Saltar al contenido

5 formas originales de consumir calabaza cruda

Inicio / Nutrición

Cocina raw

Javier Medvedovsky

10 de diciembre de 2019 · 16:14

La calabaza es un alimento de historia de leyenda con enormes caracteristicas para la salud y una delicia en la cocina. Te exponemos formas de consumirla cruda, con sus nutrientes y enzimas.

Hay varias variedades de calabaza, con diferentes formas y colores. La mayor parte muestra una pulpa de color naranja, estable y al unísono muy jugosa. Dentro se encuentran sus semillas, que son muy ricas y nutritivas, tanto frescas como secas. La cáscara es gruesa y facilita que se conserve y se logre comer a lo largo de prácticamente todo el año.

La calabaza brinda vitaminas y minerales fundamentales sin dar solamente calorías. Es principalmente rica en el antioxidante betacaroteno, que se transforma en vitamina A mientras el cuerpo lo requiere. Además tiene dentro proporciones importantes de vitaminas C y Y también, las dos antioxidantes, cuya acción se fortalece con el licopeno, exactamente el mismo pigmento que otorga color al tomate.

La calabaza le otorga un empujón a tu salud

Por su composición sobre nutrición, la calabaza es aconsejable en todas y cada una de las etapas de la vida, más que nada a lo largo de la niñez. Su gusto dulce agrada a los pequeños, mas no brinda bastante azúcar. En verdad, tienen la posibilidad de consumirla los diabéticos.

Por norma general ayuda fundamentalmente al buen estado de la piel y los ojos, y de los sistemas inquieto y digestivo. La medicina alternativa la sugiere para corregir la ceguera nocturna y la fotofobia, para impedir y tratar dolencias del sistema cardiovascular, como el colesterol prominente o bien la hipertensión. Además está indicada para remarcar el sistema inmunitario en su pelea contra bacterias y virus patógenos.

7 maneras de cocinar calabaza que te alegrarán el otoño

¿Cómo se prepara la calabaza cruda?

Hay muchas recetas habituales: pasteles, guisos, sopas, etc. Mas la nutrición viva te da otras opciones que te van a asombrar.

  • Rallada: sí, como una zanahoria. Aunque te parezca extraño, la calabaza se puede consumir cruda. Rallada puede transformarse en un ingrediente más de una ensalada, entre otras cosas.
  • En jugo: puedes pasarla por una extractora de jugos y conseguir el jugoso líquido dulce que puedes tomar solo o bien combinarlo con manzana, zanahoria, apio, remolacha o bien hojas verdes, entre otras opciones. Experimenta.
  • Gazpacho: desmenuza la calabaza adjuntado con con limón, aceite de oliva, manzana, sal, pimienta, cúrcuma y agua para conseguir una sopa fría exquisita. Te la sugiero. Es una de mis recetas de Espiritual Chef, los comestibles fundamentales del alma (Ed. Urano).
  • En polvo: desécala en el deshidratador o bien en el horno a la temperatura mínima, después redúcela a polvo y utilízalo como condimento dulce o bien decoración.
  • En una crema dulce: prepara una crema de anacardos remojados, mézclala con calabaza rallada, azúcar y aceite de coco, algo de leche vegetal y desmenuza. Es una crema increíble: prueba a disponerla sobre una base de almendra y dátiles trozados.

Además te resulta interesante

Dieta detox y nutritiva

Menús para unir depuración y supernutrición en la semana

Rosa Guerrero

Alimento medicina

El ajo se utiliza para desintoxicarse del plomo

Claudina Navarro

Buenas para tu organismo

7 condimentas saludables y tonificantes

Considerablemente más que vitamina C

¿Por qué razón son tan protectores los cítricos?

Jordina Casademunt

Lo más visto