Saltar al contenido

Ensalada De Invierno Para Fortalecer Tus Defensas

Aunque la ensalada no sea el plato que más asociamos al invierno, es precisamente entre los platos fundamentales de esta temporada.

Una buena ensalada nos contribuye comestibles cargados, no solo de vitaminas, minerales, hidratos de carbono y también proteínas, sino más bien además de los antioxidantes más poderosos para defendernos.

No obstante, si eres de aquellas personas que siente frío con solo imaginar que “hay que comer ensalada” en el momento en que las temperaturas bajan, lo destacado es ver el lado positivo. ¡Y la ensalada tiene bastante de positivo! Es una enorme forma de integrar comestibles en su mejor versión, crudos, con sus nutrientes íntegros.

3 ensaladas de invierno para comer bien los meses de frío

Por otro lado, una ensaladano posee por qué razón ser fría. Sencillamente no coloques en el plato comestibles recién sacados de el frigorífico: deja que se atemperen o bien sumérgelos en agua no muy caliente al lavarlos.

Además puedes integrar algún alimento cocinado –como zanahoria salteada o bien calabaza al vapor– que te asista a sobrepasar la barrera sicológica de no comer ardiente en invierno.

Esta ensalada combina comestibles de temporada con distintas caracteristicas como los cítricos, la espinaca, la granada o bien la escarola.

Elementos para 2 personas:

Para la base de hojas:

  • 1 rama de apio, con las hojas
  • 1 taza de canónigos
  • 1 taza de brotes de espinacas
  • 4 hojas de escarola
  • 2 endivias

Para el topping:

  • 4 coles de Bruselas
  • 1 taza de floretes de coliflor
  • 1 pomelo, el jugo
  • 1 mandarina, el jugo
  • 1 limón, el jugo
  • 1 granada, pelada y desgranada
  • 1 cucharada chica de pimienta negra, recién molida
  • 10 aceitunas negras

Para la salsa de aguacate y remolacha:

  • 1 aguacate
  • 1 naranja, el jugo
  • ½ remolacha, el jugo
  • 1 cucharada de vinagre de umeboshi
  • 2 medidas de cuchara de aceite de oliva de primera prensada en frío

Preparación:

  1. En un envase de vidrio, ubica la coliflor cortada en pequeños floretes y las coles de Bruselas a láminas. Riégalas con los jugos de pomelo, mandarina y limón.
  2. Añade la granada y macera todo 8 horas en el frigorífico a fin de que la col se impregne de los cítricos. En el momento en que vayas a utilizar este topping, deja antes que pierda el frío de el frigorífico, ponlo una media hora antes a temperatura ámbito.
  3. Corta el tallo de apio en daditos y reserva las hojas.
  4. En un bol, mezcla el tallo de apio troceado y sus hojas con el resto de hojas de la ensalada y las aceitunas.
  5. En una batidora de vaso desmenuza los elementos de la salsa hasta conseguir una mousse suavísima de color rosado profundo.
  6. Sirve las hojas en platos o bien boles particulares y adorna con el topping y la salsa de aguacate y remolacha.

Nutritiva, depurativa y muy antioxidante

La base de esta ensalada son la escarola y la espinaca. La escarola es una lechuga de invierno que, aparte de dar ácido fólico, vitamina C y hierro, tiene dentro compuestos amargos que benefician la función hepática.

La espinaca suma sus vitaminas, más que nada A, C, K y ácido fólico, aparte de rebosantes minerales y fibra.

Las hojas verdes se completan con los berros. Estos son familiares de las coles, con sus provecho, y además una mina de calcio, hierro, ácido fólico y vitaminas A y C.

La coliflor te brinda sus glucosinolatos, los compuestos de las coles considerados anticancerígenos. La virtud es que estos se preservan mejor al consumirla cruda en ensalada.

Además contribuye su enorme poder antioxidante la granada, que se añade en el topping. Ese poder antioxidante hay que a substancias como elácido elágico, sus antocianinas y sus taninos.

La granada se considera, además, una fruta muy depurativa que ayuda a asegurar las arterias y a achicar la inflamación.

El poder de la granada

En elaliño se han agregado jugos muy poderosos llenos de antioxidantes. Por una parte, jugo de la remolacha, que es abundante en betaína. Esta substancia, antiinflamatoria y antioxidante, protege el corazón y, al no cocerse la remolacha, se guarda íntegra.

Por último al añadir al aliño el jugo de numerosas frutas cítricas como el pomelo, la mandarina y el limón te aseguras una aceptable dosis de antioxidantes y proporcionas agua biológica a tus células.