Saltar al contenido

6 posturas de chikung para despertar tu energía y regenerarte

Inicio / Salud natural / Ejercicios

Capacidad tu energía

Gerard Arlandes

19 de febrero de 2020 · 10:14

Con estos ejercicios de chinkung, basados en la atención a puntos fundamentales de nuestro ser, lograrás reconectarte y sincronizarte con la naturaleza.

El chikung, la técnica corporal fundamentada en la medicina clásica china, que cultiva la energía, nos facilita sintonizar nuestro interior con el exterior y nos asiste a ganar energía en vez de perderla. Una energía sosegada que nos sincroniza con la naturaleza.

Para eso, debemos entrenar la atención, porque facilita a las neuronas que rigen las funcionalidades anatómicos y mentales sentirse apoyadas y trabajar mejor para ajustarse al ámbito. La atención la vamos a aplicar a tres partes interrelacionadas de nuestro ser: la respiración, el elemento más escencial; las unas partes del cuerpo que tocan el suelo, y la visualización de lo que en chikung se conoce como las seis direcciones del cielo.

Empieza observando la respiración

Para sintonizar con el exterior comenzaremos llevando a la práctica con la respiración a algún hora del día, a lo largo de diez minutos o bien, si no puedes, a lo largo de cuando menos una respiración.

Hablamos de aceptar la respiración –cada respiración– como es. De una inspiración a la próxima, sin manipularla, observándola. Observaremos que hay respiraciones más largas y más cortas, más veloces y más lentas, más profundas y más superficiales.

8 ejercicios para entrenar la respiración consciente

La relación con la tierra

Es bien difícil comprender y presenciar la gravedad, porque la gravedad no cambia y el cerebro solo sabe aquello que cambia.

Para experimentarla, empezaremos tumbándonos en el suelo boca arriba, poniendo la atención en las superficies del cuerpo que tocan el suelo. De esa forma reconocemos lo que hay ahora mismo y ofrecemos al cerebro la llave del cambio que se genera en todo el ejercicio.

Las seis direcciones del cielo

Hablamos de ver o bien de imaginar cómo nos proyecta la gravedad hacia el cielo y hacia el suelo, hacia enfrente y atrás, hacia la derecha y la izquierda.

Comenzaremos parado, sintiendo el centro de nuestro cuerpo en la cadera y las unas partes del cuerpo enlazadas a la tierra: cadera, piernas y pies, y su prolongación: el suelo que pisamos y la tierra.

Después, las unas partes del cuerpo enlazadas al cielo: leño y brazos, columna vertebral, cabeza, techo de la habitación y, al fin, el cielo. Las equiparamos, observando cuál de ámbas direcciones visualizamos mejor. Seguimos con la visualización de la parte previo y posterior del cuerpo, y el costado derecho y también izquierdo.

Regentar la atención en estas seis direcciones las amplía y nos prepara para acoger y también canjear lo que llega al pensamiento o bien a los sentidos desde una dimensión más grande y más desprendida. Y recuerda, puedes hacer este ejercicio cualquier ocasión y sitio.

Chi kung: la gimnasia china de la tranquilidad

Cómo elaborar una sesión

Deja lo que estés realizando y recopila las cosas para no tener nada pendiente.

  • Busca un espacio en la vivienda que esté ventilado y tenga luz natural, si puede ser.
  • Colócate parado y escucha tu respiración.
  • Date un masaje despacio haciendo círculos sobre la piel por todo el cuerpo.
  • Empieza por los pies hasta llegar a la cabeza por la parte interior del cuerpo. Y de la cabeza a los pies por la parte de atrás.
  • Escucha la respiración, su ritmo, y siente cómo cambia.
  • Al hacer los ejercicios se sintoniza el movimiento con la respiración armónica y natural que poseemos. Esta marca el ritmo del ejercicio.

Ejercicios de chikung para conectar con tus fuentes de energía

1 / 6

Además te resulta interesante

Medicina china

¡Que se mueva la sangre! La energía roja te ofrece salud

Àngel López Hanrath

Desbloquear

Acupuntura y lesiones deportivas: una solución eficiente

Ángel L. Hanrath

Más fortaleza y confort

Un 32% de pacientes combina la quimio con terapias naturales

Medicina alternativa

Cómo cambiar tus relojes biológicos para proteger tu salud

Manuel Núñez

Lo más visto