Saltar al contenido

Meditación básica guiada para entrenar la atención

Cambios profundos en nuestro ser suceden en el momento en que incorporamos la atención plena a nuestra vida. De ahí que parar y hacernos conscientes actualmente presente puede ser un acto totalmente innovador.

En el momento en que detenemos el fluído mental del llevar a cabo recurrente y del sostenernos siempre ocupados, nos ofrecemos la posibilidad de atravesar la cubierta de nuestra cabeza para ingresar a un nivel más profundo de nuestro ser.

Comunmente eludimos atravesar esa cubierta mental, ahora que es la cubierta que nos hemos desarrollado durante la vida para confirmarnos una ilusoria sensación de seguridad.

Esa sensación la logramos controlando las ocasiones que se nos muestran en la vida. Así nos sostenemos en lo popular, en nuestra región de confort personal. Aunque la mayor parte del tiempo nos aporte fracasos, tensiones, estrés y ansiedad, cuando menos la conocemos bien y de ahí que nos hace sentir seguros.

Meditación para reconocerte y ganar autovaloración

¿Qué puede aportarme entrenar mi atención?

Una vez atravesamos la cubierta mental tenemos la posibilidad de entrar a una versión más verídica de nuestra vivencia, ahora que con la práctica atravesaremos además nuestras percepciones fundamentadas en activas inconscientes.

En el momento en que dejamos atrás la dispersión mental y somos capaces de concentrar nuestra atención en el instante presente, nos ofrecemos cuenta de lo que pasa enserio. Tenemos la posibilidad de, de a poco, ver lo que sucede en frente algunas ocasiones o bien frente algún estímulo de afuera o bien de adentro. Haciéndonos siendo conscientes de nuestras reacciones internas, empezamos a conocernos considerablemente más, y el autoconocimiento es lo primero que hay que hacer para aceptarnos totalmente con compasión.

Es además desde el autoconocimiento y la conciencia de nosotros lugar desde el que tenemos la posibilidad de verdaderamente escoger nuestra vida. Oséa, desde ese sitio interior tenemos la posibilidad de seleccionar nuestras actitudes frente a las ocasiones que experimentamos, en vez de reaccionar automática y también inconscientemente a . Esto nos ofrece una independencia y un poder constructor inmensos.

Meditación para regresar a tu centro en el momento en que te desequilibras

Cómo meditar para entrenar tu atención

Esta es una meditación muy básica para entrenar tu atención utilizando tu respiración como anclaje al instante presente.

  • Cierra tus ojos y halla una posición cómoda.
  • Respira intensamente y en la exhalación deja ir lo que estuvieses realizando y lo que vayas a llevar a cabo después, y de a poco vete aterrizando ahora mismo presente.
  • Conviértete en siendo consciente del latido de tu corazón.
  • En este momento centra tu atención en la respiración. Date cuenta de cómo está fluyendo y obsérvala con curiosidad. Déjala continuar su fluído natural sin la obligación de mudarla.
  • Adaptándote a ese fluído, empieza a contar tus ciclos terminados de respiración del 1 al 10.
  • Inspiro. Expiro. 1.
  • Inspiro. Expiro. 2.
  • Inspiro. Expiro. 3.
  • Inspiro. Expiro. 4.
  • Inspiro. Expiro. 5.
  • Inspiro. Expiro. 6.
  • Inspiro. Expiro. 7.
  • Inspiro. Expiro. 8.
  • Inspiro. Expiro. 9.
  • Inspiro. Expiro. 10.
  • Empieza a contar otra vez dos o bien tres ocasiones más del 1 al 10.
  • Si en algún instante notas que te despistas o bien te pierdes en pensamientos, no pasa nada. Delicadamente regresa a centrar tu atención en la respiración y comienza otra vez con la cuenta.
  • Te recomiendo que continúes adiestrando tu atención con esta meditación en todo momento que desees.
  • En el momento en que lo sientas abre tus ojos.