Saltar al contenido

La dieta que alarga (o acorta) la vida

Inicio / Nutrición

Protege tus telómeros

Amelia Martí del Ética, Lydia Morell y Ana Ojeda

05 de noviembre de 2019 · 13:12

La dieta tiene un papel básico en la integridad de los telómeros. Determinados comestibles los dañan y otros asisten a postergar el deterioro celular.

Los telómeros son las construcciones que resguardan los extremos de los cromosomas. Su longitud hace aparición como un indicio básico de salud general. Por esto, en el Departamento de Ciencias de la Nutrición y Fisiología de la Capacitad de Farmacia y Nutrición de la Facultad de Navarra decidimos investigar, adjuntado con las profesoras Raquel Echeverría, Lydia Morell y Ana Ojeda, el estado de los entendimientos sobre la relación entre la dieta y la longitud de los telómeros.

Examinamos diecinueve estudios transversales, cinco casos clínicos, cinco estudios observacionales prospectivos y dos estudios de intervención, y los desenlaces se han publicado en la gaceta Nutrición Hospitalaria.

El arte de envejecer con salud

Conclusiones de la revisión de estudios sobre los telómeros

La dieta puede ser una utilidad vigorosa para impedir o bien postergar una diversidad de patologías crónicas similares con la edad, la inflamación, el estrés oxidativo y la apoptosis (muerte celular programada). Todo son procesos relacionados con la longitud de los telómeros.

Las diferencias particulares en la longitud de los telómeros –que tienen la posibilidad de heredarse fácilmente– proponen, en verdad, que el acortamiento de los telómeros es un desarrollo modificable. De ahí que, la identificación de los componentes que interfieren en la longitud del telómero, como la dieta y otros hábitos, tiene la posibilidad de tener un encontronazo en la salud y la longevidad.

Determinados agentes socios con estilos de vida concretos (tabaco, adiposidad, estrés, exposición a la contaminación, dietas pobres en nutrientes precisos y con comestibles con exceso de grasas, tóxicos y calorías, sedentarismo…) tienen la posibilidad de apresurar el acortamiento de los telómeros, inducir daños en el ADN telomérico y perjudicar a la salud o bien a la promesa de vida de la persona.

La rutina de ejercicio que extiende la vida (y los telómeros)

Las 10 claves de una dieta de calidad

Los estudios proponen que esos nutrientes, comestibles y patrones dietéticos que fueron probados como ventajosos o bien dañinos para la saludcardiovascular y el peligro de otras anomalías de la salud crónicas similares con la edad, el estrés oxidativo y la inflamación podrían tener exactamente los mismos efectos sobre la longitud de los telómeros.

1. Cereales integrales

El consumo de cereales integrales y determinados comestibles vegetales podría bajar la inflamación. Probablemente halla una asociación principalmente directa entre la longitud telomérica y el consumo de semillas como legumbres, nueces, café y sus productos derivados. Esto se enseña posiblemente por la riqueza en compuestos antioxidantes que están en la cubierta externa de los granos.

2. Hortalizas y algas marinas

El consumo de hortalizas –generalmente y especialmente las más ricas en antioxidantes– o bien de algas marinas podría además tener un efecto positivo sobre la longitud telomérica. Este encontronazo en la longitud telomérica además se asocia al consumo de frutas, por los elementos antioxidantes de estos comestibles.

12 comestibles y compuestos amigos de los telómeros y la longevidad

3. Deficiencia de micronutrientes

Determinados estudios vinculan, de igual modo, las deficiencias de micronutrientes como la vitamina D, el ácido fólico y la vitamina B12 con una sucesión de anomalías de la salud similares con la edad. Sus respectivas deficiencias aceleran el acortamiento de los telómeros y conducen a la inestabilidad genómica.

4. Comestibles con su matriz

Las evidencias a nivel científico proponen que los resultados positivos de los comestibles se atribuyen al alimento entero, oséa, a la sinergia entre los compuestos bioactivos en sus complicadas matrices, más que a vitaminas, minerales o bien otros elementos apartados.

Come menos y vas a vivir más

Elegir una aceptable dieta

5. Dieta de calidad

La dieta mediterránea es un patrón de alta definición sobre nutrición, bueno para la longitud de los telómeros. Las primordiales peculiaridades de esta dieta son la utilización recurrente del aceite de oliva y la abundancia de comestibles derivados de plantas, que tienen dentro frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales, y que afirman de esta forma un extenso suministro de fibra y antioxidantes, todos agentes protectores de los telómeros.

