Saltar al contenido

Leer también es cuidarse

Hoy quizá más que jamás procuramos la salud en los libros y en las gacetas: en aprendemos sobre medicina y nos formamos un criterio propio de salud. ¿Cómo no vamos a recomendarlos como terapia, si es seguramente donde más información sobre salud hay?

La lectura puede ser terapéutica: eso es dependiente de lo que escriba, de mi intención de escritor, y además de lo que , que me lees, consigas interpretar de mis expresiones escritas. Con mis expresiones puedo generar placebo o bien nocebo, guiarte a solucionar un problema médico o bien complicarte la vida.

5 libros para hacer mejor tu confort por medio de la lectura

Informarse sobre nuestra salud: un derecho y una terapia

Redactar y leer es una manera de estar comunicado, de comprenderse, de trasmitir conocimiento y ánimos.

Mediante la lectura es el tolerante el que encara la situación y entiende y también interpreta lo que se redacta. Con la reflexión y el comprensión se proporciona al unísono la aceptación o bien no de lo que se sabe, mas además el tolerante toma elecciones, que son tan considerable como la reflexión.

Es positivo que el tolerante lea sobre su salud y su patología, que logre estudiar sobre los cuidados que requiere y el régimen que está siguiendo. Es positivo que lea los consentimientos informados y los prospectos, y después tome sus elecciones. De ahí que, bajo mi punto de vista, no es razonable que el terapeuta desaconseje leer los prospectos o bien la información utilizable en las bibliotecas o bien en Internet.

La lectura y la reflexión importan para la salud. En los pequeños la lectura contribuye a crear su seguridad y autovaloración, a sobrepasar depresiones y duelos, y a escoger estilos de vida saludables. Contribuye ideas sobre cómo cuidarse y solucionar la patología.

¿No meditas? Leer puede ser tan bueno para ti

Cribar la información

Actualmente las opciones de tener a mano los libros se han multiplicado de enorme manera. Se puede poder ingresar a las superiores bibliotecas de todo el mundo y averiguar cientos de gacetas y publicaciones médicas, de este modo como una abundante literatura.

Se abre un planeta inmenso para examinar, mas hay que buscar dónde se encuentra precisamente lo que uno requiere para su salud.

La respuesta está en los libros, mas en algunas ocasiones eso es como decir que está en la selva o bien en la montaña en el momento en que uno jamás estuvo ahí. En en casos casos, lo que precisaría, seguramente, es un guía. No obstante, acorde vamos explorando selvas, montañas y bibliotecas, nos marchamos transformando en nuestros guías, con aptitud de contribuir a el resto.

Sugerencias

  • Mediante los libros se puede conseguir salud, autovaloración, capacidades sociales, técnicas de terapia, salud psicológica… Mas las opciones de comunicación y estudio que hoy ofrece la lectura están aún por examinar. Nos encontramos frente nuevos desafíos de conocimiento y no se debe dejar jamás de buscar nuevos caminos.
  • A fin de que un médico logre tratar o bien usar los libros como terapia, el tolerante debe poder implicarse a nivel personal con lo que los libros comentan.