Saltar al contenido

Mucho Más Que Una Gimnasia

Inicio / Salud natural / Ejercicios

Hace más fuerte tu abdomen

Silvia Díez

15 de octubre de 2019 · 09:00

Los ejercicios hipopresivos tonifican la musculatura abdominal profunda y la musculatura del suelo pélvico. Tienen la posibilidad de achicar la cintura hasta un 9%.

El procedimiento hipopresivo es considerablemente más que una gimnasia. Hablamos de un sistema de técnicas de aspiración diafragmática que se está haciendo conocido a nivel mundial por los visibles provecho que contribuye su práctica regular, varios de únicos de este procedimiento.

Marcel Caufriez creó esta técnica en 1980 para rehabilitar la musculatura del suelo pélvico tras el embarazo y el parto, de esta forma para impedir las incontinencias urinarias en la mujer, mas en nuestros días se está aplicando exitosamente como entrenamiento deportivo en mujeres y hombres.

Se ha comprobado que los deportistas que integran a su rutina el procedimiento hipopresivo acrecientan su elasticidad, muestran más resistencia al padecimiento por la optimización de sus músculos respiratorios, consiguen un incremento de glóbulos colorados y, por consiguiente, un más grande desempeño.

Hipopresivos estáticos y también hipopresivos dance

Los ejercicios hipopresivos están diseñados particularmente para aumentar la tonicidad de la musculatura abdominal y equilibrar el abdomen, la pelvis y el perineo sin dañar al suelo pélvico. Tras un par de meses, su práctica disminuye hasta un 9% el perímetro de la cintura.

Por medio de las posiciones y la respiración que ofrecen, evitan la compresión entre las vértebras, lo que evita la aparición de lumbalgias y dorsalgias y disminuye claramente las enfermedades de espalda.

Desde el momento en que Caufriez dio forma a los primeros hipopresivos que curaban las incontinencias urinarias se han desarrollado novedosas prácticas. En este momento se mezclan los ejercicios hipopresivos estáticos adjuntado con los activos y los llamados hipopresivos dance.

  • En los estáticos no hay movimiento y es más fácil vigilar la técnica. Son los más correctos para iniciar y los que se ofrecen en la sección primera de este artículo.
  • Los activos están concebidos para hacerse en conjunto en la salón de fitness. Resultan más difíciles de realizar con precisión.
  • Los dance tienen dentro torsiones y necesitan un nivel más adelantado. Hay más de cien variedades. Determinados ejercicios se hacen parado, otros sentado, estirado o bien a gatas. Todos amplían la conciencia corporal y el esquema corporal propio, favoreciendo novedosas conexiones neuronales.

1 / 12

Gana movilidad y relaja la pelvis

Sin aire en los pulmones

Caufriez y sus ayudantes han realizado estudios científicos sobre cómo estos ejercicios, que se practican con los pulmones vacíos de aire, fortalecen los músculos de la inspiración y de la espiración, solventando varios casos de asma y progresando el aprovechamiento del oxígeno.

Al remover la presión del suelo pélvico, además se aumenta el riego sanguíneo y las experiencias en la región genital, lo que optimización las relaciones íntimas.

Néstor Serra, profesional certificado por Caufriez, enseña: “Casi todas las ocupaciones cotidianas y deportivas incrementan la presión abdominal. De este modo, adjuntado con el exceso de sedentarismo, la musculatura de la faja abdominal pierde tonicidad. No es compatible el movimiento de órganos que causan estas ocupaciones y las construcciones que tienen la función de garantizar la seguridad corporal, la micción y la función sexual se marchan dañando”.

Con los ejercicios hipopresivos se disminuye esta presión, ahora que se hacen sin aire en los pulmones, con lo que decrece la presión torácica, abdominal y pélvica. “En todos se soporta en apnea entre 8 y 12 segundos”, añade Caufriez. “Se siente una succión tal y como si se cogiese aire por la vagina o bien el ano y, de manera involuntaria, se activan y tonifican las fibras musculares de estas zonas”.

8 ejercicios para estirar tus fascias y ganar elasticidad

El efecto de succión

Los ejercicios se hacen siempre en una posición de elongación, estirando bien la columna, el cuello y las cervicales, y poniendo la barbilla hacia dentro, lo que crea una suerte de doble mentón. El peso del cuerpo debe moverse hacia enfrente, sobre la punta de los pies.

