Saltar al contenido

hay parejas que no funcionan

Inicio / Weblogs / Amor en construcción

Amor irrealizable

02 de junio de 2020 · 17:29

Poseemos inclinación a suponer que si una relación no trabaja es por culpa nuestra: porque nos falta algo, porque nos sobra algo, porque hemos fallado, porque no somos suficientemente buenas, porque algo hicimos mal. Mas no, frecuentemente una relación no puede trabajar. Y punto.

Amor en construcción

BLOG

Amor en construcciónCoral Herrera

En el momento en que una pareja no acaba de trabajar, en ocasiones no tenemos la posibilidad de evadir sentirnos responsables. Estamos causantes. Nos sucede en el momento en que una relación no brota o bien en el momento en que se marchita.

No obstante, se nos olvida que las relaciones no en todos los casos trabajan porque frecuentemente en el momento en que nos enamoramos, nos unimos en pareja sin conocernos bien y sin tener claro si los dos poseemos exactamente las mismas ganas, exactamente las mismas esperanzas, exactamente la misma forma de comprender el cariño y la pareja.

Por qué razón lo tu no trabaja

Los humanos nos juntamos para evaluar, siempre con esa indecisión encima de no entender si la pareja va a permanecer una semana, un mes, un año, o bien veinte años. No lo entendemos porque no tuvimos la posibilidad de comprender intensamenta a la otra persona. Además, al comienzo no entendemos si la otra persona desea lo mismo que nosotras. Inclusive puede suceder que ni nosotras mismas tengamos claro si deseamos vincularnos y comprometernos con la relación.

En el momento en que comenzamos nos lanzamos a la piscina mas hay varias cosas que tienen la posibilidad de imposibilitar que el cariño prospere. Algunas veces sucede que cada quien está en un instante diferente de sus vidas, que poseemos apetencias y pretenciones distintas. Entonces, pasadas las primeras semanas de enamoramiento, entre los dos expone la mítica pregunta: “¿qué somos?”. Y sobrevienen los inconvenientes.

¿Es viable finalizar bien una relación de pareja?

Sucede que al charlar nos demos cuenta de que cada uno de ellos desea una cosa, y que en ocasiones no son compatibles entre sí. No es culpa suya ni tuya: dos personas tienen la posibilidad de tener exactamente las mismas ganas de gozar del amor mas hallan incompatibilidades que lo hacen irrealizable. Pasa, entre otras cosas, en el momento en que:

  • Entre los dos desea tener un bebé más adelante próximo, mas el otro no.
  • Entre las dos personas ha salido de una relación larguísima y no le gusta regresar a tener una pareja permanente en el transcurso de un tiempo. No obstante, a la otra persona sí le gusta porque se ha enamorado locamente.
  • Puede suceder que entre las dos personas tenga muchas ganas de enamorarse y tener una historia amorosa, en tanto que la otra tiene pareja y no puede sugerir nada más que una relación de amantes.
  • Algunas veces sucede que la pareja elegida es un individuo magnífica mas tiene inconvenientes de adicción (alcohol, drogas, juego), de deudas o bien de algún otro tipo, lo que impide que la relación prospere. Es preferible retirarse mientras que la otra persona se lo trabaja.
  • Puede suceder que entre los dos tenga un largo tiempo utilizable en tanto que el otro no posee solamente momento de libertad para dedicarlo al amor.
  • Algunas veces pasa que entre los dos tiene un emprendimiento, o bien una enorme pasión, que es incompatible con la construcción de una pareja. Entre otras cosas, un individuo que anda de viaje por el planeta o bien vive dedicada en cuerpo y alma a su carrera, a una causa política, a un emprendimiento popular, artístico o bien cultural, a algún actividad que le no permita tener tiempo utilizable para vivir un romance y dar de comer un emprendimiento de pareja.
  • Es posible que todo sea especial entre dos personas excepto por un pequeño aspecto: que viven separados por océanos inmensos a cientos de quilómetros y ninguno puede irse al país del otro.
  • A veces uno vive muy libre, mientras que el otro tiene ataduras familiares o bien económicas realmente fuertes que le previenen continuar el ritmo del primero.
  • Las conmuevas son además destacables. Si uno está en un desarrollo de trabajo personal realmente fuerte (y quizás lamentable), es posible que sea bien difícil estar a su lado y que requiera un tiempo de soledad para viajar al interior de sí, para conocerse mejor, para sanar sus lesiones.
  • En otras ocasiones sucede que, mientras la relación prospera, entre los dos se marcha desenamorando paulativamente y se otorga cuenta de que elige no continuar la relación porque no le ve futuro, mas ahora está en y no sabe cómo salir.

Cómo hallar pareja: las 9 condiciones del buen amor

En todos estas situaciones hay que utilizar el los pies en el suelo: si hay bastantes óbices para continuar juntos, si es imposible gozar del amor con plenitud, entonces es preferible separarse y no continuar. Lo sustancial es no poner en ti (ni en la otras persona) toda la compromiso y reflexionar que en ocasiones las relaciones no trabajan porque no hay condiciones para quererse bien o bien porque, sencillamente, son relaciones cortas que no dan más de sí.

Y en el momento en que eso pasa hay que entender recortar a tiempo, asumiendo que si el cariño no otorga más de sí, no es culpa de ninguno de los dos. Es preferible finalizar una relación en su instante justo, sin aguardar a que se queme, sin aguardar a que se tuerzan las cosas: lo antes posible se acaben, mejor para los dos.

Más artículos del weblog

Coral Herrera

Autora

Un espacio para soñar novedosas maneras de querer y de quererse.

Sexo “oral”

Por qué razón deseamos charlar antes de gozar del sexo

Menos poemas, más respeto

Virtudes del amor sin romanticismo

Abre los ojos

Cómo liberarse de los mutilados sentimentales

Lo más visto

Sugerimos

Detox en tus relaciones

11 ideas para desterrar las luchas de poder en la pareja

Coral Herrera

Sobrepasar el patriarcado

La infidelidad no es crueldad (mas puede serlo)

Coral Herrera

Romper sin mal

Desconexión total: la utilidad para desengancharte del amor

Coral Herrera

Revolución feminista

Amor en construcción

Coral Herrera