Saltar al contenido

Peligro: Alta Sensibilidad

¿Te acostumbras a sentir culpable comunmente, inclusive por cosas que el resto piensan que no posee consideración? ¿Acostumbras a sentirte responsable por las cosas que suceden a tu alrededor y dudar sobre si hiciste lo destacado?

Posiblemente seas un individuo más sensible que el resto, y que ello lleve a cabo que seas más predispuesto a tener sentimientos de culpa, mas eso no posee por qué razón ser un aspecto negativo, sencillamente hay que estudiar a sobrellevarlo.

El lastre del sentimiento de responsabilidad

En los años 90, los sicólogos Elaine y Arthur Aron introdujeron el término “Persona Enormemente Sensible” (abreviado como PAS) para detallar a parte de la población que parecía tener un sistema inquieto más sensible que el resto, oséa, que exactamente el mismo estímulo lúcida considerablemente más respuesta en estas personas que en las no-PAS.

Este aspecto, en la antigüedad, tenía una función adaptativa, ahora que estas personas eran capaces de ubicar señales que para el resto pasaban desapercibidas, tenían una más grande aptitud de supervisión y sabían velar mejor por el confort de su congéneres.

¿Cómo son la gente sensibles?

Comunmente, las habilidades de estas personas se han considerado un don. Por otro lado, dado que solo cerca del 20% de la población comparta estas peculiaridades provoca que en ocasiones logren sentirse incomprendidas y distintas al resto.

1. Tienen una enorme empatía

La gente más sensibles no solo lo son dentro suyo, sino además tienen una más grande aptitud para capturar y también detectar las conmuevas del resto, lo que les hace personas de enorme manera empáticas que rápidamente conectan con las conmuevas extrañas.

Además, tienen una intuición más acentuada que el resto, lo que les hace anticiparse a cosas que van a acontecer.

2. Sienten las conmuevas con más grande intensidad

Su sistema inquieto tiene umbrales más bajos hacia los estímulos, lo que supone que mientras que un individuo con sensibilidad media requiere un estímulo de intensidad media a fin de que le provoque una respuesta, un individuo enormemente sensible es con la capacidad de encender exactamente la misma respuesta con una intensidad bastante menor.

Todo es vivido con más grande intensidad, y esto se aplica tanto a lo bueno como a lo malo, de manera que tienen la posibilidad de ser enormes amigos ahora que siempre te van a escuchar y entenderán, mas frente hechos negativos además llegan a preocuparse considerablemente más, logrando llegar a derrumbarse.

3. Gozan de la soledad

Al verse siempre estimulados por su ámbito, posiblemente a veces logren sentirse desbordados. Tienen una más grande propensión a la reactividad sensible y a la sobreestimulación, por lo cual no solo las conmuevas, sino más bien además los sonidos, las luces, les perjudica en más grande medida.

Por tal razón requieren ocasionalmente apartarse de todo el mundo y estar en soledad, y que tengan prioridad por ocasiones de sobra calma y tranquilidad.

La mayor parte tiende a ser más bien retraída, lo que supone que están más activadas internamente, por lo cual tienen menos necesidad de buscar esa estimulación en el exterior.

4. Tienen más inquietudes

La toma de elecciones supone poder sopesar los inconvenientes y ventajas en relación a un tema, teniendo en cuenta todas y cada una de las dimensiones de la resolución para lograr tomar la más precisa. La gente enormemente sensibles, por otro lado, van a ver toda una secuencia de datos y un abanico de sutilezas de forma considerablemente más complicada.

Este desarrollo de resolución les será más film y difícil. Van a tardar considerablemente más tiempo en decidirse por algo pensando sobre cuál será la opción más correcta. Además, aun tras tomarla, posiblemente prosigan pensando si fue la preferible.

5. Son más detallistas

Su capacidad para ubicar algún cosa que ataña a su ámbito los hace demasiado sagaces. Se dan tiene simplicidad de las pequeñas señales en ocasiones sociales, de este modo como además prestan más atención a los datos físicos de, entre otras cosas, un espacio, dándoles más consideración que otra gente.

Saben que los datos son fundamentales y van a ser muy perfeccionistas en aquello que hagan.

6. Tienden a ser educados y respetuosos

Visto que sientan las cosas con más intensidad y que tengan una enorme empatía, provoca que logren ponerse fácilmente en el sitio del resto y que todo el tiempo piensen sobre cómo va a sentar determinada cosa a tal persona.

Este aspecto, sumado a su propensión por sentir culpa en el momento en que no están satisfechos sobre algo que hicieron,va a hacer que sean muy precavidos y no escatimen en modales, realizando que sean personas de enorme manera educadas y respetuosas. Por tal razón el resto los describirán como buenas personas en las que se puede confiar.

7. Reúnen un enorme desarrollo personal

La gente enormemente sensibles mostrarán interés por temas profundos sobre el hombre, y acostumbran sentir enorme atracción por las artes, por la lectura, por la música, por la hermosura. Todo lo que lleve tácitas conmuevas despertará la curiosidad por estas personas, que rápidamente se van a sentir conectadas.

Además, la proporción de tiempo que pasan en soledad y todo lo que el ámbito lúcida dentro suyo, hace de enormes pensadores que procurarán siempre la forma de medrar y hacer mejor internamente.

8. Son enormes pensadores

Por sus peculiaridades, la gente enormemente sensibles disfrutan de un planeta interior riquísimo, lleno de conmuevas y pensamientos. Ello provoca que sean muy creativas y que tengan una capacidad para el pensamiento abstracto.

Elaine Aron afirmaba que varios de los enormes artistas y pensadores de la historia habían sido personas enormemente sensibles, que se preguntaron y también indagaron sobre cosas que otros sencillamente aceptaban sin más ni más.

Entonces, si estamos responsables con simplicidad y suponemos realizar estas peculiaridades, posiblemente seamos personas más sensible que la media, y por esto la culpa no sea más que el efecto secundario por sintonizar en más grande medida con las conmuevas del resto.

Posiblemente la alta sensibilidad nos realice sentir atacables muchas veces, y sucede que estas peculiaridades además nos hacen más propensos a padecer de depresión y ansiedad, mas además nos dota de unas enormes capacidades a las que puedemos sacar bastante partido.

Es sustancial estudiar a protegerse y ver con positividad cuáles son las características que nos hacen únicos.

Referencias bibliográficas

  • Aron, Y también. (1996). El don de la sensibilidad. Barna: Obelisco.