La predisposición de los brazos y de las manos posibilita la apertura de las costillas para sostener la apnea el máximo tiempo viable. Se busca la máxima separación de las escápulas empujando con los codos hacia afuera. Esto crea tensión en los bíceps y tríceps con los talones de las manos hacia abajo y los dedos de las manos juntos apuntando hacia la cabeza.

Tras sacar todo el aire por la boca haciendo una espiración obligada, se inhabilita la glotis, se relajan los músculos abdominales y se abren las costillas. Así se genera un efecto de succión y el vientre sube claramente gracias a la disminución de la presión interna. Tras sostener la apnea entre 8 y 12 segundos, se inspira y se regresa a dejar caer el aire.

Es considerable un óptimo consejos profesional a fin de que el entrenador haga una valoración anterior de la tonicidad de la faja abdominal y el suelo pélvico. Para eso se recurre a ocho tests ratificados mediante ecografías que cuantifican la hipotonía de esas dos zonas. Entre otras cosas, si al toser el vientre sale hacia afuera en vez de ir hacia dentro, es síntoma de que la faja abdominal no cumple su función.

9 ejercicios para dejar en libertad el periné

Cuánto tardan en apreciarse los provecho

Para ver los efectos del procedimiento hipopresivo se precisan unos un par de meses de práctica bien ejecutada, tiempo que puede llegar hasta seis meses en algunas ocasiones. La perseverancia resulta básica: cada sesión debe permanecer unos 20 minutos, con una continuidad de un par de días por semana en el primer mes.

Se aconseja incrementar la continuidad hasta hacer los ejercicios todos los días en los próximos meses. En el final de este tiempo de reprogramación de la faja abdominal además se hacen los tests. Las clases en conjunto acostumbran permanecer 30 minutos y se aconseja una asistencia de cuando menos un par de veces a la semana y entrenar además en el hogar.

Órganos internos más protegidos

Este procedimiento forma una base increíble para hacer de forma segura cualquier clase de actividad física, ahora que actúa sobre la cincha manométrica abdominal, que va desde la cintura y circunda todo el abdomen bajo el ombligo. Esta cincha padece muchas distensiones más que nada en la mujer a lo largo del embarazo, un desarrollo que deja estos músculos abdominales separados por la llamada línea alba.

El procedimiento hipopresivo consigue corregir esta separación haciendo un trabajo de forma exclusiva sobre esta región abdominal sin añadir presión y subiendo todos y cada uno de los órganos. La función de la faja abdominal se puede dividir en tres escenarios de actuación, tal y como si fuera una escalera donde es imposible entrar al segundo peldaño si primero no se subió el primero.

En el primer nivel se afirma la función de protección de órganos internos y la respuesta de contracción a los aumentos de presión intraabdominal. En un segundo nivel se otorga seguridad a la región y se brinda una precisa transmisión de fuerzas entre las extremidades y el centro del cuerpo. Por último se integran elementos de trabajo en donde la musculatura abdominal produzca movimiento.

10 ejercicios para comprender y sentir tu pelvis

Una posición mejor

En en el caso de que la cincha abdominal no logre garantizar la primera función este movimiento desgasta las construcciones, lo que puede crear una hernia abdominal, inguinal, umbilical y también vaginal. “Los ejercicios hipopresivos trabajan a fin de que no falle este primer eslabón. Hablamos de los abdominales más saludables porque tonifican la faja abdominal y al unísono resguardan la espalda. En un mes de ejercicios hipopresivos se logra una optimización postural que se verifica en el reposicionamiento de la proyección del eje de gravedad y la disminución de la curvatura lumbar, cervical y de la cifosis dorsal”, enseña Néstor Serra.

El sentimiento de confort postural incrementa de manera significativa. Además, por medio de la excitación del neumotáxico, el centro respiratorio que controla todos y cada uno de los músculos implicados en la respiración, se desata una segregación de dopamina (morfina natural del cuerpo) y una normalización de las tensiones musculares y anatómicos, lo que se termina de impulsar con una relajante visualización que se ejecuta en el final de cada sesión.

Además te resulta interesante

Provecho de correr

La rutina de ejercicio que extiende la vida (y los telómeros)

Claudina Navarro

Dieta para embarazadas

9 comestibles para gozar de un embarazo sano

Claudina Navarro

Polémica en las redes

¿Puede una embarazada llevar a cabo yoga?

Mayra Paterson

Ejercicio saludable

Estos deportes extienden tu promesa de vida 10 años

Claudina Navarro

Lo más visto