Saltar al contenido

Cantueso

Digestivo, buen expectorante y balsámico para la piel

De las 27 especies de lavanda conocidas, siete cuando menos medran en este país, y una de , el cantueso (Lavandula stoechas) puede considerarse un símbolo del paisaje mediterráneo.

El cantueso es una aniquila aromatizada de hasta un metro de prominente, grisácea y pilosa, con hojas lanceoladas y flores violáceas. Se estima que el nombre latino stoechas le viene de las islas Hieres, en frente de Marsella, que anteriormente se llamaban Stoichades y donde medra abudantemente.

Brota en primavera y con objetivos medicinales se cosechan las sumidades floridas. Tiene dentro un aceite fundamental con alcanfor, resinas, alcoholes y taninos.

En catalán hay un dicho elocuente: «cremar el cap d’ase treu el mal de casa» («abrasar una cabeza de cantueso saca el mal de casa»), en referencia a las virtudes purificadoras del cap d’ase o bien tomanyí, como se conoce al cantueso en esta lengua. Y sucede que de hecho se ha utilizado comunmente en las viviendas de campo con el objetivo de remover pésimos fragancias en estancias y habitaciones.

Se asocia a mirra y hojas de laurel, olivo y eucalipto, y se quema con un carboncillo incandescente o bien alcohol. Una vez arde, se apaga la brasa y el humo purifica hasta los entornos más enrarecidos.

Caracteristicas medicinales

  • El cantueso, como otras lavandas, se considera una increíble asistencia digestible, para lo que se toma en infusión tras comer.
  • No menos destacables son sus efectos balsámico, antiséptico y antibacteriano, realmente útiles en frente de la congestión nasal y bronquial, catarros con mucosidad, procesos gripales, laringitis, bronquitis, estados asmáticos leves y alergias respiratorias.
  • Por vía tópica se emplea para adecentar, desinfectar y cicatrizar lesiones en la piel, aparte de calmar picaduras de insectos. Para tal fin se aplica en lavados locales o bien empapando unas gasas con la infusión.

Fórmulas de herbolario

  • Vahos para descongestionar: Para calmar la congestión nasal, se puede recurrir a un antídoto clásico muy efectivo: vahos de cantueso con hojas de eucalipto, flores de sabuco y brotes de abeto o bien pino silvestre.
  • Cómo prepararlos: Se ponen al fuego dos medidas de cuchara de la mezcla por medio litro de agua y se quita en relación rompe a hervir; ahora, tapándose la cabeza con una toalla, se respira el vapor a lo largo de unos 8-10 minutos.
  • Tisana para las digestiones pesadas: El cantueso puede impedir y calmar los espasmos gastrointestinales, la pesadez estomacal, los gases y la flatulencias. Como asistencia para digerir mejor y achicar las afecciones estomacales, se puede unir en infusión con hojas de boldo, hierbaluisa y manzanilla por igual.
  • Cómo dejarla lista: Alcanza con hervir el agua, infundir la mezcla de plantas unos 10 minutos y colar. Se puede tomar una taza tras comidas abundantes o bien de bien difícil digestión, para sentirse más aliviado.
  • Como empleo tópico: Las sumidades de cantueso, maceradas en alcohol adjuntado con romero, alcanfor y si es posible, episodios florales de árnica, aceptan conseguir un alcohol de masaje muy efectivo en oposición al mal neurálgico y reumático o bien el provocado por golpes, caídas y luxaciones.

Prudencias

El aceite fundamental de cantueso por vía oral y los vahos están contraindicados a lo largo del embarazo y la lactancia y en inferiores de seis años.

Presentación

En planta seca y troceada para infusión, el aceite fundamental en disolución alcohólica solo para empleo de afuera, macerado en alcohol, y la planta fría, como aromatizador natural de la vivienda.

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

Artículos

Sin mal

Jordi Cebrián

Ver más artículos

Te puede atraer

Fitoterapia

Jordi Cebrián

Romero

Milenrama