Alimentos para mejorar las articulaciones

Los problemas y enfermedades de las articulaciones pueden prevenirse y tratarse al mantener una buena alimentación, al hacer ejercicio físico y al reducir los factores de riesgo, tales como la sobrecarga articular y el exceso de peso corporal. En la entrada de hoy sobre los “Alimentos para mejorar las articulaciones”, te contaremos qué comer para fortalecer los huesos y el tejido articular. Si bien es cierto que el comer un alimento en específico no repercutirá directamente en las articulaciones, sí es una realidad que una alimentación equilibrada y saludable es la mejor medicina para el cuerpo, y puede significar buena salud en general y, también, en las articulaciones.

Nutrientes que deben tener los alimentos para mejorar las articulaciones

El cuerpo necesita de nutrientes específicos para que el sistema esquelético esté nutrido y su metabolismo funcione bien, también para darle protección y mantenimiento a los cartílagos. Entre estos nutrientes se destacan las vitaminas D y C y minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio, el silicio y el azufre. Por lo tanto, para cuidar el tejido articular debemos seguir una dieta rica en proteínas, en vitaminas y en minerales. Analicemos el papel de cada uno de los nutrientes que deben tener los alimentos para mejorar las articulaciones.

  • Vitamina A: cuida de los tejidos, tiene efectos antioxidantes y nos protege de radicales libres.
  • Vitamina C: ayuda a producir colágeno, proteína necesaria para la regeneración de los cartílagos. Además, esta vitamina es un potente antioxidante.
  • Vitamina D: contribuye a sintetizar proteoglicanos, tiene una función primordial al formarse huesos y cartílagos y permite la absorción del calcio.
  • Vitamina E: aumenta el crecimiento de condrocitos, lo que a su vez permite una mejor protección del cartílago.
  • Varios minerales, como selenio, zinc, cobre y manganeso, en conjunto con ácidos grasos poliinsaturados participan en elaborar colágeno y en reducir la inflamación del cartílago.
  • Calcio y fósforo: necesarios para formar, desarrollar y mantener a los huesos. Cabe señalar que ambos deben estar en su justa medida pues, tanto el exceso como la deficiencia de uno de ellos, repercuten en la absorción del otro.
  • El magnesio: importante para el buen estado de nuestros huesos y articulaciones. Forma parte de membranas celulares y de la estructura de los huesos. Su carencia impide que la vitamina D sea sintetizada.
  • Silicio: forma parte del proceso de sintetizar elastina y colágeno, los cuales mejoran la fijación del magnesio y del calcio en los huesos.
  • El azufre: mineral que forma parte del colágeno, el cual forma los tendones, los cartílagos y los ligamentos, elementos principales de las articulaciones.

Cuáles son los alimentos para mejorar las articulaciones

Estos son los alimentos para mejorar las articulaciones que aportan los nutrientes que mencionamos antes:

Frutos secos y semillas

Los frutos secos y las semillas, como las nueces, las almendras, las avellanas y los pistachos son excelentes fuentes de grasas insaturadas, minerales (como el potasio, el fósforo, el hierro, el calcio, el zinc…), fibra y proteínas vegetal. Además, las pipas, el sésamo, los piñones y las almendras contienen generosamente magnesio. Por otro lado, las ciruelas, los higos y los dátiles presentados como frutas secas, son fuente de muchos polifenoles, que cumplen una función interesante en la mejoría de la masa ósea y la formación del tejido óseo.

Legumbres y cereales integrales

Las legumbres son fuente de proteínas vegetales, que al unirse con los componentes de los cereales integrales tenemos un resultado nutritivo muy bueno. Además, las legumbres son ricas en calcio, en hierro, en magnesio y en vitaminas del complejo B. Entre las legumbres se destaca la soja, que duplica la cantidad de magnesio que aportan las alubias y los garbanzos, y triplica la cantidad de magnesio que suministra las lentejas. Por otra parte, los cereales integrales, tales como el trigo, el arroz integral, la avena, y la quinoa también son fuentes de magnesio.

Verduras y hortalizas

Las verduras de hoja verde se cuentan entre los alimentos para mejorar las articulaciones, pues son fuente de una cantidad abundante de magnesio. Incluye en tus comidas acelgas, espinacas o brécol y benefíciate de las incontables propiedades de las verduras de hoja verde. Las verduras como las coles, las cebollas, los ajos y los puerros son buena fuente de azufre. Por lo menos, la cebolla contiene quercetina, la cual previene la pérdida de hueso y trata la osteoporosis. Y en zanahorias, pimientos, calabazas y tomates puedes conseguir mucha vitamina A.

Por último, en lo referente a los alimentos para mejorar las articulaciones, no dejes de incluir en tus comidas: proteínas de origen animal, provenientes de pescados, aves y carnes magras, pues todas estas son una excelente fuente de azufre. Y también incluye en tu dieta aceite de oliva, rico en antioxidantes que ayudan a los tejidos del cuerpo.

Alimentos que no mejoran las articulaciones

Hay alimentos que favorecen la inflamación y el dolor de las articulaciones en personas muy sensibles y que padecen de artrosis u otras enfermedades osteoarticulares. No queremos con esto hacer que excluyas estos alimentos de tu dieta, más bien consulta con tu médico y vigila cómo reaccionas a ellos. Estos son: patata, pimiento, berenjena, y tomate.

Publicar un comentario