Saltar al contenido

¿Por qué nuestra mente se comunica con nosotros a través de símbolos?

En una de sus primeras sesiones, Moisés se imaginó a sí mismo peleando contra un dragón de numerosas cabezas. Este era un animal colosal, al que el joven sentía como un ser considerablemente más fuerte y poderoso que . Cuanto más procuraba defenderse Moisés, más feroz se volvía el dragón y más atroces y malignos eran sus asaltos.

En las próximas sesiones, Moisés prosiguió peleando contra el dragón. Pausadamente, fue ganando seguridad y comprendiendo las tácticas que el monstruo urdía para vencerle. Empezó a sentirse más fuerte, a poder evitar sus asaltos y también, inclusive, ocasionalmente, conseguía llevar a cabo retroceder al leviatán. Al final, llegó el día en el que Moisés, sintiéndose fuerte y poderoso, ha podido vencer al dragón y cortarle sus cabezas.

Cómo combatir un recuerdo traumático oculto

En esta última sesión, Moisés me preguntó qué podía representar esta imagen de la pelea con el dragón. En vez de ofrecerle una interpretación directa (que podría estar equivocada), le charlé de cómo trabajan los símbolos en la terapia.

Le expliqué que, algunas veces, vivimos vivencias tan asoladoras que nuestra cabeza las esconde para evitarnos el padecimiento de estar reviviendo, constantemente, esta situación. Además le comenté que esta ocultación del pasado no impide que el mal causado por los maltratos prosiga estando muy que se encuentra en nuestras vidas.

El trauma, el inconsciente y el símbolo

Aunque pretendamos olvidar el trauma, este nos prosigue afectando en nuestro día a día. Para lograr sanarlo, requerimos sacar a la luz todas y cada una de las conmuevas reprimidas anteriormente (mal, furia, tristeza, etc.). Justo en este punto de la terapia, hace aparición la simbología para asistirnos a hacer esta toma de conciencia.

Entrar de cuajo a los recuerdos traumáticos puede ser bastante deslumbrante para la persona y podría provocarle un fuerte shock. No debemos olvidar que el ingreso a estos recuerdos fue negado por nuestra cabeza como medida de protección.

“El trauma pasa en el momento en que nos atascamos en el mal”

Sin embargo, en el momento en que nuestro inconsciente halla una ocasión correcta (como es el ámbito terapéutico), empieza a dosificar la información reprimida por medio de símbolos.

Por medio de situaciones o bien imágenes simbólicas, la persona puede ir haciendo un trabajo los elementos que requiere para sentirse poco a poco más fuerte y lista para poder, más adelante, confrontar (y enfrentar) todos y cada uno de los datos de la vivencia real de su pasado. Moisés, entre otras cosas, en su pelea con el dragón, sintió que era con la capacidad de hacerle frente y también, inclusive, de vencerle.

Cómo Moisés venció al dragón

Mientras fue continuando en su terapia, Moisés entendió que el dragón representaba a su padre y toda la crueldad que, en su niñez, había recibido de . El padre de Moisés era un hombre rudo y autoritario que no aceptaba ninguna queja o bien protesta de parte de sus hijos. “Con no había diálogo viable; o bien hacías lo que afirmaba o bien sufrías las secuelas”, me comentó el joven en una de sus sesiones.

Moisés recordaba recibir nalgadas o bien guantazos eventuales en el momento en que era pequeño, mas lo que su cabeza había olvidado, completamente, era una despiadado paliza que su padre le dió en el momento en que tenía 9 años. Solo en el momento en que avanzó bastante en su terapia, el joven ha podido acordarse todos y cada uno de los datos de este episodio tan traumático. En verdad, la paliza fue tan feroz que, a consecuencia de esta, el niño no ha podido asistir al instituto a lo largo de una semana.

Castigo infantil: un individuo puede modificarlo todo

Vivir una niñez bajo el yugo de un padre maltratador había dejado una profunda huella en Moisés. Era un chaval replegado sobre sí mismo, inútil de defenderse en el momento en que alguien le atacaba o bien abusaba de . Su autovaloración se encontraba tan dañada que se creía merecedor (así como le espetaba su padre en su niñez) de todas y cada una de las desgracias que le sucedían.

Debido al trabajo previo, que había llevado a cabo enfrentándose al dragón, Moisés ha podido entrar al recuerdo de la paliza y, además, fue con la capacidad de recobrar su autovaloración para confrontar a la imagen de su padre y dejar en libertad todo el mal y la íra que había reprimido a lo largo de años.

Los símbolos son las expresiones y oraciones con las que nuestro inconsciente se comunica con . Si nos dejamos llevar y relajamos nuestra parte analítica/racional, tenemos la posibilidad de entrar a toda la información sobre nosotros que radica en nuestro interior.

Terapia de exposición narrativa para sanar el trauma de los asilados

Los símbolos nos aportan información muy importante y nos dan una segunda ocasión para poner sobre la mesa todo lo que fue reprimido y que requiere ser sanado. Hemos de estar muy alerta para percibir el mensaje oculto que nos traen desde nuestro inconsciente.