Alimentos para fortalecer los huesos

Sin importar la edad que tengamos tenemos que cuidar nuestro sistema óseo. Lo que hayamos hecho o dejado de hacer para fortalecer los huesos nos pasará factura al avanzar en los años y llegar a la vejez, época en donde por naturaleza se deteriora todo nuestro cuerpo, incluyendo los huesos. Por eso si queremos retrasar y no empeorar este deterioro hacemos bien en tomar acción desde ya: lee esta entrada, entérate de cuáles son los alimentos para fortalecer los huesos e inclúyelos frecuentemente en  tus comidas. Verás que tu cuerpo te lo agradecerá.

Alimentos para fortalecer los huesos que debes incluir en tus comidas

Para mantener nuestro sistema óseo necesitamos calcio y vitamina D. El calcio fortalece los huesos y la vitamina D ayuda a que el cuerpo absorba el calcio.  Estos son algunos de los alimentos para fortalecer los huesos que contienen este par de nutrientes:

Los lácteos alimentos para fortalecer los huesos

El calcio que contienen los lácteos se absorbe con más facilidad en nuestro cuerpo que el calcio proveniente de otras fuentes. La ventaja de los lácteos es que algunos de ellos, como el queso  el yogur, son bastante accesibles para la mayoría de las personas y son muy fáciles de incluir en nuestra dieta.  Además, algunos productos lácteos son fuente de vitamina D, como yogures enriquecidos con esta vitamina. Sin duda los lácteos son, por excelencia, alimentos para fortalecer los huesos.

La leche de soya, buena alternativa de los lácteos

Para aquellos que no pueden conseguir calcio a través de los lácteos, tal vez por ser intolerantes a ellos, pueden recurrir a la leche de soya.  La leche de soya es un alimento con alto valor nutritivo, nos aporta proteínas, ácidos grasos esenciales, fibra y micronutrientes. Es considerado un alimento para fortalecer los huesos porque contiene calcio y fitoestrógenos. Los fitoestrógenos animan al cuerpo a absorber calcio para evitar que se pierda masa ósea.

Cereales fortificados, desayuno práctico para fortalecer los huesos

Si tienes la costumbre de desayunar un plato de cereales con leche y frutas, sobre todo para salir del paso y no perder tiempo preparando una comida más complejo en la mañana, no es una mala cosa. Muchos de los cereales fortificados son ricos en calcio y otros nutriente esenciales, y si le agregas los beneficios de la leche y las frutas estas ante un excelente plato para fortalecer huesos, prevenir el estreñimiento, mantenerte en tu peso, reducir el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades cardiovasculares. Solo asegúrate, leyendo el etiquetado nutricional, de que los cereales fortificados que consumas sean de calidad y no una bomba de azúcar para tu cuerpo.

Las sardinas fuente de omega-3 y calcio

Es conocido el aporte de omega-3 y los beneficios de consumir sardinas (promover el buen funcionamiento cerebral y prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer y artritis). Sin embargo, no todos están al tanto de que las sardinas son parte de los alimentos para fortalecer los huesos, pues es fuente considerable de calcio y vitamina D. En solo 100gr de sardinas hay aproximadamente 50mg de calcio y 7,9mcg de vitamina D. Si quieres incluir sardinas en tu dieta, prefiérelas frescas y no enlatadas, para no consumir la gran cantidad de sodio que los alimentos enlatados se caracterizan por tener.

Las verduras y los vegetales alimentos para fortalecer los huesos

Cualquier dieta que sigas debería incluir verduras y vegetales, y una dieta para fortalecer los huesos no es la excepción. Debido a que algunos de los nutrientes que nos aporta las verduras y los vegetales  los necesitamos para mantener una buena salud ósea, como son el ácido fólico y la vitamina D y K, entre otros. Destacaremos a los vegetales de hojas verdes, el brócoli y la col rizada como alimentos para fortalecer los huesos.

Fortalecer los huesos y nuestro estilo de vida

Todo los nutrientes que necesitamos para vivir se lo podemos aportar a nuestro organismo a través de los alimentos. Si queremos prevenir o tratar una situación o enfermedad específica, lo que tenemos que hacer es conocer las propiedades de los alimentos e incluir más a menudo en nuestras comidas aquellos que nos puedan ayudar en ese caso en particular. Si necesitamos alimentos para fortalecer los huesos, consumamos con frecuencia los que presentamos en esta entrada.

Antes de eliminar un grupo alimenticio por completo de nuestra vida, informémonos bien y cubramos las carencias provocadas con otras fuentes. Hay quienes por falta de información y mitos han desterrado los lácteos de su dieta, y no han sustituido esa fuente de calcio por otra. A menos que seamos intolerantes a lo lácteos, no tenemos por qué temer a las grasas que nos aportan la leche y sus derivados si consumimos las raciones que necesitamos sin caer en los excesos.

Por último, no solo es aportarle grandes cantidades de calcio al cuerpo de calcio, es hacer que él lo utilice. Para lograr esto tenemos que hacer ejercicios de fuerza, el impacto que este tiene en nuestros huesos resulta en que el organismo haga uso del calcio que le hemos aportado para fortalecer la estructura ósea. En conclusión, ¡come sano y mantente activo!

Publicar un comentario