Saltar al contenido

8 ingredientes tóxicos en los tintes de cabello

Una de cada tres mujeres superiores de 18 años y 2 de cada tres superiores de 45 apelan a los tintes para el pelo para contemplar las canas o bien mudar su color natural. Uno de cada 10 hombres además usa algún producto. Y todos lo hacen confiados, sin suponer en las secuelas para su salud.

Los tintes para el pelo incrementan el peligro de cáncer

Numerosos nuevos análisis relacionan los tintes comúnes con el cáncer de mama.

Una investigación apuntada por Kefah Mokbel, instructor y cirujano jefe en el Princess Grace Hospital de Londres, concluye que teñirse más de seis ocasiones por año se relaciona con un aumento del 14% en el compromiso de desarrollar un cáncer de mama.

En las mujeres con la piel negra este peligro sobrepasa el 50% y llega hasta el 74% en la situacion de los cánceres con receptores positivos de estrógenos, según un análisis de la Facultad Rutgers. En este, los productos para aplanar el pelo además enseñaron una relación cancerígena.

Un tercer estudio, una revisión efectuada por la estudiosa Sanna Heikkinen, de la Facultad de Helsinki, cree que teñirse el pelo incrementa una media del 23% el compromiso de sufrir la patología.

Para la doctora Adana Planos, epidemióloga de la Facultad Rutgers, la relación entre tintes y cáncer responde con toda posibilidad a la existencia de elementos con efectos estrogénicos, como los ftalatos, los parabenes, los perfumes y otras substancias químicas con acción hormonal.

La composición ha mejorado, mas no lo bastante

La composición de los tintes sintéticos ha mejorado desde los años 70, en el momento en que se denunció la presencia en de distintas substancias cancerígenas, mas todavía están lejos de ser totalmente seguros.

Los desarrolladores fueron reemplazando los elementos que tenían más pruebas en contra suya y, en 2006, la Unión Europea prohibió 22 compuestos químicos que se habían relacionado con cáncer de vejiga, leucemia y numerosos géneros de linfoma.

No obstante, una investigación anunciado en 2014 en la gaceta Occupational & Environmental Medicine, descubrió que los usados de peluquería siguen expuestos a la toluidina, una amina aromatizada que es un posible cancerígeno y que todavía se usa en la fabricación de pigmentos más allá de estar prohibida.

Estas substancias están en más grande cantidad en los tintes de color más obscuro.

Por consiguiente, los tintes recientes tienen la posibilidad de contener compuestos con efecto hormonal, aminas aromatizadas y determinados elementos más bajo sospecha.

Los elementos que tienes que evadir a toda costa en tu tinte

Bastante gente que quieren achicar el compromiso procuran tintes “sin amoníaco” porque esta substancia, que se usa para fijar el nuevo color, reseca el pelo, es molesto y maloliente.

Mas esto no es bastante. En la composición de los tintes recientes, inclusive en los “sin amoníaco”, se usan más de 5.000 substancias químicas distintas.

Demasiadas de esas substancias son beligerantes con la piel, alergénicas y cancerígenas en animales. Observemos ciertas de :

1. Parafenilendiamina (PPD o bien para-phenylenediamine)

Está en más cantidad en los tintes de color más obscuro y hay estudios que la asocian con irritación, reacciones alérgicas y cáncer.

Los tintes que tienen dentro PPD tienen la obligación de declarar en el envase que “puede ocasionar una reacción alérgica”, “tiene dentro diaminobencenos” y “no usar para teñir cejas y pestañitas”. Exactamente las mismas observaciones tienen que manifestarse si el tinte tiene dentro substancias semejantes como las metilfenilendiaminas y los diaminotoluenos.

El instructor Kefah Mokbel relaciona el PPD con los cánceres hormonodependientes. Y los profesionales de la organización ecologista Environmental Working Group, que afirman una banco de información sobre elementos productos cosméticos, valoran su peligro para la salud entre moderado y prominente.

Búscalo en la lista de elementos, porque no es bien difícil localizarlo en productos que se muestran como “naturales”. Puede manifestarse con los próximos nombres:

  • p-phenylenediamine
  • 1,4-benzenediamine
  • 1,4-phenylenediamine
  • CI 76060
  • oxidation base 10
  • p-aminoaniline
  • p-diaminobenzene
  • 1,4-diaminobenzene
  • 4-aminoaniline

2. Mercurio amoniacal (ammoniated mercury)

Comunmente está en productos “sin PPD”, mas no es completamente seguro, ya que se relaciona con reacciones alérgicas. Se utiliza para descolorar y realzar el color.

3. Amoníaco o bien hidróxido de amonio (ammonium hydroxide)

Es el responsable del mal fragancia de los tintes. Irrita las vías respiratorias y resulta muy belicoso con la piel.

En los tintes comúnes que se declaran como “sin amoníaco” es muy posible que se reemplace por un reactivo similar como la etanolamina, que es inodora, mas no considerablemente más segura.

Es fundamentalmente alarmante para los usados de peluquería.

4. Agua oxigenada (hydrogen peroxide)

No es tóxica, mas puede irritar la piel y los pulmones. Se usa para remover el color natural y hacer más simple la fijación del pigmento.

5. Nonilfenol o bien octilfenol (nonylphenol o bien octylphenol)

Los estudios proponen que son disruptores endocrinos que se amontonan en la grasa en el cuerpo.

Afectan fundamentalmente a los hombres, porque dismuyen la producción y la calidad de los espermatozoides.

6. Parabenes y phathalatos (parfum)

Además son disruptores endocrinos. Determinados parabenes se relacionan con el cáncer de pecho, aunque la asociación causal aún no está establecida.

7. Resorcinol

Es una substancia muy combativa con la piel y un disruptor endocrino que altera la tiroides y las glándulas adrenales. Puede perjudicar a los sistemas inquieto y también inmunitario.

Su función es reaccionar con un blanqueador (por lo general agua oxigenada) para beneficiar la fijación del color en el pelo.

En el momento en que está que se encuentra en la composición del tinte, la ley ordena a hacer las próximas observaciones: “tiene dentro resorcinol”, “aclarar bien el pelo tras su aplicación”, “no usar para teñir pestañitas o bien cejas”, “enjuagar rápidamente los ojos en el momento en que el producto entre en contacto con estos”.

En la lista de elementos te lo puedes hallar con diferentes nombres:

  • 1,3-benzenediol
  • 3-hydroxyphenol
  • CI developer 4
  • m-dihydroxybenzene
  • 1,3-dihydroxybenzene
  • m-hydroquinone
  • m-phenylenediol
  • oxidation base 31
  • resorcin

8. Formaldehído

Es un complejo conservante molesto, alergénico y, en algunas situaciones, cancerígeno, que no está como tal en la lista de elementos, mas además puede ser liberado por determinados de , como quaternium-15, dimethyl-dimethyl (DMDM) hydantoin, imidazolidinyl urea, diazolidinyl urea, sodium hydroxymethylglycinate; y 2-bromo-2-nitropropane-1,3-diol (bromopol).

Las elecciones naturales y seguras para teñirse el pelo

Afortunadamente hay elecciones a los tintes sintéticos. Mas para descubrirlas hay que evadir las marcas que usan como reclamo las expresiones “natural”, “orgánico” o bien “sin amoníaco”, que no previenen que en su composición se hallen elementos perjudiciales.

Es conveniente ir con precaución inclusive con productos cuyo primordial ingrediente es la henna, la planta que comunmente se ha utilizado para teñir el pelo, ya que tienen la posibilidad de contener aditivos sintéticos y dañinos como el PPD o bien acetato de plomo, que está contraindicado en la Unión Europea.

En el salón de hermosura o bien en el hogar

Puedes teñirte con henna pura en el hogar, mas si deseas ir alén de los tonos rojizos, hoy en dia hay salones de hermosura donde se aplican profesionalmente tintes de una diversidad de colores a partir de plantas, arcillas y aceites vegetales que dan máxima cubrición y duración (hasta 6 meses).

Los tintes naturales apelan a plantas que tiñen como la henna, la cassia, el grosellero de la India (amla), el índigo, el hibisco, la cúrcuma, el azafrán, la remolacha, las cascarillas de nuez, el espino amarillo o bien el café, entre otras. Desde luego, el pelo no se decolora, sino se cubre con pigmentos que no alteran su composición.

Como acondicionadores apelan al aceite de coco, las proteínas de trigo o bien la jojoba, entre otras cosas. Todos estos elementos naturales no solo no son peligrosos, sino alimentan y resguardan el pelo.

La única restricción es que es imposible hallar un tono más claro que el natural del pelo. Las marcas Naturalmente o bien Misterios de agua proponen esta clase de productos para expertos.

Con certificación natural o bien ecológica

Además hay tintes naturales en polvo o bien en crema para aplicarlos en el hogar. Es requisito leer siempre la lista de elementos o bien, mejor aún, buscar en el envase el sello de alguna certificadora conocida (Cosmos, BDIH, NaTrue, Ecocert, ICEA…).

Los desarrolladores en compromiso con la salud y el medio ámbito ofrecen una información estricta y clara sobre los elementos que usan.

Nuestra selección de tintes naturales sugeridos

Ahora te dejamos una selección de seis tintes seguros para tu pelo y tu salud que puedes hallar fácilmente en tiendas de cosmética natural o bien supermercados ecológicos para ponerte en el hogar:

1. Henna en polvo negro profundo (Logona)

Se usa para obscurecer el pelo y contemplar la cana. Se puede combinar con otros colores para hacer mejor y ajustar el resultado.

Elementos: hoja en polvo de Indigofera tinctoria (índigo), extracto de el papel de Lawsonia Inermis (henna), frutos en polvo de la Acacia concinna y de Emblica Officinalis Fruit Powder.

2. Crema colorante vino tinto (Logona)

El producto está ya listo para aplicarlo sobre el pelo.

Este color se aconseja para pelos rubios y castaños medios y logra una aceptable cubrición por medio de la arcilla verde. Transcurrido un tiempo de aplicación (de 30 a 120 minutos) se tienen la posibilidad de hallar distintas grados de intensidad en el color.

Elementos: agua, alcohol, glicerina, bentonita, Chamomilla recutita, goma xantana, Rheum undulatum, glucósido de coco, alginato, Lawsonia inermis, ácido cítrico, maltodextrina, aceite fundamental, linalool, limonene.

3. Tinte vegetal rubio claro 100% Herba (Khadi)

Para utilizar sobre las canas y proporcionarles un toque de rubio a cobrizo. Hace más fuerte la raíz, aporte volumen y brillo al pelo.

La presentación es en polvo y, con agua ardiente, se prepara con apariencia de pasta.

Elementos: polvos y extractos de 16 plantas.

4. Botanea (L’Oreal)

La internacional L’Oreal ha publicado esta primavera este producto 100% vegetal. Se distribuye en salones de hermosura para su aplicación por expertos que tienen que combinar las tres plantas en distintas des para hallar el tono esperado.

Elementos: polvos de henna, índigo y cassia.

5. Colorante vegetal (Santé)

Los tintes vegetales Santé están accesibles en 9 colores que se tienen la posibilidad de combinar entre sí, son simples de utilizar y su textura mantecosa impide que goteen al aplicarlos.

Elementos: proteína de trigo hidrolizada, alginato, henna, cassia, cascarillas de nueces, índigo, raíz de ruibarbo, ratania, café, cúrcuma y remolacha.

6. Polvo puro de amla (Phitofilos)

El grosellero de la India (amla o bien Phyllanthus emblica) se usa ya hace cientos de años en la medicina china y también india (ayurveda) como asegurador del pelo y la piel.

Por sí misma no posee efectos sobre el color mas, combinada con henna, índigo o bien cassia, extiende la duración de la pigmentación del pelo.

Elementos: polvo de Phyllanthus emblica