Saltar al contenido

Los Espacios Naturales Son Medicina Para Las Ciudades

Inicio / Ecología

Ciudades limpias

Montse Cano

26 de noviembre de 2019 · 12:49

Las ciudades no tienen por qué razón estar peleadas con la salud y el confort de la gente. Se puede batallar la contaminación con zonas azules y verdes alcanzables para todos.

Las localidades que deseamos han de estar concebidas para la gente y transformarse en sitios donde vivir bieny saludablemente, algo que no pasa hoy en día, ahora que el coche y sus emisiones contaminantes son los amos y señores de las ciudades.

Se generan más de 800.000 muertes prematuras de año en año en toda Europa gracias a la contaminación, según la Agencia Europea del Medioambiente. Son muertes que se podrían evadirsi se cumpliesen las sugerencias de todo el mundo sobre actividad física, contaminación del aire, estruendos, calor… y además ingreso a espacios naturales.

“Las intervenciones en la planificación urbana y en los sistemas de transporte tienen un enorme encontronazo en la salud de la gente porque determinan los escenarios de exposición de la ciudadanía a la contaminación atmosférica, el estruendos, la temperatura (antropogénica), de esta forma como sus escenarios de actividad física día tras día y el ingreso a los espacios verdes y públicos”, enseña a Cuerpomente Natalie Mueller, estudiosa del Centro de Salud Global de Barna (ISGlobal), centro impulsado por “la Caixa”.

¿Nos puede enfermar el lugar en que vivimos?

Más zonas verdes y azules en las localidades del futuro

Uno de esos componentes de salud en las localidades, el de los espacios naturales –zonas verdes, jardines y parques urbanos y otros llamados “espacios azules”, como riberas de ríos, playas, mar o bien canales–, solamente se tenían presente hasta la actualidad como potenciadores de la salud, mas indagaciones recientes aportan información muy atrayente sobre esta “medicina precautoria verde”.

Entendemos que los estímulos naturales (pasear por un bosque, entre otras cosas) asisten a volver a poner la sensación de confort en la gente que padecen fatiga mental, estrés crónico y déficit de atención.

¡El aire limpio es un derecho! Requerimos localidades más verdes

Provecho probados de los ecosistemas naturales

La naturaleza nos obsequia una extendida lista de provecho, todos gratis, y solicita muy poco a cambio: visitarla y acompasarnos a su ritmo. Se demostró a nivel científico que los ecosistemas verdes:

  • Calman los síntomas de la depresión.
  • Fortalecen el sistema inmunitario (impulsando la expresión de proteínas anticancerígenas).
  • Contribuyen a un menor peligro de alergias y obesidad.
  • Mejoran la calidad de sueño.
  • Reducen los inconvenientes cardiovasculares.
  • Dan inferiores adversidades en los embarazos.
  • Desarrollan más promesa de vida.
  • Crean un mejor estado de salud general y mental.

Impulsar la naturaleza en las localidades facilita favorecerse de esos efectos. De este modo, una investigación de 2018 del King’s College London (Reino Unido) demostró que la exposición a los árboles, el cielo limpio y el canto de las aves en las localidades optimización el confort mental.

Los científicos de ISGlobal han analizado además por vez primera su relación con el cáncer de mama y la conclusión va en exactamente el mismo sentido: las mujeres que viven cerca de espacios verdes urbanos tienen menos peligro de sufrir la patología.

Este centro, que ha dirigido numerosos estudios sobre el tema, demostró que los ancianos que viven en distritos más verdes tienen un desarrollo de envejecimiento cognitivo más retardado.

“Los espacios verdes en las localidades contrarrestan la contaminación”

Los espacios verdes de hoy no son para todos

Meditemos sobre estas proyecciones:

  • El 73% de los de europa vive en áreas urbanas, muy comunmente con un ingreso pobre o bien con limite a espacios naturales.
  • Se prevé que esta cantidad se acreciente a más del 80% en 2050.
  • En ese año, se estima que el 68-70% de la población mundial va a vivir en zonas urbanas.

