Saltar al contenido

7 películas recomendadas por psicólogos para ver con los niños

Los pequeños tuvieron que enfrentar una atípica temporada recluídos. Los profesionales en salud psicológica proponen que algo que los pades tenemos la posibilidad de llevar a cabo por su confort psicoemocional, es pasar más tiempos con a lo largo de estas vacaciones. Ver una película en familia es buena opción para alguna tarde de verano. Según sicólogos y pedagogos, si escogemos bien la película, puede ser una magnífica ocasión para comunicar mensajes académicos y para promover el diálogo y también trueque de críticas entre progenitores y también hijos.

Dos sicólogos sanitarios expertos en psicología infantil, Julio A. Rodríguez y Yolanda A. Más allá, adelante del gabinete Con Psicología, han listo una selección de 7 películas para pequeños y nos han explicado por qué razón son recomendables. Todas y cada una tratan sobre temas indispensables del avance sensible, como la solidaridad, la empatía o bien la pelea personal. “Varios de resultan valores que los más pequeños de la vivienda han comprendido y también interiorizado a lo largo de estos duros y distintas meses de sus vidas”, manifiesta Yolanda.

Educar a los pequeños en valores es la preferible labor que se puede llevar a cabo con : “Les prepara de cara al futuro y les surte de compromiso y autonomía. Comunicar espacios del día con es el tiempo mejor invertido de cara a su preciso y terminado avance popular, psicológico y afectivo. Ver películas con no solo forma, además entretiene y divierte. Algo importante para el niño”, enseña el sicólogo Julio A. Rodríguez.

  • Inside Out (Del Revés) (Sugerida para pequeños de sobra de 7 años)

Puede considerarse el “Padre nuestro” de las conmuevas. Entre las películas que mejor nos facilita argumentar y apreciar las conmuevas con los pequeños, haciéndolas fácilmente asumibles. Enseña que hay conmuevas y no resulta necesario catalogarlas. Exhibe además la consideración de la tristeza, la emoción que siempre procuramos reprimir ignorando que es precisa y útil. Además se le proporciona valor a los recuerdos y las vivencias vividas.

  • Mi vecino Totoro (Para pequeños sobre 5 años)

Es una película de animación de Japón de Studio Ghibli. Con , progenitores y también hijos aprendemos. Los progenitores tenemos la posibilidad de recobrar esa emoción y también ilusión que piensa la aventura de cada día, ahora que el largometraje apunta el cambio al dejar el ámbito de la región y perderse en la naturaleza, la conexión con el medio y la independencia. Para los pequeños piensa un estudio de cómo se tienen la posibilidad de hallar cosas buenas tras un mal comienzo. Además transmite el mensaje de que los seres distintas que podríamos ver como “monstruos”, tienen la posibilidad de ser criaturas inusuales.

El psícologo Julio A. Rodríguez destaca que esta película es para pequeños pequeñísimos. Sin embargo, sugiere ediciones para edades siguientes como El viaje de Chihiro, que charla del consumismo y la pérdida de la niñez. Y además La princesa Mononoke, que trata el feminismo, con el control y papel activo de la mujer y la crítica a la sociedad de consumo.

Las conmuevas no se forman, se acompañan

  • Coco (Para pequeños de 7 años de ahora en adelante)

Resulta una forma amable de aproximar a los pequeños a la iniciativa de la desaparición, el valor por la vida, la familia y el respeto a los superiores. Con esta cinta tenemos la posibilidad de detenernos a apreciar cómo las apariencias confunden y que la seguridad en uno mismo es escencial. Se salva la iniciativa de que la realidad no puede ocultarse y proporciona sentido a nuestra vida, que es sustancial pelear por los sueños y es requisito estudiar a perdonar y no rendirse.

  • Ice Age (Para pequeños desde 3 años)

Siguiendo los ejemplos de los individuos de Manny y Diego, tenemos la posibilidad de estudiar a encararnos a lo opinión del resto, sin dejarnos llevar por , toda vez que confiamos en que hacemos lo preciso. En el largometraje se prueba la consideración de la amistad, la generosidad, el precaución, el sacrificio y la asistencia. Y exactamente las diferencias alcanzan que los personajes principales aprendan y se superen, apoyándose y resguardándose los unos a los otros. Toma coherencia la palabra “conjunto” y lo que supone.

  • Billy Elliot (Sugerida para pequeños superiores de 13 años)

Nos facilita examinar lo absurdo de los prejuicios, la consideración del esfuerzo, la superación o bien el saber de la frustración. Es un largometraje que nos sugiere ir a charlar con los pequeños sobre cuáles son sus sueños y de lo fundamental de pelear y acompañarles en el desarrollo para lograrlos. Además, subyace la consideración del aprecio a quienes están ahí, no solo familia sino más bien además amigos. Y, más que nada, la película refleja que no hay parar de ser uno mismo jamás.

¿Cómo afectará emotivamente a los pequeños la vuelta al cole tras el confinamiento?

  • Vencedores (Para pequeños de sobra de 7 años)

Es una producción de españa que charla de la inclusión y de la superación, probando que todos tenemos la posibilidad de estudiar de todos. Es una película para apreciar las diferencias, no como defectos, sino más bien como configuraciones de sentir el planeta. Enseña a ver el sendero, el desarrollo personal y no únicamente los logros. El conjunto de la película consigue capturar la inocencia y naturalidad de quienes intervienen y el mensaje es humano. Hay un intento de sensibilizar al público con personas que frecuentemente no son escuchadas. Además la práctica deportiva se resalta como personaje principal, aportando la visión del disfrute y la superación, no de forma exclusiva de la victoria.

  • Wonder (para pequeños desde 8 años)

Aunque el libro es una alternativa magnífica para explotar este verano, la película no se queda atrás. Es buena forma de arrimar a los pequeños cuestiones como el bullying. La historia se distancia del idealismo excesivamente inocente. Los individuos se confunden y por medio de eso, medran y maduran. Incentiva valores como la empatía, la tolerancia, la solidaridad, la compasión y la prevención del acoso escolar. Varios pequeños con miedos y también inseguridades se van a ver reflejados en la iniciativa del niño que se siente bien en su cobijo especial, donde otros le ven particular. Es una película que invita a comentar con los progenitores el porqué de determinadas elecciones.