Saltar al contenido

Guía De Hábitos Saludables Y Remedios Para Mejorar Tus Digestiones

Inicio / Salud natural / Tratamientos

Digestión fácil

Dr. Daniel Bonet

06 de agosto de 2020 · 07:36

Las afecciones digestibles se tienen que habitualmente a la tensión inquieta y las comidas inapropiadas. Decantarse por hábitos saludables facilita ganar confort y absorber la más grande cantidad viable de nutrientes.

El sistema digestivo tiene una consideración fundamental para sostener la vida, ahora que facilita absorber los nutrientes de los comestibles y remover lo que no es útil. En rigor, el desarrollo comienza en el cerebro frente a la visión, real o bien imaginada, de lo que se marcha a comer. Además con el olfato. De esta forma comienza la actividad gástrica.

Las fases de la digestión

Una digestión completa puede permanecer de 24 a 48 horas. Repasemos resumidamente sus diferentes fases.

  • La primera digestión tiene sitio en la boca: los comestibles son cortados y trozados por los dientes y se intercalan con la saliva, que tiene como función predigerir los hidratos de carbono por medio de numerosas enzimas.
  • Pasan después al esófago, que por medio de movimientos contráctiles empuja el bolo hacia el estómago.
  • El estómago. El bolo entra ahí en contacto con el ácido clorhídrico del jugo gástrico, que tiene como función deshacer las proteínas. Tal y como si de una batidora se tratase, la motilidad gástrica termina de combinar y procesar los comestibles.
  • Esto otorga paso a la digestión intestinal.Primero en el duodeno, donde comienzan a accionar las secreciones del páncreas, de las glándulas intestinales y del hígado (bilis). Ello facilita que se haga el desdoblamiento de los llamados principios inmediatos (hidratos de carbono, proteínas y grasas) en substancias solubles y capaces de ser absorbidas por la mucosa intestinal.
  • En la última etapa de la digestión se forma la materia fecal que será eliminada. Sucede en el intestino abultado (colon), de unos dos metros de longitud, que tiene los llamados movimientos peristálticos para llevar a cabo seguir su contenido. Esos movimientos son estimulados por la existencia de fibra vegetal no asimilable que contribuye volumen y presiona a fin de que avancen las heces hacia afuera. El intestino abultado no segrega fermentos digestibles y su aptitud de absorción es limitadísima. Absorbe más que nada agua. Es sustancial ahí la acción de la flora bacteriana intestinal que genera fermentaciones y putrefacciones, aparte de ejercer una función protectora.

5 fallos que arruinan tu digestión (y cómo dejar de cometerlos)

En el momento en que algo no va bien

La dispepsia es un grupo de afecciones debidas a modificaciones en el desempeño del estómago o bien el duodeno. Probablemente halla distintos síntomas:

  • Sensación de estar lleno inclusive habiendo comido poco
  • Digestiones pesadas
  • Hinchazón y mal en la parte alta del abdomen
  • Eructos
  • Náuseas
  • Vómitos

Puede generarse por diversas razones, por una comida bastante abundante, rica en grasas o bien picante, de este modo como por el tabaco y las bebidas alcohólicas. Sin olvidar que determinados medicamentos como la aspirina, los antiinflamatorios o bien los antibióticos tienen la posibilidad de ocasionar afecciones gástricas.

5 ejercicios eficientes para hacer mejor la digestión

Las modificaciones más habituales son:

