Saltar al contenido

4 efectos tóxicos de la carne en tu salud

El día 1 de Noviembre fue el día Mundial del Veganismo. Mas ¿qué es el veganismo?

El veganismo, es una filosofía de vida donde, resumidamente, no se consumen recursos materiales ni comestibles de procedencia animal. Una visión de la vida con intención de colaborar con la sostenibilidad y la conservación del medio ámbito, y que aboga por el no abuso y respeto hacia los otros animales.

A nivel de salud y nutrición, el tema que a mi me corresponde, bajar o bien remover totalmente la proteína animal de nuestra nutrición nos asistirá a impedir el rápido declive de la edad y lo que ello piensa, una avanzada degeneración celular.

Los efectos dañinos de la carne en tu salud

Continuar una nutrición con un alto consumo de productos de procedencia animal aumenta el compromiso de sufrir anomalías de la salud cardiovasculares, ciertos cánceres, patologías autoinmunes y sobrepeso. Estas condiciones no solamente se relacionan con el consumo de la grasa que podemos encontrar en estos productos así como varios tienen la posibilidad de pensar, sino un abuso de proteína animal puede ocasionar desequilibrios en nuestro cuerpo, drenar nuestra energía, desmineralizar nuestros huesos y apresurar el desarrollo de envejecimiento.

1. Comer carne acidifica tu organismo

El pH de la sangre es sutilmente alcalino, fluctuando entre 7.3-7.4. Este factor siempre se sostendrá igual en caso contrario nuestra células dejarían de trabajar de manera correcta, enfermarían y morirían.

Hay comestibles que causan que el pH de nuestra sangre se vuelva más ácido, comestibles más que nada concentrados en proteínas y grasas sobresaturadas como las carnes rojas y los lácteos.

2. La carne roja y los lácteos aceleran la osteoporosis

A la inversa de lo que hemos creído siempre, los lácteos no son buenos para nuestros huesos. Al ocasionar esta acidificación de nuestro cuerpo el cuerpo debe sacar minerales alcalinos de sus reservas para normalizar esa acidificación, primordialmente sacando el calcio de nuestros huesos.

Este desarrollo se activa en el caso de urgencia, es un procedimiento de supervivencia y como tal crea estrés y también inflamación en todo el cuerpo, a una parte de ayudar a la desmineralización del esqueleto acelerando la osteoporosis.

3. La carne tiene dentro antibióticos y hormonas

Frente nuestra ignorancia o bien desentendimiento, varios animales medran en condiciones precarias en las huertas, donde están en cuadras tan angostas como el tamaño de sus propio cuerpo. Este sistema facilita el efecto dominó en la propagación de infecciones y contaminación por la materia fecal.

Para combatir contra esto, los métodos que más se usan en la ganadería intensiva son la inyección sistemática de antibióticos para impedir el contagio. Dado a que la demanda de carne no deja de aumentar en el planeta occidental, los ganaderos además procuran configuraciones para apresurar el desarrollo de los animales alimentándolos con piensos con hormonas de desarrollo.

“La Comisión Europea no sabe nada de disruptores endocrinos”

Y si somos lo que ingerimos…a posteriori nos ingerimos el filete cargadito de hormonas condimentado con antibióticos. Esto no hace más que cargar el cuerpo de toxinas, lo que hace peores digestiones, inhabilidad de absorber los nutrientes de manera correcta, destrucción de la flora intestinal y nos priva de tener más energía.

Sin ser alarmistas, en contraste con países como los USA, las leyes de europa cada vez intentan regular más estas prácticas.

Aun de este modo, si en una nutrición que prosigue la filosofía COME LIMPIO consumes proteína animal, te invito a no comer carne más de 1-2 ocasiones a la semana y adquirirla en una carnicería de seguridad que sepas que prosigue unas buenas prácticas ganaderas, acatando el período natural de desarrollo de los animales y donde les aceptan comer pasto del campo.

4. Una digestión tóxica

Las proteínas animales son el conjunto de comestibles que más tardan en ser digeridos en nuestro sistema digestivo (5-8horas), y muy frecuentemente su digestión no es totalmente completa. Esto implica que los comestibles que tienen dentro proteína animal y no fueron de manera correcta digeridos se pudran en el colon y se transformen en toxinas, bloqueando los canales de absorción y digestión de otros comestibles más saludables y limpios.

Entonces, ¿qué nos contribuye la carne?

Si le cuestiones a algún persona de la calle qué nos contribuye la carne, varios te responderán: proteína, determinados agregarán el hierro y unos pocos la vitamina B12. A una parte de estos nutrientes, pocos más son los elementos saludables que nos da, ahora que la carne está desprovista de fibra y es pobre en vitaminas y minerales fundamentales.

Además la carne se consume primordialmente cocinada. Una vez calentamos las proteínas animales, una parte de sus aminoácidos se desnaturalizan, lo que disminuye la proporción de proteínas que nuestro cuerpo es con la capacidad de utilizar y absorber.

Entonces, preguntémonos otra vez ¿qué nos contribuye la carne? Ya que no bastante, la realidad.

Menos carne, más salud

En el momento en que nos saciamos de proteína animal no dejamos espacio par otros comestibles que son más limpios como los vegetales de hoja verde. Continuar una nutrición fundamentada en productos de origen vegetal y baja en productos de procedencia animal va a tener un efecto anti-aging.

Una nutrición rica en verduras, hortalizas, frutas, cereales integrales, legumbres, frutos secos, semillas, algas y superalimentos nos asistirá a batallar los radicales libres, sostendrá el cuerpo en un óptimo estado de alcalinidad, resguardará nuestras células, robustecerá nuestras defensas y contribuirá a gozar de un óptimo estado de salud.

Somos lo que ingerimos, ¿qué comes ?

Quisiera que les haya dado gusto y ¡hasta el próximo articulo!