Alimentos recomendados para celiacos

Alimentos para celíacos

El número de celíacos ha aumentado de forma considerable en los últimos años. Como la mayoría de las alergias o intolerancias, la comida basura y la contaminación ha hecho que mucha gente que no era intolerante al gluten, ahora lo sea. Por supuesto, también hay niños pequeños que desde su nacimiento tienen esta intolerancia. Según datos estadísticos, el 1% de la población europea tiene este problema, aunque hay más de un 70% de personas que lo tienen sin diagnosticar. Por todo esto, hemos decidido recopilar en este artículo consejos y alimentos para celíacos.

Alimentos para celíacos: Dieta sin gluten

Cuando hablamos de un listado de alimentos para celíacos, no somos del todo estrictos pues nos tendríamos que ir hasta una lista con cientos de productos ya que, sin ir más lejos, la mayoría de los productos de origen natural no tienen esta proteína si presente en cereales como el trigo o la cebada. Por tanto, si se tiene esta enfermedad, lo que hay que hacer es llevar una dieta sin gluten. Eso si, siempre después de que un especialista nos lo diagnostique ya que si empezamos a dejar de tomar gluten y vamos al médico, será mucho más difícil de que nos diagnostiquen esta enfermedad.

Una vez que empieces a tomar alimentos para celíacos, es decir, sin gluten, no tendrás que preocuparte por nada pues esta proteína vegetal apena tiene aportes nutricionales. Lo que si tiene, y por eso se utiliza tanto en la industria, es un aporte en lo que se llama tecnología de los alimentos. Aporta elasticidad, consistencia y volumen a los alimentos, de ahí que se utilice en la producción de una gran cantidad de alimentos procesados.

Productos sin gluten

gluten

Tras explicar un poco qué es el gluten, la dieta que debe de llevar una persona con este problema debe de estar formada por alimentos para celíacos 100%. Para detectarlos, en muchos supermercados, podemos ver ya la etiqueta de “Sin gluten”, lo que nos permitirá consumirlos sin ningún tipo de problema. Pero como es algo más complejo y no siempre se come en casa o no siempre podemos encontrar esta etiqueta, aquí os dejamos unas recomendaciones que proporciona la Federación Española de Celíacos que seguro os resultan útiles a la hora de hacer la compra o disfrutar de una comida en un restaurante:

  • Los alimentos importados pueden llevar gluten sin que lo especifiquen ya que las normas de cada país varían, mucho cuidado con ellos.
  • El riesgo de consumir gluten en productos naturales es mucho menor que en los procesados.
  • Los productos que se han elaborado de forma artesanal, pueden contener trazas de gluten debido a la manipulación de varios alimentos a la vez, de uno puede pasar a otro en la mesa, los instrumentos o las manos del artesano.
  • Existe un almidón modificado, con menos de 10 ppm de gluten, que es indicado para las personas con intolerancia al gluten. Este almidón es el que nos permite consumir pan o pasta sin gluten. Tiene un precio superior pero podemos volver a sentir la sensación de consumir este tipo de productos.
  • Las harinas que son aptas para las personas que tienen intolerancia al gluten, son clasificadas como alimentos para celíacos por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). Por mucho que una harina se vende como apta, si no está el sello de la FACE mejor no comprarla. Los profesionales de esta asociación se aseguran que no hayan trazas de gluten en el proceso de producción de esta harina, algo complicado si no lo hace un experto ya que si se utiliza el mismo molino, seguro que quedará restos.
  • Si compramos un producto procesado o empaquetado, revisa que en los ingredientes no hay ningún producto de los de la siguiente lista:
  • Almidones modificados:
  • E1404 Almidón oxidado
  • E1410 Fosfato de monoalmidón
  • E1412 Fosfato de dialmidón
  • E1413 Fosfato dialmidón fosfatado
  • E1414 Fosfato dialmidón aceitado
  • E1420 Almidón aceitado
  • E1422 Adipato de dialmidón acetilado
  • E1440 Hidroxipropil amidón
  • E1442 Fosfato de dialmidón hidroxipropilado
  • E1450 Octenil succinato sodico de almidón
  • Almidón
  • Almiláceos
  • Aromas
  • Fécula
  • Fibra
  • Gofío
  • Harina
  • Hidrolizado de proteína
  • Hidrolizado de proteína vegetal
  • Cereales
  • Condimentos
  • Espesantes
  • Extracto de levadura
  • Malta
  • Jarabe de malta
  • Extracto de malta
  • Proteína
  • Proteína vegetal
  • Semola
  • Al ir a comer a un bar o restaurante, hay riesgos de que el gluten de otros platos acabe en el nuestro por la manipulación de los cocinero o el uso de los mismos instrumentos. Debemos extremar la precaución y avisar de nuestra condición. Platos como las legumbres (donde se meten chorizos con gluten, por ejemplo), no podríamos tomarlo aunque en nuestro plato no estuviera el chorizo.
  • Si en tu casa hay alguien que tenga esta enfermedad, lo mejor es que toda la familia se adapte a la vida celíaca. Como hemos comentado, el gluten no aporta nada a nivel nutricional por lo que no hay ningún problema en suprimirlo de la dieta. Intenta cambiar las harinas de trigo y el pan blanco normal, por las alternativas para celíacos que ya hay en el mercado. Esto evitará confusiones, mezclas de harinas y utensilios, además de una mejora general en la salud de todos los integrantes de la familia.