La consideración de la dieta en el cuidado de la salud está sobradamente corroborada en los estudios. Estos detallan que una más calidad de la dieta se corresponde con un menor peligro de muerte por todas y cada una de las causas, incluyendo los trastornos cardiovasculares y el cáncer.

Continuar una dieta de calidad se asocia, de una forma importante y consistente en los estudios, con un peligro de muerte por las causas antes citadas un 11-28% menor.

5 elementos cancerígenos de la carne procesada

Comestibles perjudiciales

6. Carnes procesadas

Del mismo modo que hay comestibles que resguardan los telómeros, otros semejan dañarlos. Es la situacion de las carnes procesadas, que inducen intermediarios inflamatorios socios con patologías como la diabetes tipo 2 y podrían tener un efecto directo sobre la longitud de los telómeros.

7. Carnes rojas

Y lo mismo sucede con las carnes rojas, socias comunmente a las patologías cardiovasculares y a ciertos géneros de tumores. Podrían perjudicar de manera negativa a la longitud telomérica, más allá de que se necesitan más estudios para corroborar estos desenlaces.

8. Alcohol

El consumo de alcohol, todavía sugerido por determinados autores para la prevención cardiovascular, transporta, por otro lado, un largo tiempo asociado al peligro de desarrollar patologías crónicas como cáncer, patología hepática, pancreatitis y diabetes.

Entonces, puede perjudicar a la longitud de los telómeros, aunque aún hay que calcular el consumo ideal, si existe, y el encontronazo de los niveles diferentes de consumo.

¿Detox de alcohol? Depúrate con esta infusión

9. Azúcar

El consumo de bebidas azucaradas lleva a una alta carga glucémica, lo que incrementa en el organismo la resistencia a la insulina, la inflamación y el estrés oxidativo, y podría tener que ver además con la longitud de los telómeros.

10. La cantidad importa

No solo lo que ingerimos perjudica a los telómeros. Además puede llevarlo a cabo la proporción de calorías que ingerimos en todos y cada comida. Comer menos –lo justo para levantarse de la mesa con algo de apetito– tiene la posibilidad de tener un encontronazo muy positivo en la salud y la longevidad siempre y cuando no haya malnutrición, conforme han probado los estudios en animales, ahora que se disminuye el estrés oxidativo y el daño sobre el ADN.

Además, se conoce que la restricción calórica hace una reducción de la temperatura corporal y puede ocasionar cambios positivos en la regulación hormonal, la expresión de los genes y la reducción de la inflamación.

10 claves para vivir tu ikigai de forma exitosa

Obesidad y oxidación

La acumulación anormal de grasa en las situaciones de obesidad puede ocasionar, al revés que la restricción calórica, resultados perjudiciales sobre la salud y bajar la promesa de vida. La obesidad estimula un incremento del estrés oxidativo y de la inflamación que perjudica a los telómeros.

Por esto, el incremento de peso del cuerpo y la acumulación de tejido adiposo amplifican el peligro de desarrollar nosologías similares con la edad, como la patología cardiovascular, la diabetes mellitus tipo 2, los trastornos músculo-esqueléticos, los trastornos respiratorios y algunos géneros de cáncer.

Varios de los desequilibrios metabólicos de la obesidad (entre otras cosas, glucemia, lipemia…) dan sitio a una disfunción de los órganos en una manera que se semeja al desarrollo de envejecimiento acelerado.

Obesidad y nutrición: ¿cómo se nutren la gente obesas?

Es dependiente de ti

Las indagaciones sobre la longitud de los telómeros aceptan deducir que es un buen indicio del estado global de salud de un individuo y que puede ser útil como un reloj biológico medidor de la promesa de vida. Todo cuanto hagamos, ya que, para postergar o bien evitar su acortamiento lo percibiremos en nuestra salud y longevidad. Y lo que decidimos integrar en todos y cada ingesta puede diferenciarse.

Bibliografía

  • Amelia Martí, Raquel Echeverría, Lydia Morell y Ana Ojeda. Telómeros y calidad de la dieta. Nutrición Hospitalaria.
  • Amelia Martí y Guillermo Zabala. Telomeres, Diet and Human Disease: Advances and Therapeutic Opportunities. Ed. CRC Press.

Además te resulta interesante

Antioxidante y prebiótico

El té negro nutre la microbiota y contribuye a vigilar el peso

Claudina Navarro

Más años, más vida

“El ayuno puede reprogramar el organismo”

Ana Montes

Opción al azúcar

Xilitol: todo cuanto tienes que entender antes de ingerirlo

Dra. Odile Fernández

Metabolismo más eficaz

Achicar en un 15% las calorías extiende la vida con salud

Mayra Paterson

Lo más visto