Saltar al contenido

Esta es la buena cosmética, natural y ecológica (y sus certificaciones)

Haríamos bien en ser tan rigurosos con los productos productos cosméticos como con la comida. La piel es un órgano sensible y poroso que puede ser agredido o bien traspasado por los productos químicos artificiales que pertenecen a la composición de los productos cosméticos comúnes. La opción saludable es la cosmética ecológica o bien natural certificada.

La industria cosmética tiene a su predisposición unas 16.000 substancias químicas, la mayor parte de las que se han desarrollado en los laboratorios desde derivados del petróleo. Un óptimo número de estas substancias son irritantes, alergénicas, probablemente cancerígenas, interfieren con el sistema hormonal o bien sencillamente no son correctas para la naturaleza de la piel.

No obstante, habrás comprobado que en la propaganda se acostumbran usar imágenes de lindas plantas y las expresiones “natural” o bien “orgánico” sin que lo sean, gracias a que su utilización no está regulada por la ley, al revés de lo que pasa con los comestibles.

Diferencias entre natural y ecológico

Frente la carencia de legislación, los desarrolladores de productos cosméticos naturales y ecológicos han impulsado la creación de acredites que garantizan la excelencia de sus productos frente a los clientes.

Los requisitos de los distintos sellos son semejantes y la mayor parte distingue entre dos categorías de productos: los ecológicos y los naturales.

En las dos categoríases obligación que cuando menos el 95%-99% del volumen del producto sea natural. El resto puede estar conformado por elementos sintéticos que no tengan una opción natural y que se encuentren en una lista muy bloqueada.

La distingue del producto “ecológico” (además se puede denominar “orgánico” o bien “biológico”) es que el 95% de los elementos vegetales han de ser de producción ecológica y que estos representen cuando menos el 20% del volumen total (el resto tienen la posibilidad de ser elementos minerales).

Aprende a seleccionar productos cosméticos naturales enserio

Naturales como la piel

Tanto los productos cosméticos ecológicos como los naturales emplean substancias similares a nuestra naturaleza de seres vivos. Entre otras cosas, los aceites vegetales están formados por exactamente los mismos ácidos grasos que están en la piel y se tienen dentro bastante superior en el mantón lipídico que las parafinas, las siliconas y otros derivados del petróleo.

Otro ejemplo de la distingue entre un producto común y uno natural es el género de agentes que se usan como emulsionantes, indispensable a fin de que los elementos se mezclen bien.

Los productos cosméticos comúnes apelan a unos derivados del petróleo catalogados polietilenglicoles, que permeabilizan bastante la piel y la hacen más vulnerable. En cambio, los productos cosméticos naturales apelan a la lecitina de soja o bien el cacao.

Los productos productos cosméticos naturales no tienen dentro conservantes artificiales ni perfumes sintéticos. Estos últimos se muestran en la cosmética común con el término “parfum”, mas este “parfum” no tiene relación a solo una substancia, sino más bien a una fórmula segrega –la ley lo facilita– con incontables elementos, entre disruptores endocrinos como los ftalatos. En cambio, la cosmética natural solo emplea aceites fundamentales para conferir aroma al producto.

Los productos productos cosméticos y de higiene naturales son preferibles y aconsejables para todas y cada una la gente, mas fundamentalmente para aquellas con pieles sensibles que no aguantan el contacto con los productos comúnes, las mujeres embarazadas, las mamás y los pequeños.

Aunque la cosmética natural es considerablemente más despacio que la común, no en todos los casos resulta inocua. Determinados elementos tienen la posibilidad de ser alergénicos. Por esto, los desarrolladores de cosmética natural proponen gamas con materias primas escogidas entre las más aceptables.

Sin parabenos no es bastante: la cosmética natural es considerablemente más

Productos productos cosméticos sostenibles

La industria cosmética común ayuda a la rentabilidad del petróleo, a la contaminación del mar y del aire, y al calentamiento del planeta.

Las parafinas, entre otras cosas, interrumpen el desarrollo de trueque de CO2 por oxígeno en el mar, ayudando de este modo al efecto invernadero, como además lo hacen los gases propelentes de los desodorizantes butano o bien isopropano.

Otros contaminantes son los microplásticos, que alteran dificultosamente los ecosistemas marinos.

Tienen la posibilidad de serlo elementos como “acrylates copolymer”, “polyethylene”, “polyamid”, “polyurethan”, “polyethylenterephtalat”, “polypropylene” o bien “polystyrene” (en la nomenclatura INCI), que tienen la posibilidad de hallarse, entre otras cosas, en productos exfoliantes. Todos están prohibidos en la cosmética natural.

Además hay que evadir los protectores químicos como oxibenzonas o bien octinoxatos, tanto para la salud (son disruptores endocrinos) para el medio ámbito (se han contraindicado en numerosos países).

Achicar el encontronazo de los envases

Los envases además cuentan. Las certificaciones ecológicas y naturales requieren reducir los envases y que sean reciclables, mas sin lugar a dudas la idea más clara es completar los envases, algo que ciertas marcas comienzan a llevar a cabo.

Y a cargo del cliente está seleccionar productos de fabricación más próxima, para evadir el coste y el encontronazo del transporte y también, inclusive, realizar determinados en el hogar.

Cosmética vegana ¿conoces las elecciones a los elementos de procedencia animal?