Saltar al contenido

“Muchos Niños Ocultan Su Dolor Para No Preocupar A Los Padres”

Inicio / Nos Inspiran

Entrevisa a Mercè Bermejo

Sílvia Díez

20 de junio de 2019 · 10:34

Existen muchos pequeños que medran como huérfanos sentimentales. Sentarse al costado del niño antes de proceder a reposar para contarle una historia, en un instante en que acostumbran estar relajados, puede hacer más simple la conexión con y fomentar su expresión sensible.

1 / 5

Fallos modernos en la crianza de los hijos

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación De america de Pediatría sugieren que los pequeños y pequeñas no confirmen ningún contacto con la tecnología hasta el momento en que tengan los tres o bien 4 años. Desde esta edad tienen la posibilidad de entrar en contacto al comienzo media hora un día por semana y después, paulativamente, llegar como máximo a estar 45 minutos cada día frente un display”, afirma Mercè Bermejo.

En el centro de psicología Bermejo tienen un experto en temas de adicción a las novedosas tecnologías y en el momento en que pasa el test el resultado, tanto en los pequeños como en los mayores, todos son adeptos a las pantallas. A este inconveniente se añade el estrés infantil que se deriva del ritmo acelerado que les imponemos a nuestros hijos.

“Nos olvidamos que tienen un ritmo muy distinto al nuestro y no lo respetamos en lo más mínimo. Por las mañanas nos enfadamos porque no corren lo bastante. Si nos enfadamos, cuando menos debemos ser siendo conscientes de que la culpa no es suya, sino más bien nuestra porque les nos encontramos demandando algo que no está a su alcance”, afirma Bermejo.

Homo absortus: ¿a dónde nos conducen tantas pantallas?

Esta experto afirma que en el momento en que, otra vez, hacen una evaluación a los pequeños que llegan a la consulta, la mayor parte padece un prominente nivel de estrés por acumulación de ocupaciones extraescolares. Y, al final, en el momento en que llegan a casa, no hay tiempo para estar con porque es tarde y nos encontramos cansados.

“Nos encontramos frente a un arduo problema de conciliación entre familia y trabajo, que por supuesto va alén de lo individual, mas que en todo caso necesita urgentemente una solución”, concluye Mercè Bermejo.

Además te resulta interesante

Entrevista a Xavier Serrano

“Olvidamos que somos mamíferos y olvidamos que somos humanos”

Jesús García Blanca

Educar con amor

¡Mi hijo no desea ir al cole!

Carlos González

Educar sin reprimir

¿Traspasamos nuestros temores a nuestros hijos?

Ramón Soler

Richard Gerver

“Nos encontramos mejorando a nuestros hijos para un planeta que ahora no existe”

Bibiana Municio

Lo más visto