Saltar al contenido

El significado real de “es solo sexo”

Inicio / Weblogs / Amor en construcción

Amor de categorías

14 de septiembre de 2020 · 15:10

Pensamos que el sexo es algo sucio que tenemos la posibilidad de llevar a cabo con alguno y que el cariño en cambio es algo precioso que unicamente se hace con gente particular. De ahí que mencionamos que una relación es “solo sexo” en el momento en que deseamos dejar en claro que algo es nada.

Amor en construcción

BLOG

Amor en construcciónCoral Herrera

En el momento en que mencionamos que “solo” poseemos sexo con alguien es para dejar claro a ese alguien y a el resto que esa persona no es considerable para . Es una declaración de pretenciones a fin de que o bien sepa que no sentimos nada bonito o bien particular, ni lo vamos a sentir.

De alguna forma nos encontramos informando de que es una relación sin consideración que no va a medrar, ni tampoco va a permanecer, de que nuestras vidas no se marchan a conocer en lo más mínimo perjudicadas. Porque no es una relación, es “solo sexo”.

El sexo con amor sabe mejor

Mencionamos que es “solo sexo” en el momento en que de todos modos lo que deseamos decir es que no nos encontramos enamorados de la otra persona, ni la vamos a estimar jamás, ni deseamos reforzar en la relación. Con esa persona tenemos la posibilidad de tener sexo, mas no nos marchamos a desvestir para tener sexo.

Amor de cuerpo sin alma

En el momento en que mencionamos que con alguien “no hay nada más que sexo”, de todos modos lo que deseamos decir es que solo nos marchamos a relacionar con su cuerpo, no con la persona que hay en el cuerpo.

Esta iniciativa de la separación del cuerpo y el alma viene de Platón y la hemos heredado de la civilización cristiana que desdeña el cuerpo, el erotismo y el exitación, que piensa que el deseo sexual es una necesidad fisiológica tan aberrante como comer, mear o bien defecar.

Sexo sin amor, “dubidubidá”

De este modo que además pensamos que el sexo es algo sucio que tenemos la posibilidad de llevar a cabo con alguno y que el cariño en cambio es algo bello que unicamente se hace con gente particular. De ahí que mencionamos que una relación es “solo sexo” en el momento en que deseamos dejar en claro que algo es nada.

En el momento en que mencionamos que solo es sexo, además acostumbramos a ofrecer a comprender que la persona con la que nos encontramos no es un individuo de la que uno se logre conquistar. Bien porque nos encontramos en un instante de nuestras vidas en las que no requerimos relaciones lindas, bien porque pensamos que la otra persona no cumple las condiciones primordiales para ser vigilada y querida.

En el momento en que el patriarcado dejó a los hombres sin amor

Decir que “solo tienes sexo” con alguien, al fin y al cabo, es una manera de denegar o bien degradar la relación, de distinguir entre la multitud que vale la pena y la que no. Es una manera de discriminar las relaciones indispensables de las que no lo son.

Una etiqueta para jerarquizar las relaciones

Tanto los monógamos infieles como los poliamorosos usan este criterio a fin de que su pareja primordial piensa que la apasionado es un ser inferior que no posee ninguna consideración en su historia.

Aclarar que es “solo sexo” es una manera de decir que a la relación le falta algo. Le falta hondura, le falta cariño, le falta inocencia. Una relación donde “solo hay sexo” es una relación donde no hay cuidados, ni los va a haber.

El sexo es una de las maneras de relación más íntima y bella de todo el mundo mas nuestra cultura judeocristiana piensa que el sexo es pecado, que el exitación es lo malo y que en el momento en que nos juntamos de dos o bien en dos o bien en conjunto para tener sexo somos igual que los animales (tal y como si no fuésemos animales, o bien tal y como si fuésemos superiores a ).

“La sexualidad completa nos ofrece un agregado de energía”

En el momento en que rebajamos una relación a la categoría “es solo sexo” deseamos decir que nos lo pasamos bien con alguien que no nos se ve suficientemente apreciado para individuo cercano o bien amado.

Es una manera de clasificar las relacionesque poseemos basado en jerarquías cariñosas: a mi novia la amo, mas con esta otra mujer solo es sexo.

Una se merece amor, a la otra solo la utilizo para bajar mis líquidos en algún agujero. Una se merece todo, la otra nada.

El más destacable salvoconducto para el infiel

Varios hombres piensan que si son infieles y les dicen a sus parejas que solo hubo sexo, van a ser perdonados con más simplicidad porque están dejando claro que la otra mujer forma parte a una categoría inferior y que, entonces, no es un riesgo para la mujer oficial.

Oséa, la mujer a la que se usa para tener sexo no es una señora ni se merece exactamente el mismo respeto que la señora, y no es una amenaza para porque no le llega ni a la suela de los zapatos.

¿Por qué razón los hombres inseguros son más infieles?

Los hombres patriarcales piensan que unas mujeres son para casarse y fundar una familia, y otras, en cambio, solo son para tener sexo, oséa, para desquitarse y eyacular.

Y de esta forma tienen la posibilidad de tener las dos cosas: en el momento en que cada mujer sabe a qué clase forma parte, ahora sabe qué puede reclamar al hombre y qué no.

¿Conformarse con el sexo o bien reclamar algo más?

Los inconvenientes vienen en el momento en que una mujer con la que “solo hay sexo” desea ser algo más, en el momento en que no se resigna a su bajo status, en el momento en que desea ser valorada y querida por el hombre que la ha puesto en tal impropio sitio.

En el momento en que se enamoran de , padecen. Desean ser las novias, no quedarse en la categoría de apasionado. Desean el trono. Y como en los cuentos que nos cuentan nos hicieron opinar que “la que lo prosigue, lo logra”, ya que ahí se quedan, dando sexo y aguardando recibir amor a cambio.

¿Quién nos ha enseñado a querernos tan mal?

A las mujeres nos hacen pensar que si amamos al macho con devoción y le probamos que tenemos la posibilidad de ser unas buenas esposas, si somos pacientes y entregadas, si somos sumisas y nos portamos bien, quizás tengamos la posibilidad ser altas de categoría y de este modo parar de ser solo un elemento para empleo sexual.

Para los machos el sexo y el cariño son cosas distintas, y resulta que mujeres prestas a tener sexo para evaluar a conocer si son escogidas como esposas y mamás de los hijos, hay miles, millones. El tema es que ninguna desea quedarse ahí, como servidora de sexo, porque sabe que puede ser reemplazada cualquier ocasión.

¿TE HA INTERESADO ESTE ARTÍCULO?

Puedes suscribirte a la gaceta Cuerpomente y recibirla de forma cómoda en tu casa. Más información aquí.

Más artículos del weblog

Coral Herrera

Autora

Un espacio para soñar novedosas maneras de querer y de quererse.

Sexo “oral”

Por qué razón deseamos charlar antes de gozar del sexo

Menos poemas, más respeto

Virtudes del amor sin romanticismo

Abre los ojos

Cómo liberarse de los mutilados sentimentales

Lo más visto

Sugerimos

Revolución feminista

Amor en construcción

Coral Herrera

Hombres inseguros

Test: ¿Mi pareja tiene inconvenientes de masculinidad?

Coral Herrera Gómez

Medites

Si nos hieren a una, nos hieren a todas y cada una

Brigitte Vasallo

Evítalos

11 géneros de hombre que no te son convenientes (y cómo reconocerlos)

Coral Herrera Gómez