Con todos estos consejos, todavía podría haber riesgo de que alguno de una intoxicación por gluten, pero este riesgo quedaría reducido considerablemente.

Para terminar, volvemos a repetir dos claves fundamentales que se te deben de quedar grabado si estabas buscando alimentos para celíacos. Lo primero es que el gluten no aporta nada en lo a valor nutricional se refiere y, lo segundo, es que la mejor forma de evitar las trazas de gluten es consumir alimentos naturales: fruta, verdura, pollo, pescado, etc. Solo así te asegurarás que el riesgo es mínimo y podrás comer tranquilo, así como con los alimentados etiquetados como Sin Gluten que se pueden encontrar en cualquier supermercado hoy en día.

Dieta sin gluten para personas sin intolerancia, ¿es recomendable?

Hemos querido añadir un párrafo extra a este artículo ya que muchas personas nos han escrito solicitando información sobre la dieta sin gluten para personas que no tienen intolerancia. Y es que, está muy de moda y mucha gente la está siguiendo a pesar de que no se ha hecho los pruebas o directamente se las ha hecho y no es intolerante.

Volvemos a remarcar que una dieta sin gluten no tiene nada especial, solo que se opta por alimentos frescos y se evita la contaminación directa de productos que lleven gluten o productos que puedan llevar por contaminación cruzada (pequeñas dosis de gluten o cocinados en el mismo recipiente donde se ha hecho algo con gluten).

Pues bien, visto todo esto, podemos concluir que la dieta sin gluten no es recomendable para personas sin intolerancia ya que no se centra en perder peso, ni en aportar proteínas ni en nada similar pues, volvemos a repetir, no es una dieta como tal, son más unas excepciones de alimentos que debemos de evitar si tenemos este problema.

Por mucho que esté de moda y posiblemente tu nutricionista te cobre cientos de euros por una dieta sin gluten, hay dietas mucho mejores que esta que estarán más centradas en tus objetivos. Es verdad que si comes muchos de los alimentos que llevan gluten como pizzas, pasta, etc. vas a aumentar de peso. Pero, dejarlos de tomar es una dieta libre de hidratos, no de gluten ya que hay otros alimentos que no llevan gluten y que son muy pesados. Una prueba de ello son todos los productos que han salido recientemente al mercado como las harinas o las pastas sin gluten que tienen un alto índice calórico, aunque no lleven gluten.

Por tanto hay que diferenciar estos dos términos y tener claro qué queremos conseguir y si tenemos o no intolerancia para seguir una u otra dieta.

Publicar un comentario