • Examina por qué razón no le admiten. Que nuestra gente no admita a nuestra pareja puede ser una señal de que algo no va bien. Si toda la familia nos comunica que nuestra pareja no se ve buena persona, que no se ve creíble o bien que hay algo que no les ha dado gusto… quizá nos toque investigar en hondura qué pasa. ¿Y si nos nos encontramos confundiendo? ¿Y si el resto ven algo que nosotras no podemos consultar porque nos encontramos cegados o bien cegadas de amor?
  • Hazles entender cómo puede perjudicar eso a vuestra relación. Si a tu familia no le agrada tu compañero, además deberán asumir que no vas a poder pasar tanto tiempo con como quisieses, que te va a tocar dividirte y organizarte de otro modo y que, entonces, no vas a poder estar siempre y cuando desees.

¿Estás en la mitad de una “guerra” entre tu pareja y tu familia?

Puede suceder que a nuestra familia le agrade bastante nuestra pareja, mas sea nuestra pareja quien no sustento a nuestra tu familia. O bien es posible que no se agraden ninguno y que algún intento de entablar un vínculo entre sea en balde.

En el momento en que la pareja se transforma en familia

Poco tenemos la posibilidad de llevar a cabo en el momento en que no hay “feeling” y la cosa no fluye: si no se caen bien, si no se agradan, si no hay buena sintonía, no hay bastante que llevar a cabo, excepto organizarnos bien para repartir nuestro tiempo entre los dos. Hay que poner los límites claros a fin de que no te ubiquen en la mitad de una guerra:

  • No cedas al chantaje sensible. Ningún individuo cercano debería obligarnos a seleccionar, no debemos dejar que nos hagan la vida irrealizable con sus celos. Debemos tener bastante precaución a fin de que ni la familia intente separarnos de nuestra pareja, ni la pareja nos aísle de la familia.
  • Deja las cosas visibles. Si a nuestro compañero no le agrada nuestra familia o bien no se transporta bien con , deberá asumir que no vamos a dejar de observarlos, de cuidarlos, de dedicarles tiempo y de festejar con todo cuanto quieras festejar. decides cómo repartes tu cariño y tu tiempo, y cómo organizas los cuidados.
  • No te aísles. Es primordial acordarse que jamás una exclusiva relación puede romper nuestra red de cariños. Un individuo que llega a tu vida jamás debe obligarte a escoger entre y el resto: el cariño siempre llega para agregar o bien multiplicarse, no para ocupar todo tu corazón ni para aislarte de tu gente.

Hay vida alén del amor: recobra tus pasiones y cultiva la amistad

  • No dejes las críticas cruzadas. No dejes que charlen mal de tu pareja o bien que tu pareja te dialogue mal de tu gente querida y, más que nada, no dejes que te den a escoger, ni que te hagan chantajes sentimentales.

Si la relación se ve muy perjudicada por este inconveniente, quizás es que no haya condiciones para juntarse: es primordial charlar y investigar si es viable quererse en el momento en que no hay forma de tener relaciones con la familia de tu amado o bien querida.

Hay que sopesar los pros y los contras para saber exactamente en qué medida nos perjudica este inconveniente; si duele bastante, quizás no vale la pena intentar que una relación ande.

Más artículos del weblog

Coral Herrera

Autora

Un espacio para soñar novedosas maneras de querer y de quererse.

Sexo “oral”

Por qué razón deseamos charlar antes de gozar del sexo

Menos poemas, más respeto

Virtudes del amor sin romanticismo

Abre los ojos

Cómo liberarse de los mutilados sentimentales

Lo más visto

Sugerimos

Romance digital

¿Le escribo o bien no le escribo?

Coral Herrera Gómez

Detox en tus relaciones

11 ideas para desterrar las luchas de poder en la pareja

Coral Herrera

Sobrepasar el patriarcado

La infidelidad no es crueldad (mas puede serlo)

Coral Herrera

Romper sin mal

Desconexión total: la utilidad para desengancharte del amor

Coral Herrera