Saltar al contenido

11 pautas para comer sano también fuera de casa

Desde hace unos años comer en el hogar al mediodía es una extravagancia, principalmente en las enormes urbes. Los horarios y las distancias hacen que el lugar de comidas o bien la fiambrera sean una alternativa obligada para bastantes. Y esto como resulta lógico puede influir en el equilibrio sobre nutrición.

Desde luego que es viable comer saludablemente en estas situaciones, aunque no en todos los casos es fácil. Especialmente si a lo previo se aúnan un presupuesto con limite y unas configuraciones reducidas de sitios de comidas.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que el lugar de comidas disfrute de determinado nivel gastronómico. Por norma general es conveniente un menú económico en un óptimo local que uno más costoso en un lugar de comidas de menor calidad. Aparte de calidad, deben sugerir una carta diferente, sin olvidar unas porciones equilibradas, sanas y terminadas en un ámbito sereno.

Estas cambiantes no en todos los casos coinciden. Comunmente hay menús de calidad que no tienen dentro platos de vegetales. El tamaño de las porciones es otro tema. Las pequeñas son un inconveniente, mas las considerables además.

Algo semejante sucede con el género de cocina. Puede tratarse de menús de calidad y cantidad correcta mas que sean menos saludables y digestibles. En eso influye el género de grasas con que se cocina. Además hay que entender elegir con método. Muy frecuentemente el inconveniente no es tanto del lugar de comidas o bien del menú como de nuestra elección.

Prepara tu ‘batch cooking’ semanal en 90 minutos

Llevarse la fiambrera

Esta alternativa facilita seleccionar los elementos y el menú, aunque pide tiempo para dejarla lista y sus peculiaridades organolépticas difieren de las de una comida recién llevada a cabo.

Si se tiene elementos frescos de calidad y de entendimientos de cocina básicos se va a comer equilibradamente. Por último, no se debe olvidar que la cena completa la estabilidad dietético del día. Los comestibles y cocciones saludables deberían caracterizarla.

No existe uno perfecto para comer sano fuera de casa. Es evidente que la cocina mediterránea y los elementos de cercanía proponen menús saludables. Es sustancial que el lugar de comidas ofrezca una carta diferente de vegetales, cocciones sencillos y también elementos de calidad en un ámbito sereno.

2. ¿Qué debe dar un menú equilibrado?

Una dosis considerable de hidratos de carbono como pasta, arroz, etc., una ración de ensalada o bien verduras como guarnición o bien plato y poca condimentación. Y no tienen la posibilidad de faltar proteínas de calidad (legumbres.

El más destacable postre: fruta.

4 platos de comida veloz en su versión vegana

3. ¿Una comida económica puede ser sana?

Hay que ser cautelosos y escoger elementos simples. Es preferible elegir platos con elementos perceptibles. Y frente a un menú económico y incierto: mejor un bocadillo nutritivo.

4. ¿Qué se puede conducir en el tupper un vegetariano?

El arroz con legumbres es un plato básico. Las ensaladas de legumbres tienen la posibilidad de comerse frías y son ricas si van aliñadas.

Las pizzas vegetales y las empanadillas horneadas son otra alternativa, de la misma manera que las hortalizas asadas, pistos y gazpachos.

5. ¿Qué debemos evadir en el momento en que comeremos fuera?

No se debe elegir primeros y segundos solo a partir de proteínas (entre otras cosas tortilla + pescado), con déficit de vegetales y fibra (carne con patatas fritas, flan), exceso de energía (arroz a la cubana + escalopa + tarta), sepa de legumbres o bien excesivamente adobados.

Batch cooking: 5 verduras que te asisten a cocinar menos

6. ¿Qué bebidas es más aconsejables soliciar?

No es necesario acordarse que lo destacado para acompañar una comida es el agua. Otra buena opción son los jugos naturales, que aportan vitaminas, gusto y mejoran la absorción de nutrientes, como el hierro.

7. ¿Qué puedo poner en la fiambrera para comer sano fuera de casa?

Hay que evadir platos energéticos (fritos y rebozados…) y elegir el hervido (arroz, ensaladilla rusa…). Las salsas y el aceite incrementan el aporte energético.

Otro punto es la proporción de comida. Y como es natural el postre: 100 g de tarta de chocolate son 500 Kcal, diez ocasiones más calorías que la fruta.

8. Y la fiambrera, ¿qué reglas debe cumplir?

Exactamente las mismas que las de un menú equilibrado, a pesar de que los elementos tienen que preservarse en estado impecable y su apariencia en el momento de comer ha de ser apetecible. Son recomendables los platos que logren servirse fríos o bien tibios sin riesgos de recalentarse, y tienen que condimentarse al instante.

4 trucos para elaborar tuppers sanos y exquisitos

9. ¿Se puede comer sano en un fast-food?

Se puede elegir, entre otras cosas, por una ensalada y un bocadillo de medidas normales y también elementos sanos. Es distinto comer una hamburguesa doble que un bocadillo de jamón ibérico o bien atún. En ocasiones, las ensaladas tienen mucha condimentación y los bocadillos vegetales exceso de grasas.

10. ¿Es el bocadillo una aceptable opción al tupper?

Lo es mientras que se intente una alternativa ocasional. Un bocadillo debe tener una dosis bastante de proteínas, algo de vegetales y estar hecho con pan de calidad (integral, multicereales, semillas…). A fin de que forme un menú terminado debe acompañarse de ensalada y fruta.

11. ¿Hay un postre perfecto para tomar?

La opción mejor es la fruta o bien un producto con poca grasa como el iogur vegetal. Si gusta una tarta, hay que tomar en cuenta las calorías del resto del menú. Tenemos la posibilidad de mudar la pasta por una ensalada. Cuestión de compensar y de los pies en el suelo.