Saltar al contenido

Cómo Liberar Las Emociones Que Lo Causan

Inicio / Salud natural / Tratamientos

Recobrar la calma

Elena Istomina y Gabriel Fernández

22 de octubre de 2018 · 10:50

Tras el estrés se ocultan frecuentemente conmuevas mal digeridas que nos hacen caer en formas de proceder repetitivas. Terapias anatómicos como la reflexología y prácticas como la meditación te asisten a liberarlas.

El estrés inflama, oxida y resta defensas a nuestro cuerpo. Lo atribuimos a un modo de vida frenético, mas su origen profundo está en conmuevas no incorporadas que activan respuestas físicas y psíquicas repetitivas.

De este círculo se puede salir. Y la neurociencia nos comunica que tenemos la posibilidad de tratar el padecimiento y el estrés a través del cuerpo.

Bajar al cuerpo para achicar el estrés

Conseguimos lo destacado de nosotros en el momento en que estamos con la cabeza distendida. La consciencia fluye y actúa en el chato físico.

Lo experimentamos como una inspiración que brinda a nuestra cabeza imaginación, novedosas perspectivas y también ideas frescas. Debido al impulso de las conmuevas, en el momento en que nos encontramos relajados convertimos las ideas en acciones eficientes que contribuyen a gozar de una vida plena.

¿Sabías que el yoga asegura tu ADN del estrés?

Mas el baile entre pensamientos, conmuevas y hábitos puede ser causa de alegrías o generar padecimiento. Las conmuevas desempeñan un papel primordial en este sentido. Aunque las sentimos como parte de la vida interior, del alma, la verdad es que las conmuevas se materializan físicamente en el cuerpo con apariencia de compuestos catalogados péptidos.

Las conmuevas se viven en el cuerpo (no solo en la cabeza)

La bioquímica Candace Pert los definió como “moléculas de emoción” que son distribuidas por medio de el torrente sanguíneo por todo el cuerpo. Así todo el organismo participa del estado sensible y de ahí que además es viable entrar a los sentimientos mediante la piel y de las terapias físicas.

Por otro lado, nos sentimos identificados en demasía con algunos pensamientos y conmuevas y nos olvidamos de que son una oportunidad entre muchas, una expresión de nuestra conciencia por ejemplo probables.

Los pensamientos tienen la posibilidad de crear contradicciones y enfrentamientos con nuestras vivencias o bien con otra gente y, como resultado, las conmuevas tienen la posibilidad de ser dolorosas. Por eso el enfoque de incontables prácticas espirituales sea que nos desidentifiquemos de nuestra cabeza, conmuevas y percepciones.

Es este dejar de identificarse con la cabeza lo que facilita vivir el que se encuentra en su plenitud, sin apegarnos a ciertas expresiones sicológicas, sentimentales o bien físicas.

En el momento en que el estrés se cronifica

Entre los mecanismos que fortalece la identificación mental y provoca que experimentemos el mal de la resistencia es el estrés crónico.

El estrés causal es un poderoso mecanismo de supervivencia que tiene la intención de defendernos de las agresiones ajenas. Este mecanismo está regulado por el sistema inquieto y se desata a nivel fisiológico en el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (HPA).

El eje HPA se activa en el momento en que el hipotálamo (una composición neuronal en la región límbica del cerebro) descubre una señal de amenaza. Al momento el hipotálamo informa a la glándula hipofisaria (regente del sistema endocrino) sobre el riesgo detectado, a fin de que la hipófisis ordene a las glándulas adrenales que segreguen adrenalina, la hormona que nos prepara para la respuesta de protección: pelea o bien escapada.

3 antídotos eficientes contra el estrés

Este mecanismo nos sirvió con perfección en el momento en que lo que precisábamos era escalar rápidamente a un árbol, mas no nos estimula en el momento en que hoy en día requerimos suponer de manera creativa o bien adoptar una exclusiva visión sobre nuestra situación.

Además, en contraste con las amenazas físicas, cuya presencia es identificable y transitoria, las amenazas sicológicas tienen una presencia recurrente en nuestra cabeza. Pensemos, entre otras cosas, en el temor a verse damnificados por la crisis económica, o bien inclusive de manera más sutil, en la incomodidad por no ser bastante atractivos o bien no hallar nuestros más anhelados sueños.

El efecto agotador de las conmuevas enquistadas

Aunque puede forzarnos a rendir al límite frente ciertas ocasiones, el estrés no nos asiste a desidentificarnos de la cabeza, y o sea clave para nuestro confort y nuestra evolución espiritual.

Llegado a este punto, es sustancial que comprendamos cómo nuestro entendimiento escoge que una situación es dañina para . El cerebro está compuesto por tres capas concéntricas: el leño encefálico, la región límbica y el neocórtex.

  • Leño encefálico o bien “cerebro reptiliano”: Es la cubierta más interna y vieja. Tiene como función regular funcionalidades básicas y también involuntarias (como la respiración o bien el latir del corazón) y participa adjuntado con la región límbica en la respuesta de “pelea o bien escapada”.
  • Región límbica: Es exactamente la que se encarga de llevar a cabo una evaluación veloz de las ocasiones para alertar sobre el riesgo. Algunas veces además se la llama el “cerebro sensible”. En esta parte automática o bien inconsciente de nuestro entendimiento se guardan atentamente la información con todos y cada uno de los datos de todas nuestras vivencias, introduciendo las percepciones sensoriales, las vivencias sentimentales, las reacciones del cuerpo físico y las respuestas de protección.
  • Neocórtex: Esta cubierta, la más externa y reciente evolutivamente, nos facilita pensar y ser conscientes. Estudios completados con meditadores expertos detallan una activación más grande del neocórtex y menor de las otras dos capas.

De estas tres capas, la región límbica tiene como función contrastar todo el tiempo la información de la vivencia presente con la información guardada del pasado y frente algún mínima similitud que sugiera riesgo encender el eje HPA.

Esto puede trabajar de manera muy precisa con amenazas ajenas –¡como la existencia de un león!– mas es enormemente subjetivo tratándose de amenazas sicológicas. Además, al tomar como referencia el pasado, nos hace difícil vivir la vivencia presente en sus matices y opciones.

Chi Nei Tsang: el masaje taoísta que desbloquea tus órganos

De este modo ya que, las conmuevas tienen la posibilidad de estar al servicio de nuestra inspiración y plenitud o bien encender innecesariamente respuestas de protección. Esto sucede en el momento en que las conmuevas no fueron incorporadas: fueron experimentadas en algún momento anteriormente sin poder ser afrontadas totalmente por su intensidad negativa, y han quedado socias con mal psicológico.

Opiniones que fortalecen el padecimiento y la ansiedad

Estas conmuevas guardadas en el inconsciente, en el sistema límbico, están conectadas con opiniones concretas. En el momento en que se activa una emoción no dentro, la creencia socia sirve de justificación a nuestro estado sensible, ocasionando una secuencia de pensamientos negativos que paralelamente nutren exactamente la misma emoción.

Este circuito repetitivo en el que las conmuevas y las opiniones socias se retroalimentan crea resistencia y que puede conseguir el poder de por un momento o bien por largos periodos de tiempo. En algunas ocasiones puede ser un círculo vicioso en el que vivimos toda la vida.

6 posiciones de yoga para aliviar tu ansiedad

El estrés crónico es, en un caso así, el aspecto escencial que nos sostiene en este callejón sin salida a partir de la recurrente activación del eje HPA asociado con la amenaza de padecer.

El valor que paga nuestra salud física y mental

Por otro lado, hay múltiples efectos negativos del estrés crónico sobre nuestra salud física.

La segregación recurrente de cortisol y catecolaminas inflama, oxida y avejenta nuestro cuerpo. Y sucede que los escenarios de azúcar se elevan, incrementa la tensión arterial, se ralentizan ciertas ocupaciones metabólicas y más que nada se inhibe el sistema inmunitario, lo que estimula el avance de toda clase de patologías.

El estrés estimula las anomalías de la salud autoinmunes

Aparte de los efectos físicos, el estrés estimula el accionar automático o bien inconsciente, limita las habilidades creativas, la oportunidad de tomar elecciones con independencia y superar.

Nos hace más atacables frente a la manipulación externa y más que nada nos hace padecer. Si no tomamos plena consciencia de cómo trabaja nuestra cabeza y de qué forma está conectada con las conmuevas y el cuerpo físico, vamos a estar “secuestrados” por los patrones automáticos repetitivos y vamos a perder la aptitud de ser objetivos, de hacer y de desarrollar desde el neocórtex nuestro potencial como individuos libres.

Técnicas mentales y físicas para batallar el estrés

Oportunamente tenemos la posibilidad de poner los entendimientos de la neurociencia al servicio de una salud holística que integre cuerpo y cabeza por medio de la conciencia.

Tenemos la posibilidad de percatarnos de que somos una consciencia que puede trascender, autoobservar y editar los propios pensamientos y conmuevas, sin fijarse, sin identificarse con .

Entonces dejamos de sentirnos conminados por nuestra percepción de la situación o bien por las críticas del resto. Ahora no se activa el mecanismo de supervivencia. No experimentamos el estrés. Aunque tengamos la posibilidad presenciar el mal, hemos salido del padecimiento.

“El mindfulness optimización la biología y bioquímica del cuerpo”

La experiencia del que se encuentra en plenitud –aquí y en este momento– sin sentir una amenaza recurrente, sea física o bien sicológica, es la misión espiritual más especial para un sinfín de tradiciones. Varios sabios a film de la historia comentaron sobre esta forma de sentir el planeta y nos han brindado las técnicas para lograr este estado de consciencia.

Las diferentes prácticas meditativas son un caso de muestra. Entendemos que la gente que practican las técnicas de meditación zen, vedanta advaita, vipassana o bien mindfulness, por ejemplo, consiguen la aptitud para autoobservarse desapasionadamente. Así, en el momento en que se genera una situación de estrés tienen la posibilidad de accionar de forma reflexiva, eficaz y correcta en vez de dejarse arrastrar por los temores y otros bloqueos.

Aparte de estas disciplinas mentales, tenemos la posibilidad de fomentar la consciencia por medio de técnicas anatómicos que desactivan el eje HPA y con esto el circuito de retroalimentación pensamiento-emoción.

Una de estas terapias, por ejemplo que trabajan las conmuevas a través del cuerpo, es la Emotional States Integration Reflexology (ESI Reflexology).

Por medio de los últimos entendimientos en neurociencia entendemos que mediante los pies tenemos la posibilidad de entrar a la integridad del sistema inquieto y, por consiguiente, a algún resto sensible en nuestro cuerpo que requiera ser que viene dentro. Esto facilita evadir la respuesta de protección, achicar el nivel de resistencia y también integrar las conmuevas traumáticas que están ocasionando ansiedad.

Reflexología infantil: un antídoto para cada dolencia

Reflexología para llegar al inconsciente a través del cuerpo

Al trabajar sobre los pies se transporta la conciencia al instante presente, al unísono que se remueven causas inconscientes a lo largo de una vivencia relajante. Los cambios tienen la posibilidad de generarse a un nivel profundo, sin que el tolerante se dé cuenta. Entre otras cosas, un individuo con una fobia verifica cómo se desvanece sin entender cómo sucedió.

Con disciplinas como la ESI Reflexology se lleva a cabo la seguridad sensible que facilita sostener la cabeza en tranquilidad, requisito primordial para incrementar la consciencia y liberarse de las causas de la ansiedad.

Aparte de recibir masajes en sesiones particulares con un profesional, además es viable estudiar un masaje de corta duración diseñado para la desactivación del eje HPA. Y sucede que la reflexoterapia forma una utilidad simple y eficaz con la que algún persona puede hacer más simple su evolución y confort, y puede asistir además a sus conocidos cercanos.

Cómo se habla el estrés con un masaje de pies

El régimen empieza con manipulaciones de los pies que aceptan inhabilitar el eje hipotalámico-hipofisiario-adrenal y, entonces, recortar con la respuesta física al estrés. Esto facilita que el cuerpo ponga en marcha todos y cada uno de los mecanismos de autocuración que estaban inhibidos por la tensión.

Por su parte, la reflexología facilita que los pies recobren su función de conectarnos con la tierra y el ámbito. Desde esta conexión se está recuperando seguridad en uno mismo y incrementa la fortaleza para confrontar a los vaivenes sentimentales.

Automasaje de pies: relajante y antidolor

Una virtud del trabajo con los pies respeta el ritmo de evolución de cada individuo. Se disminuye la resistencia inconsciente al cambio y lo estimula, mas sin imponer nada.

Además, la reflexología no solo no está desaconsejada con ninguna otra terapia, sino capacidad sus efectos positivos. De ahí que es una técnica integradora.

La meditación, una enorme arma contra el estrés

A lo largo de la meditación se aprecia la sucesión de pensamientos y conmuevas sin reaccionar a : esto contribuye a admitirlos y también integrarlos. Los cambios se generan inclusive a nivel físico en las construcciones cerebrales (corteza prefrontal ventromedial, hipocampo, amígdala…) similares con la administración del temor.

Esto se refleja en una secuencia de provecho específicos en nuestra salud física y mental:

La meditación comienza una respuesta hipotalámica que disminuye la segregación de la hormona cortisol, desactiva el sistema inquieto simpático, causante del estrés, y activa el sistema inquieto parasimpático que desinflama y relaja.

Consecuentemente, la meditación disminuye nuestro compromiso de caer enfermos Por una parte, baja los escenarios de inflamación y optimización el estado inmunitario. Los estudios señalan que la gente que llevan 5 años meditando de manera regular padecen un 80% menos de patologías cardiovasculares y un 73% menos de otras dolencias inferiores.

7 meditaciones antiestrés para algún instante del día

Por otro lado, nos contribuye más grande tranquilidad. Inés Sagué, instructura de meditación y maestra de yoga, afirma que la práctica facilita pasar de “una respuesta más sensible a otra más sosiega; nos ofrece un más grande control sobre los pensamientos y conmuevas y eso crea más grande autoconocimiento, equilibrio y aptitud para enfrentar los retos que nos expone la vida diaria”.

Entrenar 10 minutos un par de veces cada día es suficiente para conseguir cambios positivos.

Además te resulta interesante

Aprende técnicas concretas

¿Por qué razón trabaja la meditación y cómo aprovecharlo?

Ana María Oliva

Descarta las tensiones

¿Qué afirma tu posición corporal sobre ti?

Bibiana Badenes

Inspirar salud

4 géneros de respiración para hacer mejor nuestras vidas

Raúl de la Rosa

Régimen eficiente

El yoga kundalini disminuye la ansiedad

Claudina Navarro

Lo más visto