Saltar al contenido

Semillas de Lino ,Aprovecha Todo Su Potencial En La Cocina

Las semillas de lino pasaron de ser una curiosidad en la corteza de determinados panes a estar en prácticamente todos los supermercados.

A nivel sobre nutrición son muy ricas en ácidos grasos omega-3, que no están en varios comestibles (semillas de lino, nueces, pescado y poco más) y que son ventajosos para nuestro bienestar. Una cucharada día tras día basta para conseguir todo el omega-3 que requerimos.

El lino se cultiva en numerosos países, tanto cálidos como más fríos, es un cultivo subjetivamente fácil y con buena producción.

Omega-3 y omega-6: ¿cuál es la distingue?

Cómo utilizarlas en la cocina

Las semillas de lino, sea lino dorado o bien obscuro, se tienen la posibilidad de comer como és, como snack, aunque es conveniente machacarlas un tanto para confirmarnos de digerirlas bien y explotar sus nutrientes. Es preferible además adquirirlas enteras y machacarlas en el hogar que adquirir harina o bien linaza, que se enrancia considerablemente más fácilmente.

Una manera muy cómoda de emplearlas es machacar unos cuantos medidas de cuchara y añadirlas a las ensaladas. Deja de preocuparte, no se van a quedar en el fondo, se pegarán a el resto elementos por la humedad y el aliño que pongamos.

Las semillas de lino duran muy. Una vez abierto el pack ciérralo siempre bien con una pinza y guárdalo en un espacio fresco y seco distanciado de la luz. No es necesario que le coloques semillas de lino a todo, con consumir 1-2 medidas de cuchara cotidianas es bastante.

El aceite de lino además se ha popularizado muy y lo logramos hallar en determinados supermercados. Mi recomendación es que lo emplees en crudo, en ensaladas y aliños, en el hummus y en tus patés vegetales. Contribuye bastante omega-3 y un gusto suavísima.

Además dura muy toda vez que lo sostengamos distanciado del calor y la luz.

Las semillas de lino además tienen una propiedad curiosa, que es la de gelificar. El interior de la piel y la semilla forman un mucílago viscoso en el momento en que las ponemos en agua, y más si lo calentamos. Esto provoca que sean un sustituto tecnológico del huevo bien en el momento de llevar a cabo preparaciones veganas como tortitas, bollos, magdalenas, bizcochos, rebozados y algunos géneros de panes.

Cómo sustituir el huevo en la cocina

Cómo llevar a cabo gel de lino para sustituir 1 huevo

El gel de lino sirve como ligante con el resto de elementos, aunque no cuaja como el huevo, mas sí contribuye otras de sus peculiaridades como retención de humedad, flexibilidad y viscosidad.

Una vez hecho puedes emplearlo para sustituir 1 huevo en algún preparación de masas (tortitas, pancakes, gofres, bizcochos, etc). Si precisas sustituir más huevos alcanza con llevar a cabo más cantidad.

Elementos

  • 1 cucharada chica de semillas de lino
  • 100 ml de agua

Preparación

  1. Exita el agua hasta el momento en que esté a puntito de hervir. Retírala del fuego y añade las semillas.
  2. Déjalo descansar hasta el momento en que se enfríe, removiéndolo esporádicamente. Puedes guardarlo en el frigorífico hasta el momento en que vayas a emplearlo.
  3. Si no deseas localizarte las semillas puedes colar el gel con un colador o bien usar semillas desmenuzadas o bien molidas.

Además puedes llevarlo a cabo con ½ cucharada chica de semillas de lino desmenuzadas o bien molidas y exactamente la misma proporción de agua, del tiempo. Va a tardar unos 20 minutos en conformar el gel.

Dieta para el reúma: 7 comestibles que calman el mal

En hamburguesas y albóndigas puedes utilizar el gel o bien de manera directa las semillas y dejar descansar un rato toda la masa, ahora que se hidratarán con los líquidos que agregues. Entre otras cosas, a unas hamburguesas de tofu les puedes añadir unos cuantos medidas de cuchara de lino triturado o bien molido y una vez poseas llevada a cabo la masa, taparla y dejarla descansar 30 minutos. Después remuévela y vas a ver que ganó en rigidez.

Ten en cuenta que el lino puede aglutinar la masa en frío, mas no cuaja como el huevo, de este modo que no evitará que se desmoronen tus hamburguesas si no empleas otros elementos que contengan la composición, como avena, gluten, patata, almidones, etc.