Por otro lado, las localidades recientes son peligrosas, desarrollan problemas médicos que van a ser eludibles si logramos repensar las localidades y diseñarlas para la gente y su confort.

Es verdad que muchas tiene jardines y parques, mas según un reporte de la Oficina Regional para Europa de la OMS, los espacios verdes no están accesibles ni alcanzables para todos y cada uno de los conjuntos de población.

Las comunidades de bajos capital acostumbran gozar de varios menos, o bien hablamos de espacios estropeados por un mal cuidado, vandalizados y también eludidos por su inseguridad.

Si puedes, pasa cuando menos dos horas por semana en “espacios azules”

Llevar naturaleza a cada vecindario

Las indagaciones sobre los provecho, no ahora de los bosques originarios, sino más bien de los pedacitos de naturaleza verde o bien azul encastrados entre calles repletas de tráfico, tienen la posibilidad de favorecer un cambio en la administración de las localidades del siglo XXI.

Estos estudios abren la vía para repensar los espacios verdes urbanos. El cambio más básico que proponen: han de estar muy cerca de la gente y proliferar en todos y cada uno de los distritos porque sus provecho con apariencia de salud tienen que llegar a todos sus pobladores y vecinos.

Diseños de espacios naturales conectados

Un diseño urbano capaz es el que proyecta jardines en todos y cada uno de los distritos y los conecta entre sí para hacer corredores verdes. De este modo, la gente tienen la posibilidad de planificar sus recorridos sin dejar el verdor en medio de una localidad, como suceden en el Anillo Verde de Vitoria.

Jardines verticales: 5 ideas frescas en muy poco espacio

Espacios azules además

Otra sorpresa efectiva es conocer que los espacios con agua (ríos, lagos, playa, mar, canales y también los que acogen fuentes) no son solo atrayentes para el ocio, sino además fomentan la salud.

De este modo lo corrobora otro estudio del conjunto de ISGlobal, que hizo la primera revisión científica en todo el mundo sobre espacios azules y salud: “A fines del 2017, y en el marco del emprendimiento BlueHealth, publicamos una revisión sistemática con la meta de comprobar la evidencia a nivel científico de la posibleasociación entre los espacios azules y los provecho para la salud y el confort de la gente“, enseña la estudiosa Mireia Gascon.

“Unicamente se habían anunciado 35 estudios que evaluasen la relación entre exposición a espacios azules y salud. Observamos que los desenlaces que ya están señalaban la prueba de que a más grande exposición a los espacios azules, más provecho para la salud psicológica y el confort, y más grande promoción de la actividad física.

En cambio, había escasos estudios accesibles con relación a salud general, obesidad, indicadores cardiovasculares o bien longevidad”. Con esos desenlaces, se van a poder prestar directivas a fin de que el diseño de las localidades, y de los espacios naturales en , tengan por propósito la salud.

Jardines verticales en espacios pequeños

Adiós al cemento

Con estos datos, se debería ofrecer por terminada la época de los parques duros y otras actuaciones que comunmente derrochan los elementos recurrentes de los ciudadanos y no les aportan provecho reales.

Deseamos localidades verdes y azules no solo porque mitigan el calor y limpian el aire, sino más bien porque fomentan el ejercicio y nos devuelven la salud. Tras la era del coche y la contaminación, llega al fin la era de la gente.

Además te resulta interesante

Contaminación

Los delfines se están intoxicando con los plásticos

Claudina Navarro

DIY

5 ideas para reciclar con imaginación

Montse Cano

Salud ambiental

Contaminantes recurrentes en el lugar de vida dañan los riñones

Claudina Navarro

Terapias naturales

¿Sabes encender tu campo energético? Tu salud te lo agradecerá

Montse Cano

Lo más visto