Saltar al contenido

¿Es sano llevar sujetador? Beneficios e inconvenientes

¿Es más natural, cómodo y sano no llevar sujetador? Son cuestiones que vuelven cíclicamente, en esta ocasión con motivo de la campaña Free The Nipple (“libera el pezón”), de la activista y cinesta Lina Esco, que aboga por dejar en libertad al pecho femenino de las censuras.

Las mujeres –como la modelo Cara Delevingne o bien la artista Rihanna– que se han liberado del sostén comentan que se sienten más libres (no solo físicamente), más cómodas y más sensuales. ¿Mas es más sano?

Entre los médicos que fué más claro sobre la cuestión es Jean-Denis Rouillon. En una charla en la Facultad de France-Comté en Besançon defendió que los sujetadores no son precisos y que su empleo desgasta la musculatura natural de las mamas, ocasionando su caída y flacidez.

6 ejercicios para desplazar las costillas, tu columna te lo agradecerá

La teoría de Rouillon se ve lógica, ya que se puede imaginar que el sujetador se comporta como una prótesis que reemplaza la función de la musculatura, tal y como si fuesen unas muletas o bien una silla de ruedas para la situacion de las piernas.

¿Estimula el pecho caído?

Por otro lado, además de las visualizaciones personales de Rouillon, no hay estudios científicos que asocien la utilización de sujetador con el pecho caído.

Otros profesionales en anatomía aseguran que no llevarlo además puede lograr que los tendones y tejidos se estiren por efecto de la gravedad y los movimientos, especialmente si los pechos son enormes.

El doctor Andrew Weil, reconocido profesional en medicina integrativa, ha opinado sobre el tema y cree que no hay pruebas terminantes contra el sujetador. Para remarcar la musculatura de los pechos sugiere llevar a cabo flexiones de brazos en plancha o bien algún otro ejercicio que tonifique los pectorales.

No hace cáncer de mama

Por la red circula la iniciativa de que los sujetadores causan cáncer de mama. La novedad se remonta a la década de los 90. En 1991, una investigación halló que las mujeres que no empleaban sujetador tenían un compromiso algo menor de padecer cáncer de mama. Y en 1995, los médicos Sydney Ross Singer y Soma Grismaijer han publicado el libro Vestida para matar, donde explicaron que la presión del sujetador reducía la efectividad del sistema linfático para remover toxinas, lo que aumentaba el compromiso de desarrollar cáncer.

Las 7 plantas que cuidan como nadie a las mujeres

Mas ninguna organización de médicos y ninguna autoridad sanitaria ha apoyado esa afirmación. Entre los estudios más recientes, llevado a cabo en 2014 en el Fred Hutchinson Cancer Research Center de Seattle (USA), resolvió la cuestión al asegurar que la teoría de Ross y Grismaijer no posee base científica y que la pequeña reducción de compromiso del estudio de 1991 no era importante y podía deberse a que las mujeres que emplean menos el sujetador son las delgadas, por lo cual el aspecto en juego podría ser el peso, no el sujetador.

¿Exactamente en qué ocasiones sí es conveniente el sujetador?

El cuerpo de la mujer es especial como es, mas la ginecóloga Kiel Doris Scharrel afirma que hay que admitir que la civilización y el sedentarismo tienen secuelas: la mayor parte de mujeres tiene un tejido conjuntivo enclenque, por lo cual la utilización del sujetador le se ve aconsejable inclusive en jóvenes, especialmente si hacen deporte.

En el momento en que se ejerce un ejercicio con determinada intensidad, la musculatura y los tejidos del pecho tienen la posibilidad de sobrecargarse. La gaceta Runner’s World efectuó un interesante estudio que probó que al hacer una carrera de un quilómetro los pechos se desplazaban 84 m al agregar los recorridos hacia arriba y hacia abajo.

De todas formas, Doris Scharrel sugiere obedecer las propias experiencias y ponerse o bien no el sujetador dependiendo de la tranquilidad.

6 estiramientos zen para encender tus meridianos

En la situacion de los pechos sean muy enormes y pesados, que tiran del leño hacia adelante y con el tiempo tienen la posibilidad de ocasionar inconvenientes posturales, puede ser realmente aconsejable. Además el tejido conjuntivo tiende a estirarse.

Como afirma la doctora, la utilización de un sujetador descansa los hombros y la columna vertebral, así puede evadirse algún que otro problema realmente grave provocado por la tensión en la nuca.

Cómo escoger un óptimo sujetador

Un óptimo sujetador deportivo tiene sentido, mas no es simple de hallar. Los especiales modelos son esos en que las tiras confluyen en el centro de la espalda (modelo “luchador”) y no tienen la posibilidad de escurrirse por los hombros.

Además debe tener un ancho bastante bajo el pecho a fin de que toda la compromiso del sostenimiento no caiga sobre los tirantes.

Una forma de evaluar si el ancho es correcto es ponerse el sujetador y bajar los tirantes: el cuerpo del sujetador no debería desplazarse.

Guía para impedir el cáncer de mama

El sujetador puede ocasionar mal

Si el sujetador es bastante pequeño, la copa está mal construida o bien el ancho bajo el pecho es pequeñísimo, puede ocasionar mal.