Saltar al contenido

3 recetas de cremas templadas con ingredientes inesperados

Este año nos encontramos teniendo un otoño la mar de tibio y es posible que no apetezcan aún platos muy calientes como sopas y guisos, mas poseemos excelentes elementos de temporadas para llevar a cabo cremas tibias con verduras, hortalizas y frutas.

Poseemos en cabeza que las frutas son dulces y las acostumbramos a usar más como postre o bien como ingrediente para preparaciones dulces, mas tenemos la posibilidad de aprovecharlas para llevar a cabo cremas salobres como hacemos con el boniato, la zanahoria o bien la chirivía, que además son dulces.

Ciertas frutas van a complementar los sabores y texturas mejor que otras, de este modo que voy a dejaros ciertas de mis recetas preferidas.

Crema tibia de manzana, puerro, zanahoria y patata

Nos sirve cualquier clase de manzana: reineta, verde doncella, granny, etc., tanto cruda como asada. Oséa, tenemos la posibilidad de añadir la manzana pelada en trozos igual que haríamos con las hortalizas o asar varias manzanas y añadir una sin piel ni pepitas.

Elementos

  • 1 manzana madura
  • 1 puerro mediano
  • 2 zanahorias enormes
  • 3 patatas medianas
  • 2 medidas de cuchara de aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Pela todas y cada una de las verduras y hortalizas y lávalas. Pica fino el puerro y el resto en pedacitos medianos. Desecha las semillas de la manzana.
  2. Exita en una cazuela mediana antiadherente el aceite de oliva a fuego medio y pocha el puerro. Ahora añade las patatas y deja que se pochen unos cuantos minutos. Después añade las zanahorias y manzana y remuévelo bien.
  3. En el momento en que comiencen a dorarse los elementos añade el papel de laurel, algo de sal y agua bastante para cubrirlo todo. Deja que hierva 15-18 minutos, hasta el momento en que la patata esté ternísima.
  4. Deja que se temple, quita el papel de laurel y bátelo con la batidora hasta conseguir una crema fina. Pruébalo y corrige de sal.

Crema tibia de calabacín, cebolla, calabaza y pera

Las peras tienen la posibilidad de ser menos dulces que la manzana mas muy jugosas. Además se tienen la posibilidad de añadir en trozos o bien asadas. Queda fundamentalmente bien con cebolla y calabaza, mas tenemos la posibilidad de utilizar además otras verduras y hortalizas como boniato, calabacín, nabo, apio y puerro.

Elementos

  • 1 pera grande (o bien 2 medianas)
  • ¼ de calabaza butternut mediana
  • 1 cebolla dulce grande
  • ½ calabacín mediano
  • 2 medidas de cuchara de aceite de oliva
  • Migaja de pimienta negra
  • Una ramita de romero
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Pela y lava todos y cada uno de los elementos. Pica bien fina la cebolla y póchala con el aceite. Añade la calabaza en daditos, calabacín y pera en trozos medianos (sin semillas). Remuévelo bien y deja que se dore sutilmente. Añade la pimienta, algo de sal, el romero y agua para cubrirlo.
  2. Deja que se cueza todo junto 18-20 minutos, hasta el momento en que los elementos estén muy tiernos.
  3. Apártalo y deja que se temple. Quita el romero y bátelo todo hasta conseguir una crema fina. Pruébalo y corrige de sal.

Crema tibia de calabaza y naranja

Desde noviembre poseemos las naranjas en temporada, y entre los usos que más me agradan es en cremas con elementos además sutilmente dulces como la calabaza y la zanahoria. Si no tenemos ganas pasarnos de dulzor alcanza con llenar la receta con patata, puerro, nabo y/o bien repollo.

Elementos

  • ½ calabaza butternut
  • 2 naranjas enormes
  • 1 nabo pequeño
  • 2 patatas medianas
  • 2 medidas de cuchara de aceite de oliva
  • Migaja de pimienta blanca
  • Migaja de cominos
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Lava y pela los elementos. Divide la naranja en gajos. Corta el resto en daditos medianos.
  2. Dora las hortalizas con el aceite de oliva y los cominos. Añade la pimienta, sal y los gajos de naranja. Rellena con agua para contemplar todos y cada uno de los elementos. Deja que se cueza 20 minutos o bien hasta el momento en que todos y cada uno de los elementos estén muy tiernos.
  3. Apártalo y deja que se temple.
  4. Bátelo todo junto hasta conformar una crema homogénea y fina. Pruébalo y corrige de sal.