  • Las gastritis, agudas o bien crónicas, son inflamaciones de la mucosa que cubre el estómago. Tienen la posibilidad de deberse a comidas excesivas, intoxicaciones alimenticias, una alergia, infecciones…
  • Los ardores. El estómago es un órgano escencial que deberíamos proteger, ahora que acusa fácilmente que no se respeten algunas reglas higiénico-dietéticas. Los ardores de estómago tienden a ser las primeras manifestaciones de una disfunción. No llevar a cabo caso a esta señal de alarma incrementa el peligro de sufrir gastritis o bien una úlcera. Estos ardores son debidos a un exceso de ácido clorhídrico en el estómago, que puede ser el resultado de una errónea nutrición o bien de un desequilibrio del sistema inquieto. Si más allá de corregir los hábitos de vida el cuadro persiste o bien empeora resulta conveniente asistir al médico.
  • Las úlceras. Como algunas veces una úlcera en el estómago o bien el duodeno puede ocasionar dispepsia, algunas pruebas asisten a entablar un diagnóstico. Puede practicarse una endoscopia, que radica en ingresar por la boca un tubo que llega hasta el estómago para poder ver si hay lesiones. O bien hacerse un análisis de heces o bien una prueba de aliento para descubrir la existencia de la bacteria Helicobacter pylori, que comunmente causa estas úlceras. Si el resultado proporciona positivo, se aconseja un régimen erradicador antibiótico. De todas maneras, hay personas con afecciones gástricas que no muestran esta bacteria y pacientes con la bacteria mas sin úlcera.

Cómo asegurar el estómago de forma natural

El régimen de la dispepsia y la gastritis es dependiente de sus causas mas es sustancial evadir hábitos dañinos.

  • Evadir comestibles que por vivencia se conoce que ocasionan afecciones. Comunmente son los fritos, las comidas bastante grasas, las frutas ácidas, el tomate, la cebolla cruda, las verduras flatulentas (alubias, coliflor), el vinagre, las bebidas con gas… Resulta conveniente de igual modo eliminar de la dieta las carnes grasas, embutidos, pescados azules, mariscos, de este modo como los picantes y excitantes: condimentas, café, licores, chocolate, etc.
  • Comidas ligeras y a intervalos regulares. Cada comida debería alargarse un mínimo de media hora y se habría de dejar una pausa entre cada plato.
  • Comer despacio, masticando bien y evadiendo los comestibles excesivamente fríos o bien calientes.
  • Métodos de cocción: la carne (pollo, ternera, cordero…), mejor hervida o bien a la plancha; el pescado (pescadilla, lenguado, rape…), hervido o bien al horno; los huevos (revueltos, duros o bien tortilla), poco cocidos y con poco aceite.
  • No fumar. Es conveniente no fumar, o bien al menos no llevarlo a cabo en ayunas.
  • ¿Agua en las comidas? No es obvio que el agua a lo largo de las comidas diluya el jugo gástrico, mas es preferible tomarla en el final o bien entre platos, ya que de esta forma se apartan los sabores y se tiende a tomar menos.
  • Incompatibilidades alimenticias. Cabe tenerlas presente en personas con inclinación a los trastornos digestibles. Puede ocurrir que comestibles como el pan, las patatas, el arroz y la pasta (hidratos de carbono), se digieran mejor si se toman separados de la carne, pescado y otros comestibles proteicos. Esto se enseña porque las proteínas precisan de un medio principalmente ácido para digerirse, en tanto que los glúcidos eligen uno más alcalino. Además puede ser correcto comer la fruta fuera de las comidas o bien al comienzo de estas, en lugar de como postre, ahora que se asimilan con eficacia y, si están más tiempo en el estómago con otros comestibles, tienden a ocasionar fermentaciones.

6 comestibles socios del intestino y la digestión

Un ecosistema en el intestino

El tubo digestivo no es un medio estéril, sino aloja cien billones de microorganismos, oséa, diez ocasiones más que el número de células que constituyen el cuerpo humano.

Las bacterias intestinales sostienen, en condiciones normales, cierto equilibrio entre sí que ayuda a nuestro confort. Si se altera ese equilibrio, se desarrollan las bacterias patógenas, como los colibacilos o bien los estafilococos. Se muestran entonces trastornos intestinales: estreñimiento, diarreas, gases, malas digestiones…

La microflora autóctona puede ser considerada parte miembro de las defensas del organismo, en una región fundamentalmente expuesta a las agresiones infecciosas, parasitarias o bien alimenticias.

La flora intestinal forma una auténtica barrera protectora en frente de la implantación y proliferación de gérmenes patógenos. Sosten el llamado sistema inmunitario intestinal, con una elevada proporción de linfocitos (B y T).

Además es evidente la existencia de inmunoglobulinas, fundamentalmente la IgA, que ejercitan numerosas funcionalidades protectoras: cortar la adherencia de las bacterias a la pared intestinal y normalizar los virus.

Mas la flora intestinal puede alterarse. Un cambio drástico de nutrición o bien de ámbito, como sucede en el momento en que se viaja a otros países o bien en una hospitalización prolongada, puede modificar el ecosistema intestinal.

Además una nutrición desequilibrada y distintas patologías, más que nada del tubo digestivo (inflamación del intestino, divertículos, estenosis, deficiente jugo gástrico…) y las infecciones virales, tienen la posibilidad de cambiar la flora recurrente.

Los antibióticos destrozan tanto a los microorganismos patógenos como a la flora intestinal ventajosa. Tratamientos con quimioterapia y corticoides son además capaces de modificar la flora, del mismo modo que los antiácidos.

A la digestión le afectan nuestros sentimientos

Cómo hacer mejor la microbiota digestible

Es bueno consumir todos los días bebidas y comestibles lactofermentados, ricos en ácido láctico y bacterias vivas, como el iogur y el kéfir. Aparte de las bacterias habituales del youghourt (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus) hay otras de interés, como el Bifidobacterium longum –o bien bífidus activo–, que ayuda a evadir el estreñimiento y los gases intestinales, evita la diarrea (más que nada en pequeños) y depura el hígado. El Lactobacillus acidophilus –o bien lactófilus– se enfrenta a la proliferación de bacterias patógenas y regula el tránsito intestinal.

Aparte de tomar youghourt comunmente o bien otros productos fermentados, como el chucrut (col) o bien el miso (pasta de soja), es recomendable comer pan biológico (con levadura natural), de esta forma como ensaladas al comienzo de las comidas y fruta, preferentemente a media mañana o bien a media tarde.

Además es aconsejable tomar en todo el día, mejor entre comidas, de uno a 2 lts. de agua mineral.

Es conveniente evadir comidas bastante ricas en grasas o bien harinas refinadas. Es conveniente que la nutrición no sea bastante proteica (lo que estimula los microorganismos de la putrefacción) y se sugiere cambiar las fuentes de proteínas.

La existencia de comestibles ricos en fibra es considerable, ya que el estreñimiento crónico puede modificar la flora intestinal. La fibra que no es digerida por el estómago ni el intestino angosto (fundamentalmente la celulosa) llega íntegra al colon, donde ejercita un efecto conveniente sobre la flora. Esta elige, de modo particular, la zanahoria, la cebolla, la alcachofa y el espárrago, ricos en inulina.

Cómo evadir el estreñimiento

El estreñimiento es subjetivamente recurrente, entre otras cosas a lo largo del embarazo, en personas de edad avanzada, en el momento en que se cambian los hábitos al viajar y en ocasiones de cansancio, nerviosismo y poca actividad física.

La continuidad habitual cambia de un individuo a otra, mas lo habitual es evacuar más de tres ocasiones por semana, a ser viable cada día.

Los síntomas del estreñimiento, más que nada crónico, son: irritación abdominal, falta de apetito y problema realmente grave gracias a la acumulación de material tóxico en el intestino. Para evitarlo, se tienen la posibilidad de adoptar ciertas medidas:

  • Agua. Se aconseja tomar abundante agua. De uno a 2 lts. diarios.
  • Fibra. Es conveniente comer de manera recurrente verdura, frutas, hortalizas, pan integral y otros comestibles ricos en fibra.
  • Regularidad. Es bueno comer a horas regulares, despacio y masticando bien.
  • Comestibles inapropiados. Se aconseja evadir dentro de lo posible el café, el té y los comestibles feculentos.
  • El instante de evacuar. No hay que reprimir jamás la necesidad de evacuar. Es conveniente continuar un horario regular y procurar llevarlo a cabo transcurrido el tiempo bastante y sin prisas.
  • Ejercicio. Practicado con moderación es de gran impulso para regular el estreñimiento.
  • Laxantes suaves. La utilización repetido de laxantes irritantes puede conducir a modificaciones intestinales y hacer hábito. Mejor usar, si es requisito, laxantes suaves vegetales, entre otras cosas los que actúan lubricando el intestino con substancias mucilaginosas que hacen más fácil la expulsión de las heces, entre otras cosas las semillas de plantago o bien zaragatona.
  • En las situaciones de estreñimiento crónico tienen la posibilidad de usarse otros métodos, como enemas o bien lavativas, que aunque resultan útiles de entrada para escapar del paso, tienen el problema de habituar al intestino al estímulo forzado.
  • Además puede ser de interés la llamada “hidroterapia del colon”, que se ejecuta con un electrónico utilizable en varias clínicas naturistas. Mas se debe hacer bajo control médico dado lo drástico del sistema.

Conmuevas y estómago: 9 ayudas naturales para equilibrarlos

Un masaje abdominal

Un simple masaje que puede hacerse uno mismo puede contribuir a hacer mejor las digestiones y a batallar el estreñimiento.

  1. Tumbarse boca arriba (o bien en una silla si es imposible). Hay que relajarse, respirando apaciblemente.
  2. Con la mano derecha o bien las dos manos llevar a cabo suaves movimientos circulares sobre el abdomen.
  3. Se toma como centro el ombligo y se marcha recorriendo toda la región abdominal en el sentido de las agujas del reloj, lo que prosigue la dirección intestinal.
  4. Se hace sin prisas, con determinada presión que no provoque sensación de molestia y a lo largo de numerosos minutos.

Los causantes sicológicos

Se estima que un 25% de las consultas de medicina general se hacen gracias a inconvenientes digestibles: dispepsia, estreñimiento o bien diarrea, mal abdominal de tipo servible… De estas nosologías, no graves mas que alteran la vida de quien las sufre, podría aseverarse que más de la mitad mejoran sencillamente adoptando algunos hábitos saludables.

Lo primordial es tener en cuenta la comida como un instante particular en el que debe reinar la calma. Solo hay que ocuparse a comer, masticando y ensalivando sin prisas, lo que facilita saborear apropiadamente los comestibles.

Mejor prescindir de la televisión y evadir las discusiones en la mesa. Diálogos distendidas y agradables, o bien inclusive comer en silencio, será bueno. Además es recomendable reposar un tanto después de las comidas, inclusive llevar a cabo una corta siesta al mediodía si fuera viable.

Es un hecho comprobado que el estómago y el intestino son muy sensibles a los causantes sentimentales. Es recurrente perder el apetito o bien que este aumente en el momento en que algo nos preocupa, o bien tener retortijones y diarrea frente a un examen.

La medicina psicosomática enseña que habitualmente algunas conmuevas como el temor o bien el sentimiento de soledad tienen la posibilidad de traducirse en síntomas digestibles.

Una patología como el síndrome del colon irritable, entre otras cosas, puede ocultar componentes sicológicos implicados. De la misma manera, los inconvenientes gastrointestinales podrían por su parte perjudicar psicológicamente a la persona y incrementar la ansiedad.

No cabe duda de que principalmente el intestino, con su riqueza neuronal, influye en el estado anímico y que todo lo que suprima el estrés y favorezca la relajación y la paz interior, va a mejorar la digestión tanto física (comestibles) como sicológica (pensamientos y conmuevas). Intentemos, ya que, que en la vida diaria haya instantes de reposo y calma.

Además te resulta interesante

Régimen eficiente

El yoga kundalini disminuye la ansiedad

Claudina Navarro

Guía para progenitores

Cómo contribuir a un niño con TDAH sin medicación

Manuel Núñez y Claudina Navarro

Suplementos eficientes

El omega-3 DHA disminuye la inflamación pulmonar

Claudina Navarro

Salud integral

Las 9 claves de la salud alén de la dieta y ejercicio

Eva Mimbrero

Lo más visto