Saltar al contenido

Discusiones De Pareja Por Los Hijos

Inicio / Weblogs / Desde la consulta

Crianza: crisis en la pareja

08 de julio de 2020 · 17:19

Tras el nacimiento de los hijos son muchas las parejas que entran en crisis por disconformidades en el estilo de crianza. El trabajo personal para liberarse de patrones tóxicos perjudiciales asistirá a sanar el vínculo con los hijos y con la pareja.

Desde la consulta

BLOG

Desde la consultaRamón Soler

Ya hace más de diez años, compagino mi trabajo en la consulta con la divulgación de los últimos entendimientos sobre psicología infantil y crianza natural o bien respetuosa.

Tras leer alguno de mis artículos, ver uno de mis vídeos o bien ayudar a una de mis conversas o bien talleres, muchas mamás me consultan angustiadas comentándome que pasan por instantes fundamentalmente frágiles de crisis con sus parejas.

La situación que me sugieren, en la mayor parte de las situaciones, es semejante. En la mayoría de los casos, me describen un incremento de las discusiones y un distanciamiento con sus parejas hasta el punto de haber planeado en la separación.

Los hijos como origen de las crisis

En el momento en que estudiamos un tanto más sobre la crisis que están atravesando, nos percatamos de que esta frecuenta tener su origen en la llegada de los hijos y que actúa de manera fundamentalmente virulenta en las diferencias sobre el estilo de crianza que cada integrante de la pareja cree correcto para la educación de sus pequeños.

Separarnos o bien continuar: ¿qué es preferible para nuestros hijos?

Habitualmente, en la parejas enfrentadas sobre la manera inmejorable de criar a sus hijos, los desencuentros incrementan mientras las criaturas van medrando.

Al comienzo, en el momento en que son bebés, al mundo entero le resulta más fácil abarcar que sus pequeños son seres indefensos y que requieren muchos cuidados y atención continuada. Mas eso cambia transcurrido el tiempo.

Mientras los hijos van cumpliendo años, empiezan a aparecer ocasiones más complicadas con respecto al estilo de crianza que cada uno de ellos quiere entrenar.

¿Por qué razón emergen contradicciones con relación a la crianza?

La llegada de un bebé piensa un cambio trascendental en la vida de una pareja y cada integrante, en dependencia de su crónica personal y de la mochila que cargue, lo acepta de forma diferente.

En las situaciones que he recibido en consulta, el padre frecuenta inclinarse por reiterar el género de educación opresiva recibida en su niñez.

Aunque muchas de estas mamás vienen de familias habituales y han recibido una educación recia y déspota, por medio de la llegada de su bebé, emprenden un sendero de evolución personal que las acerca a una crianza considerablemente más apegada y respetuosa con las pretenciones y ritmos de sus hijos.

No deseo ser como mis progenitores, mas lo soy. ¿Cómo lo eludo?

Por el momento, resulta considerablemente más infrecuente y también excepcional que el padre se preocupe por investigar sobre los cambios personales que piensa la llegada de un hijo. Prosiguen repitiendo, sin solamente cuestionarlo, el estilo educativo de sus familias.

Mientras los pequeños medran, la madre evoluciona, aprende y cambia patrones perjudiciales en el vínculo con sus hijos, en tanto que varios progenitores se quedan atascados deseando que su relación de pareja vuelva a ser similar a en el momento en que se conocieron.

La situacion de Diana, Carlos y su hijo Adrián

En consulta muchos son los casos de esta clase que he atendido en estos últimos años. Entre los más recientes es el de Diana y Carlos, progenitores de Adrián (6 años).

Diana empezó a buscar información sobre parto respetuoso, lactancia y crianza con apego al quedarse embarazada. Cambió muchas de sus reacciones preconcebidas sobre la crianza, oponiéndose, inclusive, a las voces de su familia que le presagiaban las superiores catástrofes si no “metía en vereda” a su hijo.

Romper con amor y sostener una aceptable relación con tus ex-

Carlos, por su lado, no leía nada de lo que su pareja le mostraba. Aunque Diana llegó a imprimirle 10 copias de un artículo sobre los efectos negativos de los castigos y se los repartió por distintos sitios de la vivienda, se negó a tirarle una mirada.

El joven se mostraba reacio a algún cambio, se encontraba convencido de que sus progenitores lo criaron bien a y no veía primordial cambiar su estilo de crianza clásico.

En el momento en que Adrián cumplió los 6 años, Carlos endureció aún más sus amenazas y sus castigos. Mencionaba que el niño ahora era más grande y acusaba a Diana de haberlo permitido bastante.

Día a día, las diferencias entre los dos eran más evidentes. En el momento en que asistieron a mi consulta, habían llegado a un punto en el que exponían la separación.

Liberarse de los patrones tóxicos

Muchas parejas se rompen, gracias a este distanciamiento. Hay que asumir que la vida no va a ser de nuevo exactamente la misma que antes de la llegada de los hijos y, si entre los integrantes no está presto a mudar, la separación será ineludible.

La separación no llega a generarse en el momento en que el integrante más reticente de la pareja se escoge a comenzar un desarrollo de terapia personal para liberarse de sus patrones tóxicos y no influir de manera negativa en sus hijos.

¿Sois progenitores o bien mamás tóxicos? ¡Calcúlalo con la fórmula ITP!

Esto fue lo que sucedió con Carlos. El joven entendió que algunas reacciones de sus progenitores no fueron las adecuadas y trabajó en terapia para buscar elecciones más sanas para todos.

A causa de su trabajo, tanto la relación con Diana, como el vínculo con Adrián mejoraron hasta el punto que la pareja decidió continuar unida.

Más artículos del weblog

Ramón Soler

Sicólogo

Psicología en la práctica a través del día a día de mi consulta: conceptos de psicología explicados por medio de casos reales.

Desarrollo personal

Explota todo cuanto sí puedes llevar a cabo en esta crisis del Covid-19

Hermanos

5 claves para detallar activas familiares sanas

Niñez y emoción

¿Por qué razón me cuesta tanto soliciar asistencia?

Lo más visto

Sugerimos

Educar sin coartar

Progenitores controladores, hijos paralizados

Ramón Soler

Activas familiares: permisos

Quítate la máscara

Ramón Soler

Relaciones con la familia

A mis hijos los crío

Ramón Soler

Conmuevas: temor

¿Los pequeños tienen temor a la obscuridad?

Ramón Soler