los alimentos para la concentración

Alimentos para la concentración

Los estudiantes conocen perfectamente la importancia de concentrarse para obtener un mayor rendimiento en época de exámenes. Tan solo es un sencillo ejemplo de la relevancia que suscita para buena parte de las personas del mundo la alimentación. En este artículo te vamos a mostrar algunos de los alimentos para la concentración, memoria y el cerebro más interesantes que se conocen para que los conozcas.

¿Cuáles son los alimentos para la concentración esenciales en nuestra dieta?

Cada vez más personas se preguntan qué es bueno para la memoria de los adultos. Las dudas son numerosas y nos gustaría solucionar algunas de las más recurrentes con una propuesta de alimentos la concentración mental y memoria que te ayudarán a conseguir todos tus propósitos.

El aceite de oliva

Son numerosas las aplicaciones del aceite de oliva y sus usos. Nuestro consejo es que lo incorpores a tu dieta porque está relacionado con la prevención de enfermedades como por ejemplo, el Alzheimer, entre otras muchas. Facilita el cuidado del cerebro, mejora el aprendizaje y estimula la concentración gracias a los distintos tipos de antioxidantes como los llamados polifenoles.

El agua

A diferencia de como sucede por ejemplo, con el consumo de café que está relacionado con la deshidratación, el agua es uno de los aliados más interesantes para incrementar nuestra concentración. Además, si añadimos un poco de zumo de limón recién exprimido, estaremos incorporando nutrientes adicionales a nuestro organismo que nos ayudarán en nuestro objetivo.

El brócoli

Sin duda alguna, otro de los posibles alimentos para cuidar nuestro cerebro y potenciar nuestra memoria es el brócoli. Como contiene distintos tipos de vitaminas como las del grupo C, K, resulta muy interesante incorporarlo a tu alimentación cotidiana porque tiene un impacto positivo en el cuidado de la memoria. Puedes prepararlo de múltiples formas, está riquísimo y tiene un sabor realmente característico.

El chocolate negro

Este popular producto alimenticio es fabuloso porque repercute directamente en nuestro estado anímico. Dentro de sus múltiples propiedades destaca por encima de otras, su alta capacidad para potenciar las cantidades de serotonina que según diferentes estudios consultados, se relaciona con el aumento de la concentración. Rico en conjuntos de minerales como el Magnesio, Cobre, vitaminas y antioxidantes, resulta ideal para aquellas personas que quieren mantener controlada su presión arterial.

Las espinacas

Se conocen pocos alimentos tan interesantes para la concentración mental y el estudio como las espinacas. Se reconoce por ser muy rico en betacaroteno y diferentes estudios realizados en los últimos años han venido a confirmar que es un increíble aliado en cuanto a la prevención de patologías como las demencias. Nuestra recomendación es que incluyas de manera regular las espinacas como alimento en tu dieta y las consumas al menos dos veces a la semana.

El huevo

Algunas personas pueden ser intolerantes al huevo y es cierto que no deben consumirlo en estos casos. Sin embargo, el huevo contiene diferentes tipos de ácidos grasos como el Omega 3. Estos ácidos grasos son muy beneficiosos si queremos potenciar nuestra memoria, mantener un estado de ánimo óptimo y cuidar nuestro cerebro. Un consejo, ten siempre en casa una docena de huevos porque son fáciles de preparar por ejemplo, cocidos y sus aportaciones para el organismo son importantísimas.

El plátano

El característico sabor de los plátanos y su textura hace que sean uno de los alimentos para la concentración preferidos por una parte importante de la población. Es una de las cosas buenas para la memoria que no deberías obviar y que te ayudarán a incrementar tu concentración en los momentos que lo necesites. Ricos en cantidades importantes de potasio, uno de los minerales más indispensables para cuidar el cerebro, el sistema circulatorio y nuestros nervios, el plátano está especialmente indicado para los estudiantes. De hecho, su consumo antes de la realización de un examen se relaciona con la consecución de unos mejores resultados.

El té verde

Cuando realizamos esfuerzos durante horas como sucede por ejemplo, con destinar buena parte del día al estudio, podemos llegar a caer en un cierto nivel de agotamiento mental. Uno de los alimentos para la concentración más extendidos es precisamente el té verde. Al contener una pequeña cantidad de cafeína no resulta perjudicial y nos ayuda a concentrarnos. Te recomendamos que lo sustituyas por el café y lo incluyas en tu dieta de manera habitual.

Ahora tú, ¿conoces algún otro tipo de comida para la concentración que no hemos comentado en nuestro artículo?

Publicar un comentario