Saltar al contenido

Descubre cuál es tu verdadero sueño… ¡y persíguelo!

Inicio / Salud psicológica

Lograr misiones

Miriam Subirana

12 de diciembre de 2019 · 18:09

Para gozar de una vida plena y feliz es considerable conocer nuestro fundamental. Solo siendo quienes verdaderamente somos, desplegando todas y cada una nuestras potencialidades, tendremos la posibilidad de hacer nuestros sueños. Lo primero que hay que hacer: tomar la resolución responsablemente.

Entre los propósitos de vida más genuinos es el de caminar hacia la consecución de nuestros sueños. En el momento en que se cumple alguno de nuestros sueños, estamos completados y plenos, exultantes y motivados. Y es de esta forma porque estos desvelan el pleno potencial que albergamos.

Para entender cuáles son tus sueños y cuál es tu verdadero propósito, primero deberás preguntártelo. Después, solo deberás marcarte objetivos ajustados a tu “propósito de ser”. Esto te asistirá a encauzar todo el potencial que albergas en tu interior y a conseguir logros que tiempo atrás no hubieses soñado que serían probables.

La fórmula H2O para conseguir tus sueños en 7 pasos

¿Cuál es tu verdadero propósito de vida?

No tiene que ver con tu propósito de este fin de semana o bien de dónde te agradaría ir de vacaciones; esos son deseos y propósitos de corto alcance o bien que tienen un período preciso en un espacio y tiempo específicos. Tu propósito de vida tiene relación a qué verdaderamente deseas lograr, a tus ilusiones, a tu llamada interior, al “anhelo de mar libre y ancho” del que nos charla Saint-Exupéry. Imagínate cómo sería si tus sueños se cumpliesen. Visualiza los desenlaces de la llamada que sientes y que te impulsa a seguir. Esto te asistirá a tomar las elecciones con claridad y aplicarlas con intención.

Para llevar adelante esta búsqueda interior, es útil hacer con toda conciencia una indagación apreciativa.

  • Recuerda un instante de tu vida en que te sintieras pleno, exultante, lleno de energía. ¿Lo recuerdas? Visualízalo y recuerda cómo estabas. ¿Qué ocurría? ¿Qué sentías? ¿Qué expresabas? ¿Cuál era tu lenguaje corporal? ¿Qué dabas a tu ámbito y a el resto? ¿Cómo eres en el momento en que estás en la preferible versión de ti? Esos momentos son los que te agradaría lograr y sostener.
  • Visualiza qué te agradaría presenciar observando de qué forma lo deseas. Conecta con lo que verdaderamente te agradaría lograr, como persona, como ser. ¿Qué sucedería si lo alcanzaras? ¿Cómo te sentirías? ¿Cómo estarías? ¿Estaría ocurriendo algo nuevo? ¿Cuáles son los primeros pasos que puedes ofrecer para aproximarte a esa vivencia y hacerla real en el presente? Entre otras cosas, si lo que te agradaría es sentir paz, ¿de qué forma tus deseos conectan con lo que desearías lograr? Algunas veces nuestro deseo fundamental de paz no viene apoyado por nuestros otros deseos, que más bien nos intranquilizan y nos distancian de . Nos dejamos llevar por impulsos y anhelos que, de todos modos, son más bien una distracción o bien una escapada. ¿Cuál es nuestro deseo fundamental? ¿Qué verdaderamente deseamos?

¿Estás persiguiendo tus reales sueños?

  • Plantéate cuestiones fundamentales. ¿Qué deseas comunicar a el resto? ¿Qué deseas ofrecer? ¿Cómo puedes llevarlo a cabo llegar al planeta? ¿A qué te deseas dedicar verdaderamente? No hablamos de tu profesión, sino más bien de lo que ofreces y transmites con tus actos cotidianos, con las relaciones, con la manifestación día tras día de tus pensamientos, expresiones y acciones en la familia, en el trabajo, en el autoservicio, en la cafetería, con las amistades, con los populares y con los extraños. Todos poseemos una aptitud más grande de lo que pensamos, sentimos y usamos. Si todo cuanto hacemos a lo largo del día y en la vida está encarrilado a cumplir nuestro propósito, nuestra razón de ser, de existir y de vivir, vamos a ser considerablemente más contentos en todo cuanto hagamos, porque todo va a estar canalizado hacia aquello que verdaderamente deseamos.

Reconecta con tus sueños

Reconectar con nuestro sueño es llevarlo a cabo con lo que verdaderamente nos hace latir, con aquello que verdaderamente nos desplaza, y, al llevarlo a cabo, movemos y también inspiramos a otros. Es lo que hace bailar a nuestro ser a nivel profundo, a nivel existencial y de vida, no una pasión, una emoción o bien una actividad momentánea, sino más bien algo más profundo y duradero.

  • Evoca la imagen que te atrae de lo que deseas, no de lo que no deseas. De este modo aplicas la indagación apreciativa: pensando qué deseas y de qué deseas más. Entre otras cosas, en lugar de suponer en no fumar más, reflexionar en ser más atlético, más sano, tener una voz más limpia… Porque en el momento en que tu pensamiento se enfoca en no fumar más, tu visión prosigue sosteniendo el cigarrillo presente. En cambio, en el momento en que tu pensamiento se enfoca en la salud, tu visión se abre a un campo de opciones infinitas. Cambiar un hábito es más fácil si nos atrae lo que deseamos, y verlo nos asistencia. Requerimos valentía para decir que no a eso que nos daña y decir que sí a la salud, a la independencia y a la vida, decir “sí” al ideal de vida en el que encajan todas y cada una de las piezas del puzzles de tu vida.
  • Mantén tus sueños en tu visión. Aclara tus misiones. Crea lo destacado en ti, da lo destacado de ti, sé tu mejor versión y no alimentes las otras ediciones (las mediocres, atrofiadas, infantiles, complejas). En el momento en que se muestre una de esas ediciones en las que domina la sombra, jura no recrearte en con pensamientos debilitantes.
  • Sé interesante. Procura serlo con todo lo que ocurre en tu interior y con lo que te circunda. Explora con curiosidad lo que te hace relucir y ofrecer lo destacado de ti. No tiene que ver con examinar las sombras, sino más bien aquello que te conecta con lo que te revitaliza y te hace florecer. En consciencia plena nos ofrecemos cuenta de nuestras sombras y debilidades, las abrazamos, las encaramos y las trascendemos. Nos concentramos en lo que deseamos. Vivir la indagación apreciativa nos acompaña en el despertar del núcleo de nuestra excelencia personal.

7 pasos para poder tus sueños

  • Busca siempre tu verdad interior. Para no dejarte llevar por los espejismos, puedes preguntarte: ¿Qué deseo para mí? ¿Por qué razón y para qué existo? ¿Qué me solicita la vida? ¿Qué me da que realice? ¿Qué hago? ¿Qué hago? ¿Para qué lo hago? ¿A qué presto atención? ¿Exactamente en qué me estoy fijando? ¿Estoy presente o bien ausente?
  • Vive estando completamente presente. Imagínate cómo sería si vivieses hoy tal y como si fuera tu último día. Serías siendo consciente de que tu tiempo es con limite. Esto te asistiría a no perder el tiempo en temas hacia los que en ocasiones se dirige la cabeza y a los que no vale la pena dedicar tu energía. No pierdas el tiempo viviendo según la vida de otro, de sus esperanzas, de sus imposiciones o bien sus críticas. No te quedes atrapado. No dejes que las críticas de otra gente o bien sus temores ahoguen tu voz interior. Ten el valor de continuar a tu corazón y a tu intuición. Hazlo.
  • Crea un espacio para tus sueños. Proporciona un espacio en tu vida a todo cuanto favorezca tus pretensiones y te asista a hacer mas fuerte tus relaciones. Protege de . Escoge la calma. Aprende a hacer un espacio interior en el que halles la tranquilidad. Busca la asistencia de espacios, personas, libros, conjuntos y, más que nada, instantes diarios para la reflexión.
  • Escoge una actividad que te llene. Mantén una práctica regular, como la meditación día tras día, la sesión semanal de yoga, la oración nocturna, el recorrido períodico, la respiración consciente, el oír música, el “no llevar a cabo”… Además puedes redactar: te aclara las ideas y puede ser realmente gratificante. Entre otras cosas, mantén un cuaderno para redactar en tus proyectos y tus anhelos. Hacer y sostener tiempos y espacios para reforzar en tus descubrimientos, en descubrirte, en tu avance espiritual y personal, se encuentra dentro de las prácticas que da superiores desenlaces.

Además te resulta interesante

Medrar con los sueños

¿Con qué sueñan los pequeños? Claves para comprenderlos

Claudina Navarro

Reposar bien

4 remedios caseros contra el insomnio

Enfrentar el insomnio

Logra un reposo nocturno reparador

Sueño reparador

La preferible posición para reposar

Lo más visto