Saltar al contenido

¿Cuándo se tiran los alimentos con moho blanco?

Fresas, plátanos, champiñones… son varios de los comestibles que ocasionalmente nos sorprenden con la aparición de máculas cobrizos y una pelusilla blanco-verdosa. Frente a la visión, las cuestiones son, ¿cortamos la parte perjudicada y consumimos el resto? y ¿tiramos la parte perjudicada o bien toda la bandeja?

Las respuestas no son obvias. El moho blanco es bienvenido en varias variedades de queso, entre otras cosas. No obstante, en otros comestibles tienen la posibilidad de dañar la salud porque desarrollan productos metabólicos tóxicos, las micotoxinas.

Las micotoxinas tienen la posibilidad de generar lesiones graves en hígado, riñones y sistema inmunitario.

Una exposición puntual accidental no acostumbra tener secuelas, mas si se reitera, las toxinas tienen la posibilidad de dañar el ADN y generar mutaciones cancerígenas o bien malformaciones en el feto, si hablamos de una mujer preñada. Las micotoxinas no se desactivan con la cocción ni con la congelación.

Descarta el moho en el hogar sin químicos peligrosos

Comestibles que hay que tirar en en el caso de que muestren moho

  • Los comestibles húmedos tienen que eliminarse frente a la menor aparición de moho: las frutas blandas, las compotas de frutas, los jugos y las verduras. Cuanto más agua tiene dentro un alimento, más rápidamente se prolonga el moho. Una fresa o bien una ciruela, entre otras cosas, tienen la posibilidad de estar totalmente perjudicadas aunque unicamente se vea una pequeña mácula.
  • Esto además es válido para los productos lácteos: iogur, queso fresco, queso de corte y queso blando.
  • Las mermeladas, jaleas y confituras que muestren moho además tienen que tirarse (y antes que se estropeen tienen que guardarse siempre en nevera). Esto además es válido para mermeladas desarrolladas en el hogar.

Moho en los quesos curados

Se puede remover el moho recortando una sección desprendida cerca de la región perjudicada. Eso sí, solo si el moho está en la superfície y no ha penetrado intensamente. El queso duro rallado no posee antídoto, porque es imposible entender hasta donde llegó; hay que tirarlo entero.

Moho en el pan

El pan que muestran moho debe tirarse entero a la basura. Aunque unicamente se vea perjudicada la área o bien una rodaja, el pan en su integridad va a estar penetrado por hilillos de moho no perceptibles.

Moho en los frutos secos

Los frutos secos son otro caso en sí mismos. Los pistachos, los cacahuetes y las avellanas, mas además las frutas deshidratadas como los higos y las condimentas como el pimentón y la pimienta tienen la posibilidad de verse damnificados por moho.

El moho de los frutos secos libera las tóxicas aflatoxinas. Son productos del metabolismo (micotoxinas) de ciertas variedades de moho que se desarrollan más que nada en tiempos tropicales. Se muestran fundamentalmente en semillas y frutos secos ricos en grasas y almidones, en el momento en que se han guardado en condiciones de mucha humedad.

Las aflatoxinas dañan las células y tienen la posibilidad de ocasionar cáncer de hígado. Si ves la más mínima señal de moho en frutos secos hay que removerlos instantaneamente.

¿Por qué razón deberías encender las semillas y los frutos secos?

Cómo impedir el moho

Es considerable no guardar los comestibles a lo largo de bastante tiempo para evadir la aparición de moho. Los comestibles vegetales se guardan una media de 4-5 días en el frigorífico y los secos se tienen la posibilidad de guardar a lo largo de semanas en sitios secos, limpios, frescos y sin luz.

El pan hay que guardarlo seco, bien ventilado y en un ámbito no bastante caluroso, en una panera de barro sin esmaltar, con orificios de ventilación y limpia.

Los restos biológicos contaminados hay que llevarlos sin tardanza a los contenedores biológicos o bien al compostero. No los conserves en el hogar.