Saltar al contenido

Crisis De Pareja: 3 Herramientas Para Resolverlas

La sociedad, las series, las novelas de éxito y las películas Disney nos emiten la iniciativa simplista de que las relaciones de pareja se basan en el cariño romántico. No obstante, la verdad de las relaciones de pareja es otra bien diferente al popular “amor primera vista” o bien al falaz “contentos para toda la vida”. En más grande o bien menor medida, las crisis afectan antes o bien después a todas y cada una de las parejas.

Por supuesto, sería extraño, aparte de poco entretenido y también sospechoso, que en una pareja jamás se diese una distingue de opinión o bien que sus integrantes no tuviesen jamás una discusión. En las parejas, siempre se dan (y tienen que darse) diferencias, mas a veces, esta disparidad de opinión puede ir medrando pausadamente hasta el punto de reventar en una grave crisis donde sus pertenecientes se encuentren en la bifurcación de proponerse si existe futuro para su relación.

Justo en esos instantes de crisis, muchas parejas deciden asistir a mi consulta en pos de consejo y de una solución veloz para sus inconvenientes. No obstante, como les comento, una crisis de pareja forma una situación muy complicada, por lo cual es imposible solucionar con una sucesión de consejos veloces envasados.

Las parejas perfectas no hay

Si enserio estas personas están prestas a trabajar para hallar resoluciones funcionales a su crisis, deberán reforzar y abarcar realmente bien toda la narración de su pareja.

Habitualmente, las crisis de pareja no hacen más que sacar a la luz un cúmulo de inconvenientes que ahora existían, mas que no habían sido afrontados de antemano. En estas situaciones, la crisis piensa la ocasión para solucionar esos temas atentos y enriquecer la relación.

En la cita anterior que hacemos antes de empezar a trabajar, siempre les aclaro a estas parejas que mi propósito no será el de pelear por sostener a la pareja unida, ni tampoco el de forzar una separación. les ofrezco utilidades que han servido a muchas otras parejas y que tienen la posibilidad de usar para hacer mejor, día a día, su relación.

En el momento en que los dos integrantes tienen verdadero interés por sanar la relación, mi trabajo para empujarlos se enfoca en tres pilares escenciales: comunicación, empatía y trabajo personal.

Independencia sensible y acompañamiento mutuo: las bases de la pareja feliz

1. Comunicación

La falta de comunicación transporta al distanciamiento entre la gente y deja campo libre para las suposiciones y/o bien para las interpretaciones erradas.

Una comunicación sana supone expresar lo que uno siente en todos y cada instante, comunicar nuestras esperanzas y nuestros deseos. Lo antes posible nos expresemos, mejor, de esta manera, no acumularemos resquemores ni malas intenciones.

2. Empatía

Esta es la aptitud de ponernos en el sitio de la otra persona para abarcar los motivos por los cuales, frente distintas ocasiones, se conduce de semejante o bien como forma. La mayor parte de las ocasiones, interpretamos las ocasiones desde nuestro único criterio, por otro lado, si conseguimos agrandar el foco vamos a poder abarcar bastante superior las causas del accionar de nuestra pareja.

Sobrepasar la infidelidad, un reto que puede hacer mas fuerte a la pareja

He comprobado extensamente, que si las dos partes se toman seriamente este ejercicio de empatía, sus inconvenientes se dismuyen de enorme manera.

3. Trabajo personal

Todos cargamos con una mochila anterior de vivencias, traumas y recuerdos que afectan a cómo interpretamos y cómo nos influyen las ocasiones presentes. Esto además pasa en nuestra vida en pareja. Un pequeño enfado puede transformarse en un volcán en erupción si nos roza en alguna herida abierta y no resuelta de nuestro pasado.

Recuerdo el ejemplo de Mario, que entraba en cólera en el momento en que sentía que su pareja no le escuchaba, porque en esos instantes, revivía todas y cada una de las conmuevas de las varias las ocasiones que no había sido escuchado de pequeño. Su enfado presente era desproporcionado, mas completamente comprensible si tomamos en cuenta su crónica.

Solo en el momento en que Mario encaró y trabajó su niñez ha podido enfocarse, totalmente libre de condicionamientos, en su relación de pareja.

Guía para arreglar los enfrentamientos (en la pareja)

Creo que este último punto es el más esencial a tratar, ahora que se dirige de manera directa a trabajar el origen de la crisis y a dejar en libertad la carga pasada (y pesada) que nos nubla el presente. Una vez efectuada esta tarea, vamos a poder ver la relación de hoy con considerablemente más claridad.

Resulta primordial tener presente dado que del mismo modo que pasa con otras relaciones familiares o bien de amistad, siempre van a existir diferencias entre los integrantes de la pareja. Estas diferencias tienen la posibilidad de ser superiores o bien inferiores, y tienen la posibilidad de ocasionar crisis aproximadamente graves, mas, no debemos centrarnos en evadir estas crisis, sino más bien en estar dispuestos para afrontarlas de manera objetiva y madura.

Los pasos que comentamos antes no evitarán las crisis, mas sí nos ofrecen utilidades novedosas que nos asistirán a solventarlas de la manera más óptima viable.