Saltar al contenido

10 claves para reducir la histamina alta

Al comer procuramos conseguir energía, confort y exitación. Por otro lado, comunmente los comestibles que nos gustan tienen un lado obscuro. Determinados se relacionan, entre otras cosas, con una excesiva presencia de histamina en los tejidos. El cuerpo la genera y guarda en los mastocitos, células que se activan en los procesos inflamatorios y alérgicos.

¿Tienes un exceso de histamina en el organismo?

La histamina cumple funcionalidades básicas y no en todos los casos es “mala”. Impulsa la secreción de jugos digestibles, dilata los vasos sanguíneos en el momento en que es necesario y participa en la inmunidad, el período sueño-vigilia y el apetito. Solo proporciona inconvenientes si hay un exceso o bien una intolerancia.

Determinados comestibles tienen histamina, que hace aparición al degradarse el aminoácido histidina. Otros benefician su liberación de los mastocitos.

La histamina absorbida en la digestión acostumbra eliminarse a través del intestino por medio de la enzima diaminooxidasa digestible (DAO), mas varias personas no suprimen la cantidad bastante. No tiene que ver con una alergia, aunque en ocasiones se confunden.

Si padeces un déficit de DAO, la enzima encargada de remover la histamina, es más posible que superes la cantidad soportable de histamina en el cuerpo. La carencia puede ser ocasionada por predisposición genética o bien por procesos inflamatorios.

Los síntomas por exceso de histamina son muy diversos: tienen dentro desde calambres y otras afecciones digestibles hasta picores, falta de aliento o bien nariz moqueante. A unas personas se les enrojecen las mejillas al tomar vino tinto gracias a la vasodilatación causada por la histamina. En otras es la razón de sus problemas.

En el momento en que las afecciones se muestran en el instante tras el consumo de comestibles, tenemos la posibilidad de suponer que son debidas al exceso de histamina.

Si prescindes de algún fuente de histamina a lo largo de 4 semanas y experimentas una desaparición de los síntomas que sufrías, es muy posible que la causa del inconveniente sea una intolerancia a la histamina. Frente a la duda, resulta conveniente hacerse un análisis de los escenarios de inmunoglobulinas IgE para descartar una alergia.

10 claves para vigilar la histamina

Para evadir el exceso de histamina en el organismo, se deberían tomar en cuenta algunas pautas en la alimentción.

1. Lo que sí puedes tomar

Cereales, patatas, hortalizas, la mayor parte de frutas, aceites vegetales o bien condimentas y plantas aromatizadas están libres de histaminas.

Como regla establecida, los comestibles frescos tiene dentro por su parte menos histamina que si se han congelado, elaborado o bien recalentado.

2. Atención a los precocinados

Son las primordiales fuentes de histamina en la dieta común. Estos comestibles sobrecargan el cuerpo con aditivos y también histamina. Esta se encuentra en demasía en los elaborados cárnicos, como los embutidos (280 mg por kilo en el salami). Además abunda en las conservas de pescado (300 mg en la caballa ahumada), los quesos curados (más que nada cerca de la corteza) y el vino tinto.

3. Determinados vegetales son ricos en histamina

La mayor parte de frutas y hortalizas frescas no aportan bastante histamina para ocasionar síntomas. No obstante, ciertas benefician su producción. Es la situacion de la fresa, por eso algunas veces produzca urticaria. Los fermentados –como la chucrut o bien el tempeh– son ricos en histamina.

4. Comestibles con aminas

En personas atacables un exceso de determinados comestibles con otras aminas puede achicar la eliminación de histamina. Entre , los cítricos (ricos en tiramina), la ciruela (octopamina), el plátano maduro (tirosina) o bien el chocolate (feniletilamina). Resulta conveniente limitar su consumo.

5. Ojo con las alergias y determinados hábitos

La liberación de histamina pertenece a algún desarrollo alérgico. Además puede incrementar por el desequilibrio entre diferentes ciudades de bacterias intestinales o bien por el hábito de fumar.

Los superpoderes del agua con limón

6. Es sustancial tomar con cierta frecuencia

La concentración de histamina en los tejidos incrementa en el momento en que están poco humedecidos. Las pretenciones de agua cambian dependiendo del género de dieta, la constitución, los hábitos y el tiempo, mas generalmente se aconseja tomar un mínimo de ocho vasos de agua diarios.

7. Nutrientes que te asisten a vigilar la histamina

Tienes que prestar particular atención a determinados nutrientes, que deberían abundar en tu dieta:

  • La vitamina C frena la liberación de histamina y estimula el efecto de la enzima que la descarta.
  • La vitamina B6 contribuye a que esa enzima sea eficaz. Está, entre otras cosas, en comestibles como patatas, pimientos y pistachos.
  • La quercetina está que se encuentra en la cebolla y sus familiares, y también inhibe la liberación de histamina.

8. Cuanto menos recalentado, mejor

Es conveniente comer los comestibles recién preparados. Esto vale tanto para frutas y verduras para todo lo demás. En el momento en que una comida se recalienta por tercera vez tiene dentro muy más histamina que la primera oportunidad que se preparó.

9. Aditivos prescindibles

Los conservantes se agregan comunmente a productos que son rebosantes en histamina. Otros aditivos que es conveniente evadir son los potenciadores del gusto (del Y también-620 al Y también-625), como el glutamato monosódico, ahora que frenan la eliminación de histamina.

10. Impide los excesos

Modera el consumo de bebidas alcohólicas, de vinagre de vino, de verduras y frutas envasadas (como chucrut, espinacas, pepinos, piña, frambuesas), y de productos fermentados a partir de soja.

La repostería rápida tiene más levadura y, por consiguiente, además más histamina.

¿TE HA INTERESADO ESTE ARTÍCULO?

Puedes suscribirte a la gaceta Cuerpomente y recibirla con comodidad en tu casa. Más información aquí.