los mejores alimentos para intolerantes a la lactosa

Alimentos para intolerantes a la lactosa

Hoy en día, la intolerancia a la lactosa afecta a cada vez más personas. Se calcula que más del 60% de la población de todo el mundo presenta este tipo de intolerancia, que se caracteriza por la dificultad para digerir la lactosa de los alimentos. A continuación te proponemos diversos alimentos para intolerantes a la lactosa para que los conozcas.

¿Qué puedo comer si tengo intolerancia a la lactosa?

Los estudios científicos realizados han constatado la importancia de consumir productos como los lácteos y otros derivados de la leche. Según los nutricionistas, estos alimentos no deben ser eliminados de nuestra dieta porque contribuyen al bienestar óseo de nuestro organismo.

Los frutos secos

Aunque existen numerosos alimentos prohibidos para intolerantes a la lactosa, los frutos secos no forman parte de este grupo. Algunos de ellos como por ejemplo, las almendras, el cacahuete, la nuez o incluso los pistachos, consiguen aportar nutrientes esenciales para mejorar la salud de las personas, reducir su presión arterial e incluso combatir intolerancias, entre otras posibilidades. Nuestro consejo es que los incluyas en tu alimentación para cuidar órganos tan importantes de tu cuerpo como el intestino, el riñón o tu corazón.

El garbanzo

Las ventajas de los garbanzos para nuestra alimentación son muchísimas. Si estás buscando alimentos para combatir la intolerancia a la lactosa, no deben faltar en tu dieta los garbanzos. Puedes prepararlos de infinidad de maneras y sus aportaciones en nutrientes destacan por encima de otros productos de la alimentación. Proteínas, ácido oléico, diferentes tipos de lípidos y almidón, entre otras opciones, son algunos de los nutrientes con los que cuentan. Nuestro consejo es que incorpores este tipo de legumbre en tu dieta semanal para sentirte mejor.

Las habas

Existen distintos tipos de habas. Este alimento tan común en países como España y otros limítrofes en sus diferentes guisos, es considerado como uno de los alimentos aptos para intolerantes a la lactosa que mayores beneficios aporta la cuidado de nuestra salud y bienestar personal. Ricas en agua, proteínas y un amplio número de hidratos de carbono, cuentan en su composición con enormes cantidades de fósforo y potasio. Entre sus múltiples beneficios destacan algunos como por ejemplo, su acción depurativa, diurética y están indicadas especialmente para aquellas personas que sufren enfermedades como el Alzheimer.

La leche de soja

Seguramente te resulte familiar la leche de soja, un producto que forma parte de nuestras neveras y es propio de la alimentación humana desde hace bastantes años. Puedes preparar riquísimas cremas, batidos que te aportarán la energía que tanto necesitas, e incluso salsas para acompañar a tus verduras favoritas, entre otras posibilidades. Además, también puedes consumirla como alimento para beber porque suele comercializarse para este propósito.

Las lentejas

Uno de los alimentos permitidos para intolerantes a la lactosa son las lentejas. Este popular producto tan conocido en algunos tipos de dietas como por ejemplo, la dieta mediterránea, resulta fabuloso por la enorme variedad de nutrientes que nos aporta. Tradicionalmente, la lenteja cuenta con una gran cantidad de hidratos de carbono y distintos tipos de vitaminas como las del grupo b3 y b6, entre otras muchas. Como son ricas en hierro, si las acompañas de otros productos como el arroz, tendrás un súper alimento buenísimo en una amplia variedad de nutrientes fundamentales.

El mejillón

Desde hace años, se sabe que el mejillón cuenta con enormes propiedades muy interesantes para el cuidado de nuestra salud. Entre otras muchas, nos encontramos con por ejemplo, su acción para favorecer un mejor cuidado del sistema inmune humano, disminuyen la posibilidad de padecer depresión, tienen un impacto positivo en el cuidado de los tejidos óseos y también, en aquellas personas que tienen intolerancia a la lactosa. Nuestra sugerencia es que los añadas a tu alimentación y disfrutes de unos buenos mejillones por ejemplo, al vapor.

Las sardinas

Ricas en Omega 3, son consideradas como uno de los alimentos buenos para la intolerancia a la lactosa que debemos incorporar a nuestra alimentación. Este popular pescado puede ser preparado de muchas formas, en distintos tipos de conservas, o en los clásicos espetos, entre otras opciones. Sus aportaciones nutritivas son fantásticas para personas que presentan este tipo de intolerancia y les ayudarán a disfrutar de una mejor digestión.

¿Qué te ha parecido nuestra lista de alimentos para intolerantes a la lactosa? Nos encantaría conocer tu experiencia.

Publicar un comentario