Alimentos para proteger los pulmones

En los últimos años, la relación existente entre la alimentación y la salud ha sido objeto de estudio e investigación científica, y se ha comprobado que la buena alimentación nos previene de padecer ciertas enfermedades y nos permite tener una vida saludable. Aunque todavía no es claro cómo la dieta que llevemos pueda incidir en el desarrollo de afecciones pulmonares. Sin embargo, estudios muestran que varias enfermedades de los pulmones se deben a la agresión oxidativa, proceso ocurrido cuando la cantidad de agresiones oxidantes (humo del cigarrillo, contaminación ambiental e infecciones, entre otras) es mayor de lo que nuestro organismo y su sistema de defensa antioxidante pueden tratar. De ahí que si queremos asegurarnos una buena salud pulmonar debemos evitar estos agentes y protegernos de ellos. Hablemos en esta entrada sobre algunos alimentos para proteger los pulmones.

Antioxidantes en los alimentos para proteger los pulmones

Hay expertos que opinan que hay ciertos alimentos para proteger los pulmones, que aunque no son milagrosos, sí pueden proveerle a nuestro organismo los nutrientes y sustancias necesarios para que los pulmones cumplan su función. Los resultados de sus estudios ha revelado que los antioxidantes presentes en algunos alimentos benefician a los pulmones. Estos antioxidantes son la vitamina C, la vitamina E, el betacaroteno y el selenio. También parece haber una relación entre una buena salud pulmonar y el consumo de omega-3 (un ácido graso), y magnesio (un mineral) Aquí te dejamos los alimentos para proteger los pulmones que son ricos en estos micronutrientes:

  • Vitamina C: frutos cítricos, brócoli, pimiento verde…
  • Vitamina E: cereales, frutos secos, aceite vegetal…
  • Betacaroteno: pimiento, zanahoria, albaricoque, espinacas, mango…
  • Selenio: pescados, mariscos, carnes, granos…
  • Omega 3: pescados, mariscos, soja, aceite de linaza…
  • Magnesio: nueces, legumbres, cereales, semillas, zanahorias, espinacas, mariscos…

Excelentes alimentos para proteger los pulmones

Cebollas

Las cebollas son fuente de varios nutrientes, entre ellos la vitamina C y la B6. Además, hay quienes le atribuyen propiedades anticancerosas. Por ejemplo, la quercetina es un antioxidante que contiene la cebolla, que lo relacionan con la prevención del cáncer de pulmón.

Pescados

Los pescados, especialmente los pescados grasos, son una buena fuente de vitamina D, la cual está directamente relacionada con la salud de los pulmones. Parece que la deficiencia de vitamina D dificultad el trabajo pulmonar. Por otra parte, es bien conocido que los pescados son ricos en omega-3, ácidos grasos que nos reportan muchos beneficios al consumirlos.

Zanahorias

La salud de nuestros pulmones se ve fortalecida con el consumo de la vitamina A. En cambio, a quienes presentan deficiencia de esta vitamina, las probabilidades de desarrollar enfermedades pulmonares son más altas. Y la vitamina C, que es un potente antioxidante, contribuye a la recuperación pulmonar y a retrasar el deterioro de los mismos. La zanahoria es contada dentro del grupo de alimentos para proteger los pulmones porque es fuente de vitamina A y vitamina C.

Naranjas

Las naranjas, como todo cítrico, nos ofrece mucha vitamina C. Además nos aporta hierro y vitamina B6, nutrientes que contribuyen al buen funcionamiento de los pulmones y a que el oxígeno se transporte mejor a las células. Las naranjas también son fuente de beta-criptoxantina, que es un antioxidante natural, y como ya hemos hablados los antioxidantes son necesarios para proteger los pulmones.

Tomates y manzanas

Los fitoquímicos son antioxidantes presentes en los tomates y las manzanas. Estos cumplen una función protectora de las vías respiratorias ante agentes irritantes -como la contaminación del ambiente o el humo del cigarro-. Se recomienda consumir al menos 3 tomates o 5 manzanas semanalmente para contribuir al aumento de la función pulmonar y para que se reduzca la sibilancia.

Té verde

El té verde es una bebida a la que se le atribuyen propiedades anticancerígenas por ser fuente de antioxidantes. Sustituye las bebidas gaseosas, como los refrescos, por el té verde y así cuida tu cuerpo y protege a tus pulmones.

Brócoli

El brócoli contiene vitamina C, que protege las células de los pulmones y las ayuda a recuperarse de daños ocasionados por toxinas o sustancias contaminantes que inhalamos.

Productos lácteos

Hay productos lácteos que son fortificados con vitamina D; es interesante incluirlos en la dieta para proteger los pulmones. Ya que la vitamina D que contienen estos alimentos ayuda a mejorar y fortalecer el sistema inmune. Mientras que la deficiencia de la vitamina D suprime al sistema inmunológico, lo que, por ende, aumenta el riesgo de que contraigamos enfermedades  e infecciones pulmonares.

Vino tinto

El resveratrol, excelente antioxidante, que está presente en el vino tinto, ayuda al organismo a luchar contra los radicales libres. Y el pterostilbene, otro compuesto del vino tinto, contribuye a que el resveratrol cumpla su función. Incluye de vez en cuando una copita de vino tinto como acompañante de tus comidas y benefíciate de las propiedades que se le atribuyen.

Bayas

Las bayas son alimentos para proteger los pulmones porque son fuente de antocianinas, unas sustancias que se consideran anticancerígenas. Por otro lado el resveratrol, fitoquímico presente en las bayas como las grosellas negras, los arándanos y las fresas, tienen propiedades antiinflamatorias, anticoagulantes e impide el estrés oxidativo, condición que puede conducir al cáncer de pulmón.

Publicar un comentario