Saltar al contenido

la falta de vacaciones te acorta la vida

Las vacaciones no solo te hacen feliz y te curan todos y cada uno de los males: te hacen vivir más años porque dismuyen de manera eficaz el estrés juntado. Esta es la primordial conclusión de un trabajo de investigación hecho durante 40 años, que fue anunciado hace poco en el Congreso Europeo de Cardiologia de Múnich y anunciado después en el Journal of Nutrition, Health & Aging.

Con relación a sus efectos sobre la salud, es sustancial que las vacaciones sean bastante largas. El director del estudio, el instructor Timo Strindberg, de la Facultad de Helsinki, advirtió que la sobrecarga de trabajo es imposible compensar con un estilo muy saludable que no integre las vacaciones. “Estas son primordiales para achicar acertadamente el exceso de estrés”, aseguró.

Strindberg fue muy ambicioso en el diseño de su investigación. Incluyó a 1.222 ejecutivos masculinos de mediana edad, nacidos entre 1919 y 1934, que fueron reclutados entre 1974 y 975 por el Helsinki Businessmen Studies. El requisito para formar parte fue que tuviesen cuando menos un aspecto de compromiso para padecer anomalías de la salud cardiovasculares, como tabaquismo, colesterol o bien triglicéridos altos, resistencia insulínica o bien sobrepeso.

6 ejercicios de relajación contra el estrés (y con una pelota)

Se apartó a los competidores en dos conjuntos. Un conjunto no alteró en nada su modo de vida, en tanto que el otro recibió cada 4 meses consejos de salud: se les animó a hacer deporte, a alimentarse de manera sana, hallar un peso habitual o bien no fumar más. Si no experimentaban una mejora, se les aconsejaba tomar medicación para bajar la tensión arterial o bien el colesterol.

Pero muertes entre aquéllos que se cuidaban mas no descansaban

Mientras iban pasando los años, se vio que el compromiso cardiovascular en el conjunto intervenido en comparación con el conjunto de control era un 46% menor. Por otro lado, tras 15 años, en 1989, confirmaron que se generaban más muertes en el conjunto intervenido, que se encontraba siguiendo los consejos sobre modo de vida. Este resultado parecía una broma a los médicos. ¿Por qué razón se generaba?

Los profesionales alargaron el estudio hasta 2014 (un total de 40 años). En el comienzo del estudio no se habían analizado datos básicos como las horas laborales, las de sueño y las vacaciones. Al tomar en cuenta estas cambiantes, los autores objetivaron que la muertes en el conjunto de control eran superiores hasta el 2004, después las ratios se igualaban en los dos conjuntos. Y llegaron a la conclusión de que la mortalidad más elevada del conjunto “saludable” venía dada por que hacían menos vacaciones.

Meditación relajante para vencer el insomnio

Como explicaron los autores en Múnich, las vacaciones más cortas estaban similares con más grande proporción de decesos en el conjunto intervenido. En este conjunto, los hombres que se tomaban tres o bien menos semanas de vacaciones por año, tenían un 37% más de opciones de fallecer entre los años 1974-2004 que esos que se tomaban más de tres semanas.

El estrés anula los efectos positivos de la vida saludable

Como enseña el instructor Strindberg, “el estrés y la carencia de bastante reposo anulaba los efectos del método de vida beneficioso para la salud”. En verdad, reconoció Strindbert, las enseñanzas de vida saludable seguramente “agregaron causantes de estrés a sus vidas”. Y en los años 70 los estudiosos no tenían tan presente la predominación negativa del estrés, por lo cual no incluyeron las técnicas de reducción de la ansiedad entre sus consejos.

“Nuestros desenlaces no señalan que la educación en salud sea amenazante, sino la reducción del estrés es una piedra angular del programa de disminución de peligros cardiocirculatorios. Es recomendable unir el régimen farmacológico moderno con los consejos de salud –que integren la reducción del estrés– para evadir inconvenientes a la gente con esta clase de peligros”, acabó Strindberg.