Saltar al contenido

7 días de dieta vegana ahorra CO2 como para viajar a la luna

¿Te imaginas el reto? Hallar esa arma que nos dejara ahorrar entre todos bastante CO2 al planeta para compensar lo que podríamos anunciar yendo y volviendo a la luna o bien dando numerosas ocasiones la vuelta al planeta en coche. O bien aún mejor, un arma que nos dejara compensar lo que ahora emitimos alumbrando a lo largo de días una enorme localidad.

Un arma que además nos diese salud y que no se cobrara vidas. A la inversa, que las salvara.

Ya que esa arma existe y se denomina… dieta vegana. ¿Te se ve exagerado?

La Vegan Society del Reino Unido, la asociación vegana más vieja de todo el mundo, deseó calcular cuántas emisiones de CO2 podría ahorrar un conjunto de individuos que aceptara el reto de continuar una dieta vegana a lo largo de una semana. La campaña, lanzada a lo grande y apoyada por distintas personalidades, fue un éxito y hasta hoy se ha rebasado ahora la cifra de 10.000 competidores.

Se calculó que en una semana esas 10.000 personas redujeron en conjunto sus emisiones de CO2 en 147.000 kg. La cantidad es colosal. Y, si no, fíjate en las comparaciones, que en ocasiones sí son buenas.

147.000 kg de emisiones de CO2 equivalen a alguno de estos ejemplos:

  • Un viaje de ida y vuelta a la luna: de todos modos, 767.143 km de un vuelo de gran distancia
  • Ofrecer 11,5 vueltas al planeta en coche: o bien lo que es semejante, recorrer en automóvil 1.019.064 km
  • Llevar a cabo la colada de toda la población de Cardiff un par de veces: o bien de Bilbao, por buscar una localidad de población semejante, por las emisiones que supondrían unos 539.000 ciclos de lavadora
  • Alumbrar todas y cada una de las viviendas de la región de Brighton a lo largo de 3 días: en un caso así sería algo como la localidad de Gijón, el semejante en emisiones a 19.510.909 horas de bombillas de bajo consumo

Dieta vegetal, más sana para ti y para el planeta

A quienes se apuntaron al desafío de 7 días la Vegan Society les facilitó las cantidades de las emisiones de CO2 que habían ahorrado equiparando las de sus menús con distintas opciones equivalentes no veganas.

El planeta requiere más veganos

“Lo que habían ahorrado al planeta durante una semana es increíble y sorprendió a muchas personas”, dice Louise Davies, directiva de la campaña Plate Up For the Planet.

Un 19% de los competidores en el estudio (1 de cada 5) aseveró que se propondría hacerse vegano tras comprender las cantidades. “Aguardamos que esto lleve a más personas preocupadas por el medio ámbito a abrazar un modo de vida vegano”, añade Davies. “Hacerse vegano es algo más poderosos que uno puede llevar a cabo individualmente para ayudar a la pelea contra el cambio climático”.

¿Y por qué razón no un mes en vez de una semana?

La campaña #PlateUpforthePlanet prosigue abierta hasta el 3 de noviembre y anima a la multitud a mudar su mirada sobre aquello que come y sobre el encontronazo que ello tiene sobre el planeta.

No obstante, hoy es un día particular para el movimiento vegano. El 1 de noviembre se festeja el Día Mundial del Veganismo y la Vegan Society invita a otro reto un poquito más grande: evaluar la dieta vegana en el transcurso de un mes o bien, si ahora eres vegano, a animar a tus amigos a llevarlo a cabo. Además ofrece numerosas ideas para festejarlo a lo largo de todo el mes, como ordenar una comida vegana en el trabajo, un cineforum vegano en el hogar o bien elaborar un pastel vegano y compartirlo.

Requerimos un cambio global: ni carne, ni leche, ni lácteos

Este año 2017 la Vegan Society prepara además para este mes la publicación de su novedosa aplicación VNutrition, creada por una nutricionista para asistir a quienes prosiguen una dieta vegana a cumplir sus propósitos alimenticias.