Saltar al contenido

9 trucos para llevar tus batidos verdes al siguiente nivel

No cabe duda de que los revueltos verdes, sean una moda o bien no, llegaron para quedarse. De este modo que puestos a que hablamos de algo que en algún momento vamos a estar probando, incorporando y también mejorando en nuestro día a día, tratemos de sacarle el más destacable desempeño.

Hoy les sugiero 9 truquitos para poner en práctica con tu batido verde, a fin de que sea más fácil su preparación y a fin de que les animéis a evaluar novedosas configuraciones.

1. No te limites a los vegetales frescos

Los vegetales frescos son nuestra prioridad, mas los congelados son además una especial opción. Si solo poseemos ingreso a fresas congeladas a lo largo del invierno no pasa nada, esta alternativa tiende a ser más alcanzable y más económica.

Además hacen que el batido sea más refrescante. Asegúrate de que los ingredients sean de forma exclusiva la fruta y no lleve azúcar añadido. Toda vez que consigas elije la versión ecológica.

Si en el frigorífico tienes algún vegetal que se te pasará porque sabes de seguro que no vas a poder utilizar en los próximos días, lávalo, córtalo a pedacitos y congélalo en bolsas herméticas. lo suelo llevar a cabo con los pepinos.

Frutas y verduras, ¿en jugo o bien enteras?

2. Haz cubitos con los restos de té y leche vegetal

¡No malgastes! Si te quedan 2 sorbitos de leche vegetal en el tetrabrik, no lo tires, ponlo en una cubitera y haz cubitos que vas a poder utilizar en tus próximos revueltos. Lo mismo con otras bebidas como infusiones, tés o bien jugos verdes.

3. ¡O bien hazlos con restos de fruta!

¿Tienes fruta muy madura? Bátela y congélala rellenando los huecos de la cubitera. Será una manera veloz de añadir fruta congelada en tus smoothies.

Lo mismo puedes llevar a cabo en el momento en que es temporada de una fruta estacional específicamente, entre otras cosas las fresas, moras o bien frambuesas. Si haces una fuga al bosque y recoges una aceptable proporción de frutos silvestres, puedes congelarlos y comer de tu cosecha a lo largo de todo el otoño y también invierno.

Y esto no solo con las frutas, prueba además este truquito con los vegetales de hoja verde, remolacha, zanahoria, etc… aunque estos será mejor cocinarlos al vapor o bien hervirlos antes de machacar y congelar.

4. Deja los elementos completados anticipadamente

Organízate anticipadamente. Elije 2 o bien 3 recetas de revueltos que te agraden, adquisición los elementos, lávalos, córtalos y ponlos en bolsas herméticas para congelar. Con un rotulador persistente redacta el nombre del smoothie en la bolsa para reconocerlos más veloz.

Todo cuanto deberás llevar a cabo cunado desees prepararte un smoothie es abrir el congelador, verter el contenido de la bolsa en la batidora, añadir el liquido, y “Voilà!”. Batido verde en 10 segundos.

Jugos verdes, cuál elegir según tus pretenciones

5. Bate a lo grande

Multiplica los ingredients de una receta por 4 y déjate listo el batido verde para numerosos días, unos 2-3 máx. Por supuesto esta no es la opción mejor porque cuanto más tardamos en consumir el batido más tiempo ofrecemos a la humillación de sus vitaminas y enzimas. Mas siempre será opción mejor tomarnos un batido pre-parado que nos aportará aun buenas proporciones de micronutrientes, fibra y agua, que no tomarlo o bien sustituirlo por un café con leche y croissant.

Almacena el batido en monodosis en tarros de cristal que se logren cerrar herméticamente o bien en termos. Lo único que deberás llevar a cabo antes de beberlos es proporcionarles un óptimo “shake-shake”.

6. Enriquece tus revueltos con superalimentos

No te hagas revueltos verdes, conviértete en super revueltos verdes. Aumenta aún más el valor sobre nutrición de tus smoothies agregando superalimentos como la maca, el acai, spirulina o bien cacao en polvo.

Además puedes incorporarles proteína vegetal como la de cáñamo o bien guisante para hacerlos más espesos y convertirlos en una comida completa, con la virtud de que esta será más fácil de digerir.

Batido de noni: prebiótico y antioxidante

7. No te los tomes, cómetelos

Si estas agotado de tomar revueltos, entonces cómetelos. Hazlos más espesos utilizando leche de avena, avellana o bien cáñamo, 1-2 medidas de cuchara de proteína vegetal o bien sencillamente agregando menos líquido para transformarlo en un desayuno de cuchara.

Además puedes sumarle toppings como granola, nibs de cacao, bayas de Goji, Mulbrries o bien otros pedacitos de fruta fría para llevarlo a cabo aún más apetecible y para hacerte acordar de que siempre tienes que masticar tus bebidas, ahora sean smoothie o bien jugos.

8. Invierte en una aceptable batidora

Cuanto más fuerte sea la batidora más homogéneo va a quedar el batido y en menos segundos. Esto evitará que se ardiente el electrodoméstico y eleve la temperatura del smoothie preservando al límite sus vitaminas y enzimas.

Lo bueno de las batidoras es que son superfáciles de adecentar. Recién listo el batido, enjuaga la copa de la batidora con solamente agua y ¡listo!

Una par de ocasiones a la semana sí sugiero poner unas gotas de jabón en el vaso de la batidora, llenarlo de agua calentita hasta la mitad y batir unos 20 segundos para poder una limpieza más profunda.

9. ¡Inspírate!

Hoy en día las comunidades como Instagram y Pintarest están llenas de imágenes de sustanciosos revueltos. Inspírate, saca ideas